buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 15 de agosto de 2010

LA LOCURA INMOBILIARIA



Al problema de las megaconstrucciones en la ciudad de Buenos Aires se suma la construcción indiscriminada sin respetar el Código de Planeamiento Urbano y la falta de controles que viene sucediendo desde hace años con la connivencia de las autoridades porteñas.

A su vez, habría que dedicarle muchas horas a la discusión del CPU que no ha sido actualizado ni contempla un sinnumero de problemas ocasionados por la enorme construcción de edificios sin tener en cuenta el impacto ambiental y social.

En los años 90, tuve la dicha de conducir un programa radial, CIUDAD ABIERTA periodismo urbano, en radio Cultura, que se dedicó por 5 años a esta problemática, con el apoyo de la Sociedad Central de Arquitectos. Ya en ese entonces, discutímos por la actualización y profundización de un verdadero CPU que contemplara los problemas de la CABA.

Este domingo Página 12 le ha dedicado importantes análisis al asunto...


“El derrumbe no fue una excepción. Sabemos que 6 de cada 10 demoliciones son ilegales. Se creó un registro de empresas demoledoras después del derrumbe de Thorne y Pedro Goyena, pero los empresarios inescrupulosos prefieren no contratarlas. Hay 600.000 personas viviendo en villas de emergencia y Macri no hace nada por urbanizar, pero no tiene problema en permitir edificios suntuosos, que modifican nuestra forma de vida, la luz, el sol. Se vienen abajo las casas y mueren nuestros vecinos por falta de control”, dijo Gustavo Desplats, de SOS Caballito.


“No estamos solos en esta lucha. Pasa lo mismo en Almagro, Caballito, Palermo, Villa Pueyrredón, Núñez y Belgrano. Tenemos que unirnos para detener esta locura inmobiliaria que nos está quemando la vida. ¡Paren de construir sin control! ¡Nos están matando! En Villa Pueyrredón y Villa Urquiza hay 600 edificios en construcción... y tenemos sólo 180 inspectores para toda la ciudad”, dijo Carlos Grisafi, diariero del barrio hace 20 años.



El periodista Sergio Kiernan, en su nota El agente de la desregulación interesada, nos cuenta...


Las tres muertes del martes en el derrumbe del gimnasio en la calle Mendoza son apenas el extremo trágico de un sistema muy bien montado en la ciudad de Buenos Aires. El gobierno porteño mantiene activamente ciertas garantías para la especulación inmobiliaria: falta de inspectores, multas bajísimas, impunidad para los pisos de más y una fiaca llamativa en hacer cumplir la ley. A esto se le suma un verdadero combate por parte del Ejecutivo de todo intento real de legislar la protección de áreas históricas, limitar las alturas constructivas y cuidar el patrimonio edificado.

Hace muchos años que Buenos Aires perdió la capacidad de inspeccionar nada. El macrismo en el poder ofreció garantías al sector más especulativo de la construcción, el de las grandes firmas desarrolladoras, de que habría un vacío de hecho en eso de hacer cumplir la ley. Con una coherencia notable, el gobierno porteño lleva dos años y medio creando un buen ambiente para las torres, resistiendo todo avance legal que limite alturas y cambie zonificaciones. Y cuando no puede evitar una ley o reglamentación lograda por los vecinos, la solución es simple: las obras clandestinas, los pisos de más, las demoliciones fulminantes de fin de semana, no serán detectadas. Cuando el papelón sea público e inevitable, la multa será ínfima, ya que los valores no se indexan desde hace años y Mauricio Macri ni piensa elevarlos.

Al frente de este mecanismo está un arquitecto cuya carrera es un gris de ausencia hasta el día en que juró como ministro de Desarrollo Urbano del flamante gobierno PRO, en diciembre de 2007. El arquitecto Daniel Chain es un incondicional de Macri: difícilmente 3 muertos bastarán para desbancarlo. Al contrario que otros funcionarios cuya idoneidad el gobierno descubre ahora que no era suficiente, Chain es exactamente lo que se pensó al nombrarlo. Su tarea es evitar todo límite a la construcción especulativa, y eso lo hace muy bien...



Inspectores fantasma, Impunidades, Terrenos ocupados, demoliciones y escándalos. La nota de Sergio Kiernan en Pagina 12, es un compendio de todo lo que no se debe hacer, y sin embargo, Mauricio Macri se ríe de los vecinos que él dice representar.



Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta