buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 1 de noviembre de 2010

DESDÉMONAS





¡Ese es un hombre!. Así me dijo.

¿Qué hacer Yago, amigo mío?

¿Como Otelo, debería montar en cólera y terminar trágicamente mi matrimonio?

Mi amada esposa, confesó a boca de jarro que ama a Néstor. No importa que ya no esté, su imagen poderosa persiste con una fuerza titánica, inextinguible, y se posa entre nosotros con su sonrisa traviesa. Pero aquí no termina el problema. Todas las mujeres que conozco lo aman. Néstor supo darle a la mujer, el lugar que le corresponde. Supo valorar los talentos y la sensibilidad femenina y los puso en su justo y merecido lugar. Nunca nadie lo habia hecho. La Argentina está a la vanguardia mundial de la participación política femenina en cargos de gobierno, gestión y compromiso públicos. Néstor lo hizo. Cristina, su mujer, en la cúspide, es la Presidenta de la Nación, su Hermana es ministra de Desarrollo Social, Nilda Garré es ministra de Defensa. Mercedes Marcó del Pont en el BCRA...

Las mujeres han conquistado por propio derecho los lugares que les corresponde ocupar para el bien del conjunto de la sociedad. Y lo hacen mejor que nosotros. No es una casualidad sino un proyecto de país que Néstor Kirchner inició desde los escombros de una patria bombardeada por la antipolítica neoliberal, que había derruído las esperanzas populares en el infausto 2001.

Yago, pragmático y lúcido me dijo: Deberás guardarte el orgullo en el bolsillo, mi amigo. El peronismo es así, los cambios que propone, los avances que logra, son indefectibles. Una vez que los sujetos sojuzgados históricamente (los trabajadores, los jubilados, las mujeres, los niños) levantan la cabeza y se hacen protagonistas de la historia, ya nada ni nadie los detiene. No habrá poder mediático ni dictadura que tuerza el destino popular hacia la felicidad.

Y además, dejate de joder, el flaco hizo más que eso, nos levantó la autoestima a todos los argentinos, nos devolvió el sentido de patria, nos invitó a luchar con alegría en el corazón...

¿Sabés una cosa, Yago? Yo también lo quiero.


Daniel Mancuso

1 comentario:

Che Genetic dijo...

Daniel, siempre conviene ver el punto de vista del otro. Lo que le pasa a tu esposa con Néstor también te pasa a vos con Cristina y ella seguro lo nota y tal vez no te diga nada.

Estos dos tipos nos enamoraron y los que supimos entregarles el corazón hoy estamos viviendo la mayor historia de amor colectiva nacional.

Que jodida es y será la vida del que se la perdió. Todo este tiempo odió en vez de amar.

Abrazo

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen