buscador

Búsqueda personalizada

martes, 16 de agosto de 2011

VOCES GORILAS




Para muestra basta un botón, dicen por ahí. Y para sintetizar el disgusto que el triunfo de Cristina ocasionó en la Intelligentzia vernácula, con leer a Beatriz Sarlo opinando sobre la Presidenta alcanza y sobra.

Pero, ¿Quién es esta señora bien, con cara de pocos amigos y evidente sexualidad escasa?

Horacio González ha dado las definiciónes más claras y contundentes, después de preguntarse: "¿Qué son los gorilas? ¿Es posible definirlos? ¿Se puede seguir usando ese concepto en la política nacional?".

El director de la Biblioteca nacional hizo un gran esfuerzo para que la luz del pensamiento devele algunas trampas de la historia argentina, y lo logra airadamente...


    1
    Decir gorilas y gorilismo era una crítica dirigida a quienes renunciaban a la reflexión aun pensando. Lo hacían en nombre de una obstinación oscura, de un arranque de furia que les impedía comprender. Paradójicamente, la acusación de gorilas era un llamado a la razón. Sólo que quien reclamaba comprensión pedía también que se plegara a múltiples exigencias que los perezosos o los egoístas no estaban en condiciones de practicar.



    Palabra compleja de la teoría política del denuesto, gorila es un vocablo altamente especializado, de gran jerarquía epistemológica pero con fuerte capacidad de entrevero. Era una acusación surgida de los débiles, que reclamaban esfuerzos especiales para que se entienda qué hacían ellos en la historia y qué deseaban decir.

    Si los débiles y desaventajados subían por una vez a un carro brioso de la historia, podía suponerse que lo hacían en medio del apresuramiento, la vehemencia y las dignas equivocaciones. Las críticas que recibían debían considerarse entonces como desmesuras ociosas de los que descartaban un orden conceptual más depurado para interpretar los defectos o desvíos creativos de la historia. Podían ser intelectuales o sutiles caballeros munidos de literaturas y ensalmos, pero al no saber ubicarse frente al “aluvión”, también debían ser objeto de un llamado de alerta.

    Eran gorilas a pesar de sus sapiencias, o quizá gravemente por ellas, en el caso en que no llevaran a echar luz sobre la imperfecta pero batalladora vida, popular. ¿Qué sapiencias eran entonces? Difícil, casi irresoluble dilema, porque también podía ser esa imputación de gorila la forma de no oír una crítica justa. Se proclamaba que el gorilismo era una captación disminuida de la realidad por obra de una ceguera emotiva y moral...


Y si todas estas prolíficas oraciones no alcanzan para entender la gravedad de la situación, Horacio González hace una síntesis perfecta:

    Así, los que rechazaban la reflexión –aunque fueran hombres ilustrados, doctos y refinados– se excluían del esfuerzo cultural profundo que era el de entender al pueblo, mereciendo el mote de gorilas. Ese destino albergaba por un lado a los que infligían un daño al propio pensamiento, aun siendo hombres cultos, y por otro lado, a los que imitaban estilos de clases elegidas y poseedoras, aun siendo progresistas en muchos aspectos literales de su vida.


2
Estas reflexiones de González son necesarias para entender por qué los intelectuales y periodistas independientes no entienden el triunfo de Cristina por más del 50 % de los votos.

Leer a Beatriz Sarlo es encontrarse atrapado en la jaula de los gorilas, y allí, sentirse adentro de la boca del gorila mayor, respirando su aliento gorila.

Empieza su nota con una anécdota de Evita votando ─por primera vez, antes de morir─ y concluye el párrafo: Eva y todas las mujeres argentinas votaban por primera vez. También Victoria Ocampo, gran opositora, votó por primera vez, y fue éste el único reconocimiento que le hizo al peronismo. Como ahora con los derechos humanos, siempre hay algo que reconocer.

¿Sólo eso, señora? ¿Sólo los derechos humanos, nada más? ¿Desde 2003 hasta hoy el kirchnerismo no hizo nada por el pueblo argentino?

Como ven, es una gorila contumaz la señora Sarlo, pero sigamos que esto recién empieza...

    ... Cristina Kirchner se rodeó de un escudo protector juvenil (los "pibes" que el domingo cantaban por "la liberación"); se apoyó en una burocracia de Estado que administra dinero y militancia, y cerró Olivos a casi todo el mundo excepto a la mesa más pequeña, a la que se sientan hombres de su extrema confianza personal.

    La muerte de Kirchner contribuyó a esta victoria de una manera paradójica. Pero, antes, dejó su obra. Son suyas las bases económicas sobre las que Cristina Kirchner acaba de lograr su gran triunfo. Aunque se le fueron unos cuantos, por el momento contuvo las tendencias centrípetas. Sobre esto último es claro testimonio el discurso con el que Scioli celebró el domingo a la noche su victoria: agradeció primero a Néstor Kirchner, luego a Alberto Balestrini; saludó a sus competidores internos (como Ishii); reafirmó que su mano está tendida para sumar. Y sólo al final dijo: "Tenemos que encontrarnos con Cristina Kirchner y darle un abrazo y decirle que se merece este respaldo"...

Para Sarlo, la victoria de Cristina, el 14 de agosto de 2011 (con 10.363.319 votos que significan el 50.07 por ciento de los sufragios), se debe a la muerte de Néstor y al luto. ¡Mirá vos! La Presidenta es una tarada que recibió el paquetito del muerto (antes de que se muriera, claro) y se junta con sus íntimos adláteres en Olivos a pergeñar el despilfarro de la caja. Punto.

    ... Se ha repetido que los oficialismos ganaron en las elecciones provinciales previas. En estas primarias lo que ganó es el oficialismo nacional, votado por aquellos a los cuales les va muy bien o pasablemente bien y que, por lo tanto, no ven razones para un cambio sobre el que no tengan la seguridad de que les conviene. Y también votaron al oficialismo los pobres, que no están convidados al consumo sino apenas a la supervivencia; que dependen del sistema de subsidios y creen que mover un gobierno podría afectarlos. Cuando se es pobre, se teme con motivos fundados, ya que la vida es precaria y perder un poco es perder todo. Si ese temor se une a una identidad difusa de origen cultural peronista, allí están los votos.

    Y como la victoria dulcifica, ayer a mediodía Cristina Kirchner dio una conferencia de prensa y no les indicó a los periodistas cómo debían portarse.

Para Sarlo, los más afectados por el neoliberalismo ─representado por todos los opositores al gobierno nacional (Duhalde, Alfonsín, Binner, Carrió...)─ sólo votan al kirchnerismo por estar atrapados en las redes de los subsidios. No existe la creación de miles de puestos de trabajo, la jubilación de millones de viejos abandonados, el presupuesto en Educación e investigación, la salud pública, las viviendas, las netbooks, las rutas y caminos...


3
Hace un tiempo, casi un año atrás, notábamos que BEATRIZ SARLO SE OLVIDÓ de mirar a su alrededor, para poder entender la realidad. El peronismo en acción del siglo XXI (que hoy se llama kirchnerismo) le da asco, lo rechaza, y eso la distancia del fenómeno, y no puede comprenderlo.

De ese modo, estos comunicadores, periodistas, escritores, intelectuales, inventan una realidad paralela, un mundo ficcional que responda a sus intereses de clase, obviando los hechos, o malinterpretándolos. Por eso, la derrota de la oposición se la atribuyen a las desinteligencias que tuvieron para no lograr un consenso y llegar con un solo candidato para enfrentar a la Presidenta. "Cristina ganó por los errores de la oposición". Una locura. Un mamarracho histórico. Pero no se les ocurre pensar e inferir que algo bueno habrá hecho el gobierno para ganar 10 millones de abrazos.

Hoy, Beatriz sigue igual, confundida, perdida, sin brújula...




Daniel Mancuso

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de cierta edad, con el paso del tiempo se pueden mejorar nuestros análisis históricos, nuestro análisis filosófico, y si me apuran, hasta el análisis teológico. Pero el análisis de la realidad que está ahí afuera no puede mejorar cuando a uno ya le duele todo el cuerpo, como para salir a mirar todo el día a los propios vecinos, cuando a uno le duele el cuello para girar la cabeza y mirar en todas direcciones.

Suena discriminatorio, pero la realidad es que me va a pasar a mí también, como a todos (y a mí no me falta mucho): cuando seamos viejos, nuestro análisis de la realidad que nos rodea no se enriquecerá, sino que se empobrecerá. Le pasó a Pino, le pasó a mi viejo, le pasó a Perón. ¿Por qué no le habría de pasar a Sarlo y a mí? No necesariamente vamos a ser más estúpidos, sino que a partir de cierto punto no mejoraremos más. Cuanto más hondo pretendamos hurgar, más lejos vamos a estar de la realidad.

Ah, muy buena la definición de González de lo que es el gorilismo. Buen copypaste.

Marcelo, el gaucho

Daniel Mancuso dijo...

Marcelo, el gaucho:
no creo que sea una cuestión de edad el tema de pifiarla con la realidad. Es una cuestión de actitud: honestidad intelectual y sensibilidad social.
Además, no hacemos copypaste, en este blog analizamos y publicamos ideas que se multiplican con las ideas de otros, en un todo, en cada nota,
saludos

chela dijo...

Como siempre una luz tu post, Daniel. Leer los comentarios de los derrotados es un dejávú... jamás tendrán hormonas como para una autocrítica inteligente. Ver esas caras, incluídos los periodistas y opinólogos, es hasta naif: son la incoherencia pura.
Marcelo: yo tengo canas bien ganadas pero cada año que pasa aprendo de la memoria y la comparación con análisis. Y el saldo está siendo positivo: estamos reafirmando que somos una sociedad mejor, más solidaria, menos excluyente.
En este día sanmartiniano, sus principios vuelven a tener vigencia.
Abrazo

luis dijo...

Nada define mejor a esta tilinga que elogio a de Duhalde como el que trajo la paz en el 2002... y que lo jodieron con el 'oscuro episodio' de Kosteki y Santillan. O la defensa de Blumberg y asociados cambiandole la letra al himno ("pero si dice lo que queremos decir todos!") mientras se negaba a ir al acto del 24 en la ex-ESMA.
Quedó en ridiculo en 678 ante Nora Veiras, donde además quedo claro que monologar delante de Morales Solá durante años no te prepara para planteos serios.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen