buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 22 de enero de 2012

LOS ARGENTINOS, CAMERON Y MALVINAS





¿Qué pretende usted de mí?, diría la Coca Sarli.

¿Qué pretende La Nación al publicar, en la tapa de la versión digital, la mirada kelper, probritánica del asunto, casi como propagandizando los dichos de un ignoto político, y dándole entidad a la ridícula teoría de la "autodeterminación"?

Ya nos hemos ocupado de la actitud colonizada de la prensa canalla argentina. Ayer analiazamos Clarín en la nota RUIDO CIPAYO. Pero la insistencia editorial antiargentina de los dos diarios de más presencia mediática indigna hasta a las estatuas.


I
Sin embargo, a veces matizan para no quedar tan expuestos, y permiten ciertas voces disonantes, que se toman su tiempo y dilucidan los hechos de modo correcto, aun dentro de los medios de marras. Tomemos por ejemplo una nota de ayer. El editorial arranca de modo contundente...

    « La recomendación hecha ayer por Estados Unidos a la Argentina y Gran Bretaña para que entablen un diálogo directo sobre Malvinas, es un logro de la estrategia diplomática del gobierno de Cristina Kirchner.

    » En verdad, el Departamento de Estado que conduce Hillary Clinton no hizo más que reiterar lo que las Naciones Unidas vienen diciendo –y la Argentina reclamando– desde hace casi cinco décadas. El logro argentino es que Washington lo diga ahora, cuando crece la tensión por la exitosa escalada de instalación de Malvinas en la agenda internacional.

    »Es una movida que la propia Presidenta había iniciado el 21 de septiembre pasado, al hablar ante la Asamblea General de la ONU...»


El análisis continúa sobre las razones de la negativa de Gran Bretaña a negociar con nuestro país, es muy claro y conciso...

    «...Los robustos intereses petroleros y de pesca son, como siempre, el telón de fondo de la disputa diplomática. Pero también se mezclan las urgencias internas de los gobiernos.

    Cameron, acosado por necesidades domésticas derivadas de la crisis europea, ha tomado Malvinas como bandera, igual que hizo en su momento Margaret Thatcher. Prometió jamás negociar la soberanía a menos que lo pidan los kelpers y bordeó el absurdo al acusar a la Argentina de colonialista, cuando la usurpación colonial es justamente lo que define la actitud británica en esta cuestión...»


Pero claro, en el diario de Magnetto no se pueden tirar rosas a las políticas kirchneristas, así, sin más ni más, y aunque se estén haciendo las cosas bien desde el Ejecutivo, hay que agregarle alguna cuota de duda, de desconfianza, para que no suene una nota halagüeña a la gestión oficialista, válgame dios, justo en Clarín, entonces, por eso Julio Blanck finaliza con una alusión a la dictadura...

«La Argentina tiene la razón y el derecho de su lado. Lo único que jamás debería hacer es actuar de un modo tal que pueda hacer recordar a Leopoldo Fortunato Galtieri».


II




Las islas son nuestras”, dice el primer malvinense con DNI argentino...

« “La escalada belicista del primer ministro británico David Cameron es similar a la de Margaret Thatcher en 1982. Al igual que hace 30 años, el Reino Unido padece una fuerte recesión y necesita calmar la crisis interna , desviando el foco y Malvinas es la excusa perfecta”, le dijo en exclusiva a Clarín, Alexander Betts (64), el primer “fueguino-malvinense” con DNI argentino.

» Betts es bisnieto de británicos que en 1842 llegaron a las islas como colonos y se instalaron en Monte Mármol, en la isla de Borbón, al norte de la Gran Malvina. Es cuarta generación de isleños; pero actualmente vive en la provincia de Córdoba...»



III
Mucho se ha hablado sobre Malvinas, en estos días. Lo cierto es que el primer ministro británico, David Cameron, esta jugando un juego peligroso...

«... Según algunos analistas políticos las razones de la enorme crisis por las que Cameron decide apostar a la distracción agresiva son variadas. Los saqueos y disturbios que el año pasado incendiaron Londres y se reprodujeron en menor escala en los grandes centros urbanos del norte; el desmantelamiento del Estado de Bienestar vigente post 1945; los drásticos recortes en los beneficios sociales, el seguro de desempleo y sobre todo el Sistema Nacional de Salud; los sueldos y bonos obscenos de los altos ejecutivos corporativos y los banqueros; y el rescate con fondos públicos de instituciones bancarias figuran entre ellas. También el congelamiento de la mayoría de los salarios; la inflación encubierta disfrazada por un hábil manejo de los índices; el aumento desmedido de las tarifas en servicios básicos como gas, electricidad y transporte; y la falta de regulación de los servicios financieros; la creación de una subclase de jóvenes marginados y sin futuro; y el racismo institucionalizado en fuerzas como la policía londinense. Todos motivos para escapar de la acuciante realidad no faltan. Y si se agrega el contexto del aislamiento europeo por la decisión de Cameron de defender a la City londinense contra lo que él intuyó como una agresión por parte de la comunidad europea al centro financiero más poderoso del mundo o un ataque al sector de servicios británico, la soledad y el enfrentamiento se convierten en estrategia...»



IV
Lo cierto es que Latinoamérica está unida con el reclamo argentino por la soberanía de Malvinas.
Todos los gobiernos del continente han afirmado que el planteo de nuestro país es justo e irrenunciable.

"Las decisiones de la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), del Mercosur, son públicas y no hay necesidad de reafirmarlas", dijo el canciller brasileño, Antonio Patriota, al ser preguntado en una rueda de prensa junto al canciller británico, William Hague, si Brasil reitera la declaración suscrita en diciembre por el Mercosur y países asociados, que establece la prohibición de ingreso a puertos del bloque suramericano para las naves con bandera de Malvinas, en apoyo a la reivindicación argentina:

"Hague sabe que Brasil, la Unasur, diría que hasta la comunidad latinoamericana y del Caribe (...) apoya la soberanía argentina sobre las islas Malvinas, y apoyamos las resoluciónes de las Naciones Unidas que instan al gobierno argentino y británico a dialogar sobre ese tema".

Según el canciller Héctor Timerman, el reclamo por la soberanía argentina de las islas encontró un apoyo generalizado: “Esta ha sido una gira extraordinaria. Las Malvinas tienen, para Centroamérica, el mismo valor que el Canal de Panamá. Es una reivindicación por un territorio que pertenece a un país hermano de América Latina y que ha sido tomado por un país extracontinental. Y la posición británica es de tanto aislamiento que ni siquiera en el Caribe anglófono han encontrado apoyos”.


V




Daniel Mancuso


No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta