buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 19 de junio de 2011

¿QUÉ LES PASÓ?






Hace poco más de un año, los ¿hermanos? MARCELA y FELIPE pusieron la cara y la voz para leer un texto en cámara que le habían escrito los abogados del Grupo Clarín.

El viernes 17 de junio de 2011, los mismos MARCELA y FELIPE, a través de sus abogados (en la Justicia) y en los medios del monopolio (para la opinión pública), declararon que estaban dispuestos a hacerse la extracción de sangre para que se investigara el ADN con todas las familias del BNDG, los demorados análisis de ADN.

¿Qué pasó luego de 10 años de dilaciones?

¿Que pasó entre el jueves 22/04/2010 y el viernes 17/06/2011?


1
Lo dijimos en ese momento en la nota NO SEAN UN BOTÍN...

  • Evidentemente, los ciudadanos Felipe y Marcela Noble Herrera están mal asesorados. En cuanquier país serio, un delito se investiga y no se deja impune. La desaparición forzada de personas y el secuestro de bebes de personas desaparecidas es un delito de lesa humanidad. ¡Imprescriptible! Si ellos firmaron la solicitada que se publicó el 22/04/10 en varios diarios, se equivocaron.

  • Aunque escriban y griten al viento tocando el Clarín desde la terraza de la calle Tacuarí: No somos un botín... Lamentablemente ¡SON UN BOTÍN! porque la verdad no es = a la mentira, y la identidad que ustedes proclaman ≠ a la identidad verdadera. Sólo la sangre que corre por sus venas tiene las respuestas para conocer quiénes son o al menos intentarlo.



2
En la nota DILATACIONES del 23/12/2010, decíamos...

  • Si escribimos "felipe y marcela" en el rectángulo vacío del buscador de www.clarin.com, no aparecerá la noticia de que Marcela y Felipe Noble Herrera debían presentarse a las 9 en el Hospital Durand, donde funciona el Banco Nacional de Datos Genéticos, según la orden de la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado que lleva adelante la causa por la posible apropiación de los hijos de la dueña del Grupo Clarín durante la dictadura militar, y no fueron, reforzando así la dicotomía ESTRACCIÓN O IMPUNIDAD.

  • «A Marcela y Felipe los utilizan y victimizan, e impiden llegar a la verdad de un crimen horrendo de la dictadura. El Estado tiene la obligación de llegar a saber la verdad»


  • «Nadie que tiene pruebas de un delito puede ocultarlas» Sólo la sangre que corre por sus venas tiene las respuestas para conocer quiénes son o al menos intentarlo.


3




4
La solicitada de Felipe y Marcela (jueves 22/04/2010):

    Somos Marcela y Felipe Noble Herrera, hijos de Ernestina Herrera de Noble. Últimamente escuchamos, vemos y leemos cosas que no son ciertas. Hablan de nosotros sin conocernos, sin saber cómo somos, qué pensamos o qué sentimos. Nunca quisimos hacer de nuestra intimidad algo público. Pero nos sentimos maltratados y no queremos que nos lastimen más. Por eso, ante tantas falsedades, decidimos escribir esta carta y contarles la verdad. Nuestra madre es directora de Clarín, diario que hoy soporta una campaña muy fuerte de ataques oficiales. Y nosotros tenemos miedo de habernos convertido en una pieza más de esa embestida. Pero más allá de todo eso, para nosotros nuestra madre es simplemente nuestra madre. La persona que hace 34 años, en uno de los mayores actos de amor que existen, nos eligió como hijos. La que siempre nos habló con la verdad. La que desde que tenemos uso de razón, nos dijo que somos adoptados. Con ella construimos lo más importante que tenemos: una familia. Gracias a ella aprendimos desde chicos a valorar las oportunidades y a conocer las responsabilidades. Nos inculcó los valores y nos dio las herramientas para desarrollarnos como personas. Nos educó en la libertad para elegir nuestro propio camino en la vida. Desde hace años vivimos algunos episodios que no buscamos pero que tratamos de afrontar con serenidad. Nuestra identidad viene siendo manoseada por intereses políticos, ajenos a nosotros. Todo eso nos marcó y nos hace sufrir. Pero también sirvió para reafirmar lo que sentimos y lo que pensamos. El vínculo con nuestra madre es para nosotros lo más importante. Como tantos hijos adoptados, no conocemos nuestro origen biológico, pero como cualquier persona hemos forjado nuestra identidad a lo largo de nuestras vidas. Nunca tuvimos ningún indicio concreto de que podamos ser hijos de desaparecidos. Hace años, dos familias que buscan a sus nietos se presentaron ante la Justicia y alegaron que podríamos ser nosotros. Aunque nada indica que podamos serlo, en 2003 aceptamos voluntariamente hacer las pruebas genéticas, porque entendemos su incertidumbre y el dolor de quienes buscan a sus familiares. Aún hoy no comprendemos por qué, a lo largo de casi siete años, estas familias nunca aceptaron la realización del análisis. Nos preguntamos una y mil veces por qué siguen con una duda que arrastran hace tantos años. Por qué los tironeos y las demoras pueden ser más importantes que la respuesta que buscan. El uso político de nuestra historia es algo que nos parece injusto. Tratamos de estar serenos pero la presión a veces es muy fuerte. Hace poco, por cadena nacional, la Presidenta de la Nación se refirió a nosotros sin nombrarnos. Su mensaje, lejos de tranquilizarnos, nos inquietó. Sus palabras fueron perturbadoras. Como en 2002, cuando llegaron a detener ilegalmente a nuestra madre, nuevamente las presiones políticas y mediáticas han vuelto a adueñarse de nuestra causa. Y no queremos que algo tan íntimo como nuestra identidad continúe bastardeada por acusaciones lanzadas sin sustento, ni por ataques que tienen otros objetivos y nos hacen daño. No somos chicos, somos dos personas adultas, responsables, que sólo pretendemos ejercer nuestros derechos y tomar nuestras propias decisiones, sin presiones y en libertad. Pero sentimos que no podemos hacerlo frente a un Gobierno que nos persigue. ¿Por qué exponen públicamente sólo nuestro caso? ¿Por qué no se preocuparon por las demoras en los exámenes que ofrecimos y traerían paz a las familias? ¿Se interesan por nosotros o tienen la necesidad política de que seamos hijos de desaparecidos y de inventar acusaciones contra nuestra madre? No nos atrevemos a responder a estas preguntas. Pero vivimos en un estado de angustia permanente. Nuestros temores crecieron los últimos días, cuando un tribunal desoyó nuestros pedidos por una cuestión meramente formal, aunque siempre habíamos actuado de la misma manera y dicha actuación había sido aceptada por la Justicia en todas las instancias. Nos preocupó también observar cómo se intenta presionar a los jueces mediante denuncias penales y amenazas de juicios políticos. Siempre creímos en la Justicia y por eso nos mantuvimos en ese ámbito. Nunca hasta ahora hicimos declaraciones sobre una causa que entendemos personal. Pero cada vez hubo más distorsiones: hasta se llegó a decir que nos manejan, que nuestros abogados no respetan nuestra voluntad. Nuestros miedos son muchos. No somos un botín. No queremos terminar como rehenes de un ataque político. No queremos que nos usen para atacar a nuestra madre. Tampoco queremos ser víctimas de una manipulación en los análisis genéticos. Hoy, las muestras de nuestra sangre que dimos en forma voluntaria para un análisis genético, pretenden usarse en otro tipo de examen, con modalidades y condiciones que no nos ofrecen garantías de seguridad e imparcialidad. No queremos que nos lastimen, ni vivir amenazados, ni que se pretenda ensuciar a nuestra familia o dañar lo que logramos construir. Sólo pedimos que nos respeten. No queremos exponer nuestra intimidad indefinidamente, sin garantías legales ni científicas, y por una persecución política. Seguiremos defendiendo nuestros derechos pese a todas las presiones. Hace 34 años nuestra madre nos eligió como hijos. Y nosotros, todos los días, la elegimos como mamá. Nada ni nadie podrá destruir ese vínculo.
    Felipe Noble Herrera Marcela Noble Herrera


5
Cuando dicen Nuestra identidad viene siendo manoseada por intereses políticos, ajenos a nosotros, es verdad, pero viene como "fuego amigo". Es el Grupo Clarín el que manosea y utiliza a los ¿hermanos?

Cuando dicen Como en 2002, cuando llegaron a detener ilegalmente a nuestra madre, no están diciendo la verdad.

    En diciembre de 2002, el juez federal Roberto Marquevich ordenó la detención de la señora Ernestina Herrera de Noble, basado en las irregularidades comprobadas en los dos expedientes de adopción. El que corresponde a Felipe, sostiene que la madre, Carmen Luisa Delta, lo puso a disposición del tribunal de menores Número 1 de San Isidro, el 7 de julio de 1976. Ese mismo día, su titular, Ofelia E. Hejt, ordenó su entrega a la editora periodística Ernestina, sin disponer ningún estudio ambiental ni determinar el lugar y las circunstancias del nacimiento de la criatura. La misma conducta siguió en el caso de Andrés La Blunda, de dos meses, que el Ejército dejó en casa de un vecino el 20 de abril de 1977 luego de secuestrar a sus padres, que nunca reaparecieron. La señora Ernestina declaró que la bebita había aparecido en el jardín de su casa, en las Lomas de San Isidro, el 2 de mayo de 1976. Ofreció como testigos a la vecina de al lado y al cuidador de la casa de la vecina. En el expediente de adopción de 1976, vecina y cuidador confirmaron esa versión. Pero el 6 de mayo de 2001, Roberto Antonio García, entonces de 85 años, declaró ante Marquevich que nunca fue cuidador de esa casa ni vivió en Lomas de San Isidro. En cambio durante casi 40 años condujo el auto de Roberto Noble primero y de su viuda después. Tampoco la presunta vecina vivía allí, según declaró su nieta y confirmó la Policía Federal...

Cuando dicen Nuestros temores crecieron los últimos días, cuando un tribunal desoyó nuestros pedidos por una cuestión meramente formal, aunque siempre habíamos actuado de la misma manera y dicha actuación había sido aceptada por la Justicia en todas las instancias... están afirmando que la Justicia no hace lo que ellos esperaban que hiciera, como siempre, eso les provoca TEMORES.

Cuando dicen No queremos exponer nuestra intimidad indefinidamente, sin garantías legales ni científicas, y por una persecución política... están poniendo en duda al Banco Nacional de Datos Genéticos (respetado en el mundo entero) al que ahora asistiran (inexplicable y sorpresivamente), un año después de forma voluntaria. Raro al cuadrado.


6
Quédense tranquilos. No teman ni se angustien. Una vez determinada la VERDAD. Si quieren amar a Ernestina, nadie se los va a prohibir, nadie les va a inventar falsas identidades, así que los miedos acerca de la imparcialidad, persecución, etc... son puro bla bla bla de los abogados.

Déjense de joder, FELIPE, MARCELA, NO SEAN UN BOTÍN.


Daniel Mancuso


4 comentarios:

Ricardo dijo...

Daniel, por si no te avisaron, tu posteo "Fuera del mundo" fue citado en la Debate: http://www.revistadebate.com.ar/2011/06/17/4076.php

Abrazo.

Daniel Mancuso dijo...

Qué bueno. Gracias Ricardo, abrazo grande.

Te quiero mucho, poquito, nada, nada de nada... dijo...

Comparto Daniel, excelente el informe que hacés. También si no entendí mal se había comprobado que la persona Carmen Luisa Delta con el DNI declarado (no recuerdo el número) no existía, y ese DNI pertenecía a un hombre...
En cuanto a lo repentino, pensando de buena manera, podemos presumir que los chicos se cansaron de la persecución que argumentan, yo lo llamaría presión que sin duda reciben de todos lados. Yo quisiera pensar eso, que los chicos se decidieron. Lo que no deja de preocuparme son las argucias legales que siempre existen, y según entendí pueden a último momento echarse atrás con alguna excusa como por ejemplo que luego de chequearlo con todo el Banco de Datos existente hasta hoy (alrededor de 300 muestras contra 30.000 desaparecidos) destruyan las muestras, es decir, que no quieran dejarlas en el Banco para comprobar con muestras que pudieran aparecer en el futuro...
Ya sabemos de varios casos de Madres que no sabían que sus hijas desaparecidas estaban embarazadas.
También, no se expresarlo con términos legales, pero, creo que lo escuché a Llonto decir que tenían presentado un recurso ante la Corte, que si sigue su curso, la Jueza no podría aceptar extraerles la sangre a los chicos ahora ante esta situación, ma´ pero, si ellos retiran ese recurso, sí. Corriendo el riesgo de esta manera de que como comentaba antes, por h o por b, recularan los chicos a último momento, no pudiendo entonces Abuelas volver a presentar ese recurso ante la Corte.
A esto me refiero antes como una de las posibles argucias, que algún legalista nos podría llegar a aclarar.
No deja de ser cierta la sospecha que el cambio de decisión genera. ¿Por qué ahora sí?
Más allá de lo que te digo de las argucias legales probables, no debemos dejar pasar por alto que lo hacen en un momento electoral, que cualquiera que fuera la determinación que tomen las Abuelas al respecto, golpea al oficialismo, porque hacia ahí apuntan.
Si no porque no (por lo que acabo de comentar), y si sí, porque sí (pues también escuché que una exdirectora del Banco le había soplado a Ernestina que entre esas menos de 300 muestras, no estaban la de los padres de los chicos).
Son pocas las cosas que se dicen desde el multimedio al respecto, y son muchas las cosas que escuchamos y leemos fuera de él. Eso hace que nos sintamos en situación de sospechar.
Lo cierto es que yo siento que hay que bajar la ansiedad. Si se esperaron tantos años en tomar las muestras, comprobarlas con todo el Banco y dejarlas allí para comprobarlas a futuro, creo, como dije recién, que hay que bajar la ansiedad, y seguir con ese recurso del que hablaba Llonto, y que se tomen las muestras llegado ese momento legal, para evitar una nueva trampa.
Si los chicos realmente se cansaron, y quieren saber su origen, no tendrán ningún inconveniente en dejar las muestras en el Banco Nacional de Datos Genéticos para encontrar algún día a sus padres sanguíneos.
Saludos Mancuso, y Felicitaciones por el blog!

Daniel Mancuso dijo...

Comparto la preocupación, las dudas y la esperanza, vamos a ver cómo sigue esto, gracias por los elogios, abrazo

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta