buscador

Búsqueda personalizada

martes, 23 de abril de 2019

INFERNO casi todo







Un día volví a EL INFIERNO.

En agosto 2018, de modo aleatorio, o no, descubrí que “el sitio” donde había estado detenido desaparecido (en 1976, a mis 16 años), era EL INFIERNO, centro clandestino de detención, tortura y exterminio en Avellaneda. Hasta ese momento, jamás me había cuestionado el lugar de mi secuestro, porque estuve encapuchado siempre, porque me faltaban datos para poder encontrarlo. Era un agujero negro de mi pasado.

Una mañana, frente a la compu, leyendo los diarios por internet, llego a un video en You Tube (https://youtu.be/y6Eqr4h-dgw), y cuando la cámara enfoca hacia arriba (minuto 6 más o menos) y muestra las rejas del patio, un enorme escalofrío me atravesó: “yo estuve ahí”. Tengo que ir…

Días después, me acerqué al sitio con mucha ansiedad, me presenté, hablé con el secretario de Derechos Humanos de Avellaneda, Claudio Yacoy… y él me propuso que escribiera una obra como testimonio y homenaje a tantas víctimas de la dictadura genocida. Y estrenar allí, en “El Infierno”.

Durante más de 40 años, el tema de mi secuestro, mi sobrevida y exilio habían quedado guardados en un cajón cerrado de la Memoria. Si bien nunca dejé de militar por los Derechos Humanos (en “Teatro Abierto 1985”, presentamos una obra referida al tema: “COMUNICADO Nº” con mi grupo de Lanús, en sindicatos y escuelas), y participé en las marchas, eventos y foros relacionados con el tema. “Mi caso personal” estaba en el freezer de mi consciencia. 




Fueron momentos arduos de búsqueda y creación junto a Sergio Lobo, en la dirección, para encontrar el modo y los colores de este relato, las imágenes y las emociones para contar el horror y la esperanza de sobrevivirlo. Salió un trabajo bello, pero áspero, lleno de emociones inclaudicables.


Ahora, la alegría de inscribir la obra terminada en ARGENTORES, de estrenarla en el mismo sitio donde sucedieron tan trágicos acontecimientos, de transitar este testimonio artístico, permiten atravesar el duelo personal y social, para poder aportar a la memoria colectiva.










daniel mancuso y sergio lobo




"INFERNO casi todo" es una ceremonia teatral sobre el amor en tiempos de muerte, devela penurias de una generación que soñó felicidades colectivas, y se hunde en las aguas tristes que surcan el valle de la historia popular.

“Un detenido desaparecido emerge desde el fondo de la tragedia”… Como sobreviviente de un campo de concentración de la dictadura, y como actor, sentí la necesidad estética y ética de homenajear a quienes fueron víctimas del terror, y recuperar la memoria para las nuevas generaciones.




El sábado 6 de abril 2019, se estrenó “INFERNO casi todo”, en el Espacio Municipal para la Memoria Ex CCDTyE “El Infierno”, en calle 12 de Octubre 234, Avellaneda, con la presencia de nutrida concurrencia.

En abril, la marcha empezó en Avellaneda, luego, de aquí para allá, como los juglares, de calle en calle y de pueblo en pueblo. Como los cómicos de la legua, recorriendo los sitios olvidados, siempre de camino, con nuestro teatro itinerante, con la Memoria a cuestas...




otras funciones...


MICROCENTRO: sábado 4-5




BALVANERA: viernes 17-5




VICENTE LÓPEZ: domingo 2-6



VICENTE LÓPEZ: viernes 02-8



CABA: lunes 12-8



    ▼ "El infierno" como lo llamaban durante la dictadura, fue un centro de detención ubicado en el corazón de Avellaneda. Claudio Yacoy secretario de DDHH nos introduce en la historia de este lugar...






Daniel
Mancuso


1 comentario:

bloggero dijo...

Considero que es muy acertado la opinión vertida en esta publicación, me ha sido de gran ayuda gracias por hacernos esta aportación. También soy bloguero y me dedico a hablar sobre las Cartas de tarot

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta