buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 6 de agosto de 2011

OÍDOS SORDOS EN ISRAEL






Miles de israelíes indignados volvieron este sábado a tomar las calles de varias ciudades, con especial relevancia en Tel Aviv, donde el desmesurado precio de la vivienda fue la chispa que desató una protesta nada habitual en Israel. Profesores, trabajadores sociales, médicos y madres solteras. Todos forman parte de un abanico social que se ha levantado contra un Gobierno que hace mucho dejó de escucharlos.

Cerca de 300 mil israelíes se manifestaron este sábado por la noche en Tel Aviv y otras ciudades de Israel para reclamar justicia social, según datos de la policía. Entre otros asuntos reclaman por el precio exorbitante de la vivienda, los privilegios de los colonos y la degradación de la educación.

Estas manifestaciones, las mayores en la historia de Israel por cuestiones sociales, están consideradas como una prueba de la continuación del movimiento, que comenzó hace tres semanas y sigue creciendo.




1
Los Medios internacionales afirman que se manifestaron cerca de 250 mil personas en todo el país, mientras que la prensa local dice que son al menos 350 mil en búsqueda de justicia social.

El portavoz de la policía, Micky Rosenfeld, estimó en "más de 200 mil el número de manifestantes en Tel Aviv y en 30 mil los congregados en Jerusalén", mientras seguían afluyendo personas al lugar de las protestas.



2
"El pueblo quiere justicia social", gritaban. Por primera vez también se sumó a las manifestaciones el sindicato Histradut. Durante la protesta, miles de personas intentaban llegar al punto central de encuentro a través de congestionadas calles laterales.

En una manifestación previa, celebrada la semana pasada, más de 100 mil personas habían desfilado en Tel Aviv y en varias ciudades israelíes.

Llevando banderas israelíes y algunas banderas rojas, los manifestantes de Tel Aviv coreaban: "el pueblo exige justicia social", "el pueblo contra el Gobierno".

Las pancartas pedían "solidaridad", y había un gran cartel con la inscripción "esto es Egipto", en referencia al movimiento popular que logró derrocar al presidente Hosni Mubarak.

El movimiento de protesta israelí, iniciado a mediados de julio contra el alza desenfrenada de los precios de la vivienda, moviliza principalmente a las clases medias.




3
Entre las demandas de los manifestantes se encuentran la solicitud de la construcción masiva de viviendas de alquiler a bajo precio, el alza del salario mínimo, la imposición a los apartamentos desocupados y la escuela gratuita para todas las edades.

El primer ministro israelí, el conservador Benjamin Netanyahu, alimentó las protestas cuando el miércoles pasado logró que el Parlamento aprobara una ley para acelerar la construcción de viviendas, criticada por los manifestantes, que sostienen que sólo profundizará el problema de las viviendas demasiado grandes y, por lo tanto, demasiado caras.

Al mismo tiempo, Netanyahu rechazó las demandas de jardines maternales y de infantes gratuitos, así como más fondos para la educación, y el fin de las privatizaciones.

"Netanyahu, escúchanos. Somos la sal de la tierra. Queremos cambios", dijo el presidente de la unión estudiantil Itzik Schmueli, en un discurso ante manifestantes en Tel Aviv. "Pero no necesitamos un cambio de la coalición elegida. Nosotros, los jóvenes, pedimos un cambio del terrible sistema económico", añadió Schmueli, que fue ovacionado.

"Es nuestro propio Mayo del 68 y no pararemos hasta que nos escuchen", comentaba ayer Itai Rouner, joven escritor israelí mientras avanzaba, pancarta en mano, hacia la calle Kaplan, epicentro de la concentración de Tel Aviv.

"La gente pide justicia social", se escucha por todas partes. Los mensajes escritos son contundentes: "Dimite Netanyahu, Egipto está aquí", "hasta la victoria", o la ingeniosa: "Bibi, quita tu mano de mi culo" (en referencia a la mano invisible del mercado de Adam Smith). Sólo son algunos de los mensajes de las pancartas populares.



4 ¿Qué pasa en el mundo? ¿Se volvieron todos locos? ¿No entienden que la gente lo único que quiere es vivir bien?

La pregunta es: ¿Qué le pasa a aquellos que votan a dirigentes como Benjamin Netanyahu, a Sebastián Piñera, o a Mauricio Macri que tarde o temprano los va a perjudicar?

Cuanto más miro al mundo en crisis, más quiero a mi Argentina y a Cristina.




Daniel 
Mancuso



5 comentarios:

Marmaduke/Eddie/Matt dijo...

Esto que publicás es muy importante.¿Sabés lo que hay detrás? Que Netanyahu hambrea a los israelíes que viven en Israel pero colma de subsidios a los asentamientos ilegales. "Americans for Peace Now", organización judía que apoya el entendimiento con los palestinos y el fin de los abusos contra ellos, lo ha denunciado. Te recomiendo veas esta página:
http://peacenow.org/entries/israeli_housing_protests_spotlight_govt_priorities_including_settlements
(Si querés que te traduzca algún fragmento estoy a tus gratas órdenes).
Un abrazo
Eddie

Hernán dijo...

guau, en Israel? sin duda el mundo está cambiando. Me acuerdo hace pocos años cuando después de una eleccion el espectro político habia quedado reducido a la ultraderecha, la derecha y la centro derecha. Ahora piden justicia social y un cambio de sistema. ¿Se viene de nuevo el laborismo?

Daniel dijo...

Impresionante; sería bueno también que se levantaran para frenar a un genocida como Netanyahu en la destrucción sistemática que lleva a cabo sobre el pueblo palestino.

Daniel Mancuso dijo...

Gracias Eddie por la data. Hernán, me parece que se están cayendo las caretas en medio oriente y esto reclama un cambio urgente, paz efectiva y derechos sociales. Daniel, es cierto, Netanyahu es un genocida,
abrazo a todos.

Daniel Mancuso dijo...

Ediie entré a la página http://peacenow.org/, es terrible lo que hace Netanyahu, gracias

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta