buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 2 de junio de 2014

LAS TETAS DE EVA







Ellos nacen ancianos, y van envejeciendo, 
a través de la vida
Los americanos
Y nacen convencidos, 
Que no hay nadie en el mundo
Que sea más importante, 
que los americanos...



Aunque conocido, el tema es preocupante por la naturalización que invisibiliza la hipocresía cotidiana que mamamos, que reproducimos. Desde el principio, el cine norteamericano nos ha bombardeado con imágenes, escenas, contenidos violentos. Violencia simbólica que prepara el terreno fértil para las aventuras imperialistas de sus fuerzas militares invadiendo países inermes, que justifica la tortura, que avala la venganza y la "justicia por mano propia". La mirada individualista del mundo sodomiza la solidaridad, asesina la otredad. La dictadura de la propiedad privada reprime el derecho a la vida, y secuestra la imaginación, la identidad y la soberanía de los pueblos.

Los más grandes terroristas de la historia humana nos dan lecciones de cómo combatir a los terroristas que ellos inventaron. Los más grandes consumidores de drogas del mundo nos enseñan cómo combatir el narcotráfico. Los más grandes corruptores de la democracia fofa de mercado se venden cómo ejemplo de democracia occidental y cristiana. Hasta nos venden la belleza yopin y nos comemos la galletita norteamericana Angelina Jolie en lugar de un bocato di cardenale francés muy superior y sin cirugías. Hasta el lenguaje se ha vuelto tilingo y en lugar de tetas titulan lolas los muy modositos.





El cine norteamericano invadió nuestras cabezas, nos colonizó y lo sigue haciendo con cada estreno de sus tanques que van primeros en venta de entradas aunque los productos sean más coca cola que arte. Y con su doble moral, su doble estandar, su doble rasero, las autoridades yanquis prohiben las hermosas tetas de Eva Green en un afiche pero jamás prohibirán la sangre y los tiros de sus bodrios con presupuestos hipermillonarios.

¡Haga patria, no vaya al cine a consumir la mierda de hollywood, apague el televisor y accionemos para poblar la Patagonia!






Daniel
Mancuso




1 comentario:

profquesada dijo...

Esa jovencita -Eva Green- el la peli de Bertolucci, the dreamers, ambientada en el París del 68, era lo máximo de la sensualidad juvenil (como el resto del elenco), creo que el gif que ponés es de esa peli.

En todo de acuerdo, incluso coincido con tu valoración de las glándulas de la ya no tan jovencita que, sin Bertolucci de por medio, es mucho peor actriz.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta