jueves, 20 de mayo de 2021

DESILUSIONES

 
 
En el reino del revés, reina la confusión y el desánimo. Inundados de dispositivos electrónicos que nos dicen cómo pensar, qué sentir, a quiénes odiar, distraídos por la inundación de noticias falsas, vivimos recluídos en nuestro individualismo consumista, vigilados por la big data, perdidos en el placer onanista de la pantallita y las redes sociales alusinógenas.
 
En Argentina, en 2019 habíamos creído que al vencer a Macri y sus secuaces, volvería la paz, pero nos equivocamos. Llegó la pandemia y los neoliberales devinieron en derecha rabiosa, golpista, genocida. Siempro fueron eso y más, pero a veces unx se olvida. En 1955, Bombardearon la Plaza de Mayo sobre la población civil. En 1976, institucionalizaron la tortura, secuestro, desaparición y exterminio de cualquiera. Pero la irrupción de la democracia en 1983 nos hizo creer que algo cambiaba. Otra desilusión.
 
Con los años fuimos confirmando que los ideales de los 70, la lucha contra la dictadura genocida, la identificación de nuestros enemigos históricos, y la construcción de una patria justa, libre y soberana que habíamos cultivado en nuestra joven militancia en cuerpo y alma, era una utopía fresca que no vence ni envejece, sino que ilumina a las nuevas generaciones, le pese a quien le pese.
 
Después de más de un año de pandemia, las cosas se pusieron difíciles, muy. Las promesas electorales no se cumplieron. El desgaste al que arribó el gobierno es peligroso. Los malos no han sido juzgados, los jueces corruptos siguen persiguiendo y encarcelando a compañerxs inocentes lawfare mediante, la inflación crece como el yuyo en la vereda y los pocos se siguen enriqueciendo a la par de la pobreza creciente en millones de marginados, mucho más de la mitad de la patria.
 
Es cierto que ellxs son peligrosos, que quieren desestabilizar la democracia, que se sienten impunes, que los medios hegemónicos mienten y manipulan, que incumplen las leyes y se cagan en nosotrxs. Hay una manga de descerebrados que aplauden, cacerolean, odian, vituperan, son pensados, repiten como papagayos... Se juntan en fiestas clandestinas, en los bares chetos a tomar cerveza, en las playas. Es cierto que quemaron barbijos, negaron las vacunas, denunciaron al Presidente por envenenamiento, quieren las vacunas de Pfizer, no quieren las vacunas rusas, se van a vacunar a Miami... quieren muchos muchxs muertxs para después culpar al gobierno nacional y sacar rédito electoral.
 
Pero... lo que hace el enemigo es normal, lo que duele es la voz de Evita agitando nuestra conciencia: Le tengo más miedo al frío de los corazones de los compañeros que se olvidan de donde vinieron, que al de los oligarcas...
 
Lo que hacen los nuestros es intolerable.
 
El Presidente estatiza Vicentín, pero después recula en chancletas. El Presidente viaja a Europa para hablar con el FMI e intenta negociar cómo pagaremos la Deuda que nos estamparon... Nuestro gobierno democrático al cual votamos en 2019, sostiene un decreto que perjudica al pueblo argentino. El Presidente dictó un norma que permite la continuación de las políticas del Consenso de Washington de los años del menemato: la economía librada a las fuerzas del mercado (recortando el hinchado papel del Estado y dejarlo para la sola provisión de servicios públicos básicos), enajenando el patrimonio nacional, dejando en manos privadas nuestros mayores recursos destinados al comercio externo... Exportación de minerales, granos, productos industriales, a través de puertos, marina mercante, dragado, balizamiento, peajes... que también se dejan en mano privadas, que pronto acrecentarán el negocio vía el contrabando de nuestra producción. 
 
¿Te das cuenta que el Decreto 949/20 nos condena igual o peor que la Deuda externa a 100 años que inventó Macri?
 
Queda entonces un Estado bobo, incapaz de tomar cualquier medida, cercenado, desguazado, mientras el pueblo vive dramáticamente en medio de pobreza, desocupación y pandemia. 
 
Siguen los pueblos fumigados con glifosato y otros venenos para que la soja desmonte y avance sobre los bosques y las tierra como una plaga verde que devora todo a su paso. Y crece el cáncer y las malformaciones en gentes olvidadas. Y sigue la lucha en Mendoza contra el cianuro de las mineras que enchastra los ríos y glaciares. Y sigue la resistencia en Chubut contra las megamineras y el gobierno que no cesa en sus intenciones rematadoras. Y sigue la Patagonia incendiada para que algunos se queden con esos paraísos del que son expulsados los pueblos originarios... 
 
Y vemos otra vez los bombardeos del ejército genocida de Israel sobre la población Palestina que sigue muriendo. Y vemos Colombia que se levanta en las calles contra la injusticia. Y vemos al pueblo de Chile que quiere sacarse de encima la mugre pinochetista...
 
Y nosotrxs acá, con el barbijo puesto, vemos a lo lejos la luz del tren que viene de frente, se acerca, se acerca...
 
daniel 
mancuso

 
 
 

No hay comentarios:

buscador

Búsqueda personalizada

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de mierda mal nacidos

hijos de mierda mal nacidos