buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 9 de marzo de 2009

Cosas que pasan




El pibe apareció de la nada y le sacó la cartera. Corrió, corrió cual liebre asustada, corrió esquivando rostros sorprendidos por los gritos destemplados de la señora indignada. Voló como un ventarrón que anticipa catátrofes. Tiró un tacho plástico del quiosco repleto de botellas vacías, chocó con varios transeuntes desprevenidos, un cartel bisagra de la cerrajería. Dos macetas con alegrías del hogar colgadas de un toldo de aluminio se aplastaron sobre los café con leche y las medilunas de una parejita abismada. Pateó sin querer al perro dormido de la gomería que se le metió entre las patas y dobló la esquina para perderse entre los desconocidos de la avenida. Sin embargo, los gritos lo seguían de boca en boca, se acercaban peligrosos. Una zancadilla inesperada lo hizo volar sobre la vereda rota del banco provincia. El dueño del tropiezo guardó el BlackBerry negro en un bolsillo del saco y caminó tranquilo los 4 pasos hasta el caído. Su pie izquierdo dentro de un Hush Puppies marrón claro le pisó la cabeza ensangrentada. El otro Hush Puppies le pateó las costillas. Llegó la policía, los curiosos, la señora, la ambulancia.

El pibe murió en el hospital Pirovano, media hora después. Hemorragias internas múltiples. Hígado destrozado. Politraumatismo de cráneo. 15 años de penas, familia numerosa. La cartera tenía $30, unos Beldent de mentol y una boleta de Edenor abonada en un pago facil de Cabildo.

El dueño de los Hush Puppies llegó a su casa, estacionó el Honda Civic en la explanada de adelante, adivinó al guardia de seguridad tras el vidrio polarizado, subio al ascensor, llegó al piso. Le dio un beso a su mujer, tomó el control remoto mientras masticaba un triple de atún y tomaba coca light. Su hijo jugaba en la PlayStation 2 que le regaló la semana pasada para su cumpleaños, desde hacía 3 horas. En el plasma apareció Susana Giménez haciendo un sketch en su programa. Se sentó en su sillón barcelona predilecto, se sacó los Hush Puppies y se atragantó con un chiste de la tele...
Daniel Mancuso



3 comentarios:

sin dioses dijo...

Me hizo acordar a las cronicas del gran Enrique Medina. Espero que solo sea un relato.

Surito dijo...

Hay gente así.
Muy buen post.
Un saludo.

leandrog dijo...

excelente. Un gusto leerlo.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta