buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 3 de junio de 2010

ALTA POLÍTICA



Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor... decía la vieja canción. No estoy de acuerdo. Creo que hay más... 6... 7... 8... cosas importantes. Cada cual llenará la lista como le guste.

El arte es un condimento indispensable en la cocina de la existencia, los amigos otro. Los hijos...

La militancia política, esa carga de energía vital que nos mueve a sentir como propios los problemas ajenos, es la sal (y la pimienta) que le pone sabor a los días. La política, tan denostada desde los miedos de desinformación masiva, esa múltiple presencia que nos atraviesa multidireccionalmente y en profundidad, desde que nacemos, es una de las actividades más apasionantes que se puedan transitar (y no estoy hablando de la acciones que benefician a quien las hace, eso es kiosko, es otra cosa).

Anoche hubo reunión. Un grupo de militantes pospusieron sus quehaceres cotidianos. No escondieron el bulto. Se ratearon a obligaciones rentadas. Mezquinaron caricias familiares. Gastaron varias horas en resolver inextricables laberintos de vanidades. Hicieron pis varias veces, fumaron demasiado. Alguien levanto la voz, otro habló más alto, gritos. Se calmaron. Risas.

¡Cómo se aprende escuchando a los compañeros, mirándolos a los ojos, sintiendo sus latidos en la frente!

Hubo verba, miradas, gestos, renuncias, análisis, calor, pasión, propuesta superadora... una inmensa sabiduría popular sonando en el aire de la piecita abajo de la autopista.

Hubo conciencias movilizadas. Interacción y replanteo de verdades revisables y superadas por otras mejores. Juro que crecí y lo disfruté. Me fui distinto al que llegó. Los 200 años de lucha de nuestro pueblo se hicieron presentes, una vez más, en la continuidad histórica que respira aire nuevo. Gracias destino por toparme con esta gente.

La organización vence al tiempo. ¿Quién dijo eso...?


Daniel Mancuso


POST SCRIPTUM

Como en todo grupo humano, siempre hay un boludo que mea fuera del tarro...

6 comentarios:

Adal El Hippie Viejo dijo...

contagias entusiasmo Daniel, muy bien!
me alegro que todo esté mas o menos encaminado.

un abrazo

Adal

Anónimo dijo...

Lo único que vence al número es la organización.

Y no sólo esto. La organización es lo único que ha conseguido vencer a la muerte.

Porque la organización también vence al tiempo.

No los hombres, pero sí las organizaciones.

Las organizaciones sobreviven a los hombres.

Quiere decir que es el único invento del hombre que ha sobrepasado al tiempo.

La organización vence, pues, al número y vence al tiempo.

JUAN PERON

Daniel Mancuso dijo...

Gracias Adal, abrazo, y gracias por desasnarme anónimo...

La Pampa Peronista dijo...

Mancu, pienso como vos. Me fui de la reunión y dije "que bueno, me gustó, esto me gusta a mi".

No le tengo miedo a los gritos, a las puteadas, a los abrazos, a los llantos, a los insultos, a las risas.

Todo eso, es política y militancia. Y yo soy un militante peronista por encima de cualquier otra adjetivación.

Un Abrazo y gracias por compartir el espacio.

Marcela Fumale dijo...

Mancu, tal como me imaginaba que había sido. A lo último que hay que temerle es a esos ojos de los compañeros cuando miran de frente, putean, alzan la voz o se ríen.
Un abrazo y ahí seguimos... avanzando!!!

sandra dijo...

Muy bueno tu Blog.la militancia se lleva en el corazon ,aunque a veces pensamo en parar hay algo en nuestro interior que no lo permite

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen