buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 2 de julio de 2011

MACRI: LA ILUSION QUE ESTERTORA





Como una perversa trampa de la historia, Buenos Aires sigue dándole dolores de cabeza a la gran nación argentina.

Desde la llegada de los conquistadores españoles al mar dulce, con sus naves a vela en busca de oro y riquezas, hasta nuestros días de celular y furia mediática ─donde nuevos aventureros siguen en busca de oro y riquezas─ la gran ciudad puerto concentra la atención de millones de ojos que siguen el devenir de las contradicciones sociales y políticas en pugna.

Desde los inicios, Buenos Aires fue a contramano de los intereses populares. De una u otra forma, esta bendita ciudad y sus gobernantes, tuvo una actitud insolidaria con el resto de las provincias unidas, y con muchos de sus ciudadanos también. Desde el contrabando, las invasiones inglesas y la Revolución de Mayo a la guerra fratricida de unitarios y federales del siglo XIX, la ciudad que fue creciendo en protagonismo y poder adoptó una actitud autoritaria y segregacionista con respecto al resto de la patria. No hubo cambios significativos en el siglo XX hasta la llegada del peronismo, que sin embargo, no logró revertir la tendencia dominante estructural.

El gran embudo nacional que desagota en Buenos Aires, fue agravando la gran herida de la argentinidad, y asegurando uno de nuestros males perennes: la arrogante gula macrocefálica frente a la pobreza, el atraso y el raquitismo provinciales, gérmenes de la injusticia social.

A los intereses económicos de una clase privilegiada se sumaron los medios de comunicación, físicos y simbólicos, que de herramientas útiles para la dominación pasaron a ser socios de la rapiña más escandalosa...


1
Raúl Scalabrini Ortiz, hacia la mitad del siglo XX, consideró al ferrocarril como principal arma de sometimiento en favor de la dependencia, y con beneficios sólo a la clase dominante porteña...


    “El instrumento más poderoso de la hegemonía inglesa entre nosotros es el ferrocarril. El arma del ferrocarril es la tarifa… Con ella se pueden impedir industrias, crear zonas de privilegio, fomentar regiones, estimular cultivos especiales y hasta destruir ciudades florecientes. Es un arma artera, silenciosa y, con frecuencia, indiscernible hasta para el mismo que es víctima de ella”...

    “Para impedir la simple industria de la molienda… una bolsa de harina remitida a Salta paga $m/n 2.53 si se envía de Córdoba (862 km.) y solamente $ m/n 2.06 si se la remite desde Buenos Aires (1600 km.). Es decir que la molienda es imposible en Córdoba y el salteño tiene forzosamente que alimentarse con harina molida en Buenos Aires… Para hacer 100 km. de recorrido, el trigo que va directo a Buenos Aires paga $ m/n 4.97. Con el mismo recorrido, el trigo que va a cualquier otra estación de la línea paga $ m/n 6.15… La harina que sale de Buenos Aires para cualquier estación paga con un recorrido de 100 km. $ m/n 5.95. Si sale de una estación del interior, por el mismo recorrido paga $ m/n 7.36”...

    Con la tarifa del ferrocarril como arma principal, Inglaterra mantenía a la Argentina en el primitivismo agrario. Con una trama semejante a la de la tela de araña, los ingleses expoliaban al país, lo exprimían a través del puerto de Buenos Aires y por allí entraban los productos manufacturados, con los cuales nos pagaban el saqueo a nuestras materias primas y por ese mismo motivo las tarifas se encargaban de impedir cualquier emprendimiento industrial, por más sencillo que fuera, o centralizarlo en Buenos Aires bajo el control de los comerciantes ingleses asentados en la ciudad, y de sus socios locales...


2
Benedict Anderson en “Comunidades Imaginadas”, afirma que las naciones se componen de millones de individuos que no pueden conocerse ni interactuar entre sí, como en las pequeñas y tradicionales comunidades de base étnica, y sólo en la Modernidad, y merced a herramientas tecnológicas tales como el ferrocarril, el telégrafo, y los medios de comunicación masivos, es dable esta gran ilusión colectiva que es la nación, con su identidad abarcadora que soslaya las heterogeneidades y pretende conformar una masiva unidad de pensamiento, sentimiento y acción.

Tal vez, en algún lugar secreto, un número importante de ciudadanos de Buenos Aires se consideren una gran nación independiente, por fuera de la Argentina toda. Una isla imaginaria que tiene la condena histórica de "sostener a inmigrantes lejanos y cercanos que usufructúan las bondades de la pujanza porteña". Y en esa ilusión, Mauricio Macri vino a cristalizar los deseos elididos por los populismos de todas las épocas.


3
Faltando una semana para las elecciones del domingo 10 de julio, en las que se elegirá quienes gobernarán la Ciudad Autónoma los próximos 4 años, hay más dudas que certezas sobre el futuro de la gran ciudad.

Los números de las encuestas ─de ser verdaderos indicadores del humor social─ son un martillazo en la mano de todos. Que Mauricio Macri lidere las preferencias del electorado es un hecho preoucupante y doloroso a la vez.

¿Qué nos pasa a los porteños? En todos los temas que se quieran investigar sobre la gestión de estos 4 años PRO hay ineficiencia y deliverado abandono de los deberes del funcionario público...

MACRI Y LOS HOSPITALES

AU3: de CACCIATORE a MACRI

POLO EDUCATIVO SAAVEDRA

LA LOCURA INMOBILIARIA

TORRES EN VILLA PUEYRREDÓN

DANGER CABALLITO

PUENTE ROCA - PATRICIOS ¿FUE?

CAZA SUBMARINA EN LA CABA

HUNDIENDO BUENOS AIRES


Desde la asunción de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo porteño, todo fue para atrás; y es paradojal: Se arreglaron las calles y las veredas de los barrios turísticos (Palermo, Belgrano, barrio Norte...) pero hay total abandono en el sur de la ciudad. Los hospitales no cuentan con el presupuesto necesario y las escuelas tampoco. El boom inmobiliario no resuelve el déficit habitacional (que en Argentina es de 3.000.000 de viviendas, desde hace años), pero Mauricio no hizo nada por ordenar el caos. Quiso ser candidato a Presidente de la Nación, pero su asesor estrella, su alter ego, el verdadero cerebro de Macri, Jaime Durán Barba, lo convenció para que se quedara por la reelección.

Macri exhibe una rotunda falta de estrategia para resolver los problemas: la ausencia total de una planificación en materia educativa nos ha enfrentado en la ciudad con escuelas en absoluto deterioro, prácticamente inhabitables; con hospitales destruídos, con edificios públicos que se vienen abajo (causando hasta muertes) y con una Policía Metropolitana con delincuentes en sus filas.


4
Si los hechos son contundentes para demostrar el fracaso de Mauricio Macri, entonces, ¿Por qué podríamos volver a padecerlo 4 años más al frente de la Jefatura de Gobierno? ¿Qué extraña maldición nos envuelve? Evidentemente, debe haber alguna explicación no metafísica para tan patético dilema.

Y sin duda, el trabajo constante de los los medios de comunicación masivos ha sido fructífero. Se ha logrado invisibilizar la ignominia. Todos los grandes escándalos que tuvieron a Macri como protagonista han sido ocultados, minimizados, manipulados por las cadenas desinformativas de los grupos hegemónicos: Clarín, La Nación Perfil...

Macri es uno de los políticos con mayor presencia en los medios electrónicos, pero con una situación privilegiada: los periodistas domesticados por las corporaciones le hacen la vida placentera al Jefe de Gobierno. No hay preguntas incómodas, ni repreguntas difíciles. Todos los reportajes son cálidos, sus interlocutores lo llaman por el nombre de pila, con familiaridad y condescendencia manifiesta.

Y como un producto que se vende y se ofrece a través de campañas publicitarias para incentivar su consumo, Mauricio Macri ha decidido gastar enormes cifras del erario para sus carteles amarillos, anuncios televisivos y radiales, folletería de primer nivel para dejar debajo de las puertas de "los vecinos", que paradógicamente, nos dan la bienvenida a quienes vivimos en la misma ciudad que él, como tomándonos el pelo, como una burla descarada.

Es hora que dejemos de comportarnos como idiotas y evitar que nos falten el respeto. Es el momento de echar con aceite hirviendo al neoliberalismo residual que nos invade con globos de colores y marketing pelotudo...


Daniel Mancuso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vengo de una mesa, me encontré con que los porteños recién están buscando y con dificultad, desde preguntas por donde votan(que no teníamos como responder), hasta si es obligatorio votar, ni hablar de que te dan la boleta y tenés que interrogar en qué comuna vive ya que nadie sabe y no debe meter los comuneros equivocados. Me tocó un barrio no tan hóstil, con mucha gente mayor, por lo que internet no era una solución. Esos son votos potencialmente nuestros que andan perdidos y pueden optar por no votar. Al partido(o el que tenga estructura), un camioncito anunciando que te averiguan el lugar ¡YA!

mumi dijo...

hoy trabajaron muy bien la zona de villa cres po, habia muchas mesas y ademas informaban donde votar, estuvo bueno.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta