buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 22 de septiembre de 2012

SOY GERENTE DE MI VIDA











Hoy leo en La Nación que cada vez somos más «los argentinos de mediana edad que, sin estar "salvados" económicamente, soñamos con retirarnos antes, mucho antes de la edad jubilatoria, o por lo menos cambiar por una actividad que nos demande menos estrés y en la que ganemos en un aspecto que, tal vez, sea el valor más preciado de este siglo: la calidad de vida».

Eso es la felicidad. Qué lindo es saber que puedo decidir sobre mi trabajo, sobre mi tiempo, el tesoro más grande que tengo, y hacer lo que me venga en gana, a una edad temprana para disfrutar la vida. Me di cuenta de que quería ser gerente de mi propia vida y no de una empresa.  «¿Y el dinero? El dinero es importante. Pero si con ese dinero no tengo tiempo para hacer el deporte que quiero, estar con mis amigos, viajar o estar con mi familia, no lo quiero». Si para conseguir ese dinero tengo que soportar un ambiente de trabajo incómodo o una tarea que no me desafía, buscaré otro sin dudarlo.

Yo era un niño rico que tenía tristeza. Pero me salvé. Soy un autoconvocado que ha en su interior y logré que las restricciones me dejaran en paz: no más horarios, ni jefes, ni AFIP. Soy una isla flotante en el universo existencial. No me importa nada más. Es mi decisión: retomar proyectos postergados. Estoy en situación de obtener una jubilación privada, y he generado un patrimonio que me permite liberarme de condicionamientos. Todo se debe a mi esfuerzo, nadie me regaló nada, nunca. Ahora, el Estado se lo pasó quitándome plata y plata con impuestos, para regalarlos en “los planes descansar” (la Asignación Universal por Hijo), y no me deja hacer lo que quiero con mi dinero, ni atesorar dólares siquiera.  Se que el tiempo de nuestra existencia es escaso y único, y las personas debieran intentar realizar las acciones u obras que le den sentido a su vida.

Hoy lo hago acá porque el viento de cola así lo quiso, si nó lo haría en otra parte, pasaporte en mano, y chau. No tengo patria, mi patria soy yo. Por todo esto me voy a Lago Puelo, a disfrutar de mi casita y mis perros, lejos de la INSEGURIDAD y la violencia urbana, a poner una filial de «El Arte de Vivir» y respirar nuevos aires.





Daniel
Mancuso




No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen