buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 23 de septiembre de 2011

EL VERBO COLONIZADO





«Amenazan al Reino Unido con bloquear vuelos a Malvinas», titula Clarín.

«Ante la ONU, Cristina Kirchner amenazó con suspender los vuelos a Malvinas», reitera La Nación.

Quizás se refieran al discurso de Cristina en la ONU, cuando dijo...

    ... Malvinas, la cuestión de soberanía sobre Malvinas es también una prueba de fuego para este cuerpo, si es posible cumplir con una política que realmente tenga que ver en la multilateralidad y la obligación por parte de todos los miembros de aceptar las resoluciones de esta Asamblea. 10 resoluciones de esta Asamblea han convocado al Reino Unido de la Gran Bretaña y a mi país a sentarse y a negociar, a conversar sobre nuestra soberanía. Téngase en cuenta que la Argentina no está demandando que se cumpla esta resolución bajo el reconocimiento de la soberanía, no, simplemente está pidiendo que se cumpla con alguna de las 10 resoluciones de Naciones Unidas en este sentido. Tal vez también podríamos enumerar las 29 resoluciones del Comité de Descolonización, las 11 resoluciones y 8 declaraciones de la Organización de Estados Americanos; las resoluciones que también distintos foros, desde foros iberoamericanos, desde la Unasur, desde el MERCOSUR, desde el Encuentro de Países Arabes, Africano, del mundo entero reclamando a través de resoluciones y declaraciones el tratamiento de esta cuestión, y el Reino Unido negándose sistemáticamente a hacerlo y obviamente utilizando para ello su condición de miembro del Consejo de Seguridad con derecho a veto...

No. Obviaron los antecedentes, eso no les importa, no vende. Mejor es ir al escándalo de una Presidenta subdesarrollada reclamando, impertinente, quimeras a una potencia colonial. Fue cuando dijo Cristina...

    Yo quiero transmitir una vez más a esta Asamblea y también al Reino Unido el interés argentino en el diálogo, pero también es cierto que ha transcurrido mucho tiempo y que manifestamos ante esta Asamblea que vamos a esperar un tiempo razonable más, pero que si no, nos vamos a ver obligados a comenzar a revisar los entendimientos provisorios aún vigentes haciendo especial hincapié en que la cuestión de la soberanía debe estar incluida en esas obligaciones.

    Ustedes se preguntarán a qué me refiero: a la declaración conjunta y canje de notas del 14 de julio de 1999 cuando se dispuso la reanudación de un vuelo regular semanal operado por la empresa LAN Chile entre Punta Arenas-Islas Malvinas con dos escalas mensuales, una en cada dirección, en Río Gallegos.

Clarísimo. En una negociación entre dos naciones (o entre personas) debe haber logros y beneficios para ambas partes, si no, una de las dos sale perjudicada. Si Argentina pone todo y Gran Bretaña nada, ¿a quién le conviene el negocio?

Pero estamos en problemas, los dos diarios argentinos más importantes cometen varios errores: inventan una amenaza inexistente, la ponen en el título como síntesis de toda la nota, minimizan o ignoran directamente toda la explicación de la Presidenta, el verdadero contenido de su alocución, que interpela a Gran Bretaña, y a la ONU en su conjunto, para que se respeten las resoluciones del organismo. Poco y nada. ¿Clarín y La Nación trabajan en contra de los intereses nacionales? No es la primera vez que lo hacen, no será la última. Sería lógico ver esos títulos en las calles de Londres, en las portadas del Times, The Guardian, Observer, Independent, Daily Telegraph o Financial Times. Pero la corporación mediática opositora privilegia su enfrentamiento con el gobierno nacional, antes que los intereses de la soberanía argentina.

¿Por qué será que uno se acuerda de Arturo Jauretche y Los Profetas del Odio?

    "Porque los medios de información y la difusión de ideas están gobernadas, como los precios en el mercado y son también mercaderías. La prensa nos dice todos los días que su libertad es imprescindible para el desarrollo de la sociedad humana, y nos propone sus beneficios por oposición a los sistemas que la restringen por medio del estatismo. Pero nos oculta la naturaleza de esa libertad, tan restrictiva como la del estado, aunque más hipócrita, porque le libre acceso a las fuentes de información no implica la libre discusión, ni la honesta difusión, ya que ese libre acceso se condiciona a los intereses de los grupos dominantes que dan la versión y la difunden".

¿Cómo era eso de los cipayos y vendepatria? ¿Alguien me lo puede explicar?


Daniel Mancuso

2 comentarios:

roberto dijo...

Mire Mancuso, siento vergüenza ajena cuando leo esos títulos, no puedo entender tanta bajeza.

Gonzalo Navarro dijo...

Yo sigo encantado con la cohesion que hizo del tema Malvinas y de los miembros permanentes del concejo de Seguridad, Que grosa.
Yo propongo que le bajen el gramaje a la publicación de Clarin y La Nazion y sus células de terrorismo medíatico.
La última vez que con agrado me tope con el matutino romerista clarinista aqui en Salta, fue en una situación en la que presuroso ingrese al baño.

Saludos

http://militantesalta.blogspot.com/2011/09/la-teta-del-estado.html

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen