buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 24 de abril de 2010

VAMOS POR TODO

























Una utopía se acerca. No sé cuando, pero pronto... Será en latinoamérica, será en esta parte del mundo pisoteada por todos los turros que recordeis. Látigo, mita y yanaconazgo; estómagos esclavos y mazamorra. Sangre criolla llenando surcos rebeldes a la prepotencia realista, la mezquindad porteña, la intriga inglesa. Cipayos con cuellos de almidón a las órdenes de los gringos fulleros. Los brazos, las manos gastadas, los pies cansados, oponiendo, resisitiendo. Doscientos años o dos mil. El siglo XX de la década infame y la década feliz, y los golpes militares. Los 90, con el remate nacional y los golpes económicos. El XXI nos anestesia con noticias truchas y golpes mediáticos.

Nosotros batallamos, como de costumbre. Mañana tras noche, en todos los rincones, y en el medio de la calle. La pelea cultural, la madre de todas las batallas está que arde. Debajo del cielo nublado, enfrente de la caja boba, a través del eter de ceros y unos inasibles. En cada marcha, en cada noticia, en cada barrio y escuela, hay una lucha mente a mente. Millones de mensajes torcidos, sucios, golpetean como agua de lluvia los cerebros y los corazones.

Como en las figuritas del Billiken, van apareciendo los paraguas para esquivar la mojadura artera. Misiles semánticos diseñados en las usinas monopólicas cruzan el día. Los techos, los zaguanes, los refugios populares pululan como hongos, cobijan como abrazos.

La lluvia ácida se incrementa con desesperación. ¿Te acordás de los copos en El Eternauta?

Vamos al Congreso, la Plaza de Mayo, al Obelisco, a Tribunales, al barro... estamos en todos lados.

Somos muchos, más de lo que imaginamos. Estamos empezando a conocernos, recuperando la confianza, compartiendo esperanzas.

Nos encontramos los compañeros, disertamos sobre la vida, la historia, el futuro. ¿Qué hacés cumpa, cómo te llamás...? Escuchamos propuestas y verdades. Nos emocionamos por reencontrar el camino de los sueños asesinados por las dictaduras y sus patrones. Sabemos que hicimos mucho, sabemos que falta, y que hay quienes no quieren que nos vaya bien. Hay mediocres a diestra y siniestra, y adentro. Hay miopía y presbicia política por doquier, algunos ciegos también.

Vamos adelante, sin prisa y sin pausa, por los 30.000 y por los 40 millones. Vamos por las sonrisas desaparecidas, por los sueños torturados, por la alegría exiliada. Vamos a llenarlos de miedos, a sembrar incertidumbre en los cosecheros del lucro y los vendedores de glifosato. Vamos a asustar a los mentirosos, los mezquinos, los intrigantes de caras conocidas en el cable, los opinadores preocupados por el amanecer.

Sembramos conciencia popular para cuando 60 millones seremos felices, no falta tanto.

Nos movilizamos, con la memoria y la convicción, la tiza y el carbón, el aerosol y el teclado, unidad y organización, mística y compromiso militante. La calle es nuestra. El presente lo vamos ganando.

Oid gorilas y reaccionarios, los mejores diás fueron son y serán peronistas. El aluvión zoológico nunca dejo de patear el empedrado, sólo fue silenciado a fuerza de metralla, dólares y diarios manchados con sangre. Pero nada detiene a la vida, la primavera goza de buena salud y está floreciendo a contramano. Tengan mucho miedo, mucho, es verdad... Vamos por todo.


Daniel Mancuso

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Comparto Compañero Daniel, vamos por todo.

Un abrazo

Martín

Anónimo dijo...

Perdón Daniel, me olvide de decirte que en la foto el que está de perfil con camisa y pantalón blanco arremangado es mi papá Andres Lopetegui.

Un abrazo

Martín

Mery dijo...

Muy bueno Mancu, felicitaciones !! si vamos por todo!!!

Sergio dijo...

Sin nada para agregar, lograste que se me ponga la piel de gallina.

Abrazo!!

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen