buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 9 de julio de 2011

HIPOCRESIA y SEXO en RUBROS 59, 37 y 47






En los últimos 20 años, el diario Clarín facturó cerca de 200 millones de pesos por los avisos clasificados que publicó bajo el rubro 59, el mismo que días atrás fue prohibido por el decreto presidencial de “protección integral a las mujeres”, que consideró a ese tipo de mensajes como una forma de estimular y fomentar las prácticas de explotación sexual.

Así comienza el informe de Carlos Romero, en Tiempo Argentino, y sigue...


1
La cifra estimativa de lo que el multimedios embolsó en dos décadas surge de tomar como referencia el actual tarifario de Clarín para el RUBRO 59 –uno de los más caros– y el promedio de líneas que semanalmente aparecen en esa sección de sus clasificados, la misma que para el gobierno nacional es aprovechada por proxenetas e incluso por organizaciones criminales dedicadas a reclutar mujeres y niñas que son obligadas a prostituirse.

Sin embargo, estos 200 millones de pesos recaudados por Clarín gracias al rubro 59 no constituyen todos sus ingresos por la recepción de los llamados “avisos hot”. Para comprender la verdadera magnitud de lo que este negocio significa hoy para el diario de Ernestina Herrera de Noble y el CEO Héctor Magnetto, al cálculo anterior hay que sumarle lo facturado por otros apartados donde también aparecen –y cada vez con mayor frecuencia– líneas con propuestas de comercio sexual toscamente solapadas.

Estas distintas variantes están contempladas y prohibidas por la norma que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner adelantó el martes pasado, que fue publicada el miércoles 6, en el Boletín Oficial de la Nación, y que desde ese preciso momento entró en rigor para todo el territorio del país.

  • A pesar de esto, el Grupo Clarín continuó imprimiendo y lucrando con estos avisos, que tan sólo para el rubro 59 le significan un ingreso diario que ronda los $ 28.200, que al mes suma casi $ 850 mil y al año llega a $ 10.200.000.

Según el relevamiento hecho por Tiempo Argentino en varias de las receptorías de clasificados que el grupo posee en la Capital Federal, al cierre de este artículo la empresa no había dado ninguna indicación clara para que se dejara de recibir este tipo de anuncios, a pesar de la plena vigencia del Decreto 936/2011.

“Estamos en el aire con eso”, contestaron en uno de estos locales, ubicado en el barrio de Palermo. En cambio, en dos receptorías de Once aseguraron que seguían tomando avisos para el ítem prohibido, por el simple hecho de que nadie de Clarín se había comunicado para decirles lo contrario. “Si no se pudiera más, el sistema los habría dejado de aceptar, y no es así”, explicó, con pragmatismo, una empleada que incluso se ofreció a enviar por mail el detalle de los valores. Y en los casos donde ante la consulta se desaconsejó la publicación, quedó en claro que fue por una decisión exclusiva de los encargados.

  • Actualmente, el tarifario del multimedios para el rubro 59 varía de acuerdo a los días de la semana, siguiendo el comportamiento de la oferta sexual. De lunes a viernes, el aviso más chico –el mínimo es de dos líneas, algo que no sucede en otros casos– cuesta $ 136,80 con IVA incluido; los viernes y sábados, 142,66 pesos, y los domingos llega a los 169,60 pesos.

»Como se dijo, se trata de una de las secciones más costosas de las que componen los clasificados y que en los últimos tres años elevó sus precios casi hasta duplicarlos.

A los valores de base de las dos líneas, hay que agregar el costo de otros elementos que suelen usarse para hacer más atractivos los anuncios: un fondo verde o una tipografía más grande –los “aviso lupa”– significan un 20% más, y si se trata de los llamados “destacados” –recuadros que incluyen un marco y letras de mayor cuerpo–, los precios arrancan de $ 509 de lunes a jueves; $ 530,70 los viernes y sábados, y 709,67 los domingos. En las estimaciones hechas por Tiempo no se tuvieron en cuenta ninguno de estos detalles extras, que sin dudas aumentan el cálculo de la cifra global facturada por el diario.

Sobre los requisitos para publicar, es obligatoria la presentación del DNI, pero se trata de una exigencia fácilmente burlada, ya sea porque se aporta documentación falsa o porque, como la empresa después no pide copias a los encargados de las receptorías, ellos a su vez son más permisivos con los anunciantes.

Pero, además del tradicional rubro 59, existe una creciente oferta sexual camuflada en otros apartados que, sólo en apariencia, están ajenos a la temática: el rubro 37 y el rubro 47. El primero integra la sección de los empleos y se refiere a los pedidos para “oficios y ocupaciones varias”. Ahí, entre empleadores que solicitan carpinteros, asistentes, carniceros, costureras y depiladoras, destacan avisos donde se piden “señoritas” –por lo común, en letra de color rosa– para trabajar en “privados, “deptos”, “boliches onda Cocodrilo”, con “turnos de pocas horas”, además de “clientela VIP” y compuesta por “extranjeros”.

En casos como estos es donde quizás quede más en claro el carácter preventivo del Decreto 936/2011, que se propone la “erradicación” de mensajes que “pueden derivar en una posible captación de víctimas de trata de personas” con fines de explotación sexual. Abundan las historias de jóvenes que cayeron en manos de sus captores con falsas promesas laborales.

Para publicar en el rubro 37 el precio más bajo –aquí no se exige un mínimo de dos líneas – va de los $ 54 a los $ 85 de acuerdo al día de la semana, y en cuanto a los “destacados”, el costo básico oscila de $218 y $330. “Acá también es obligación solicitar fotocopia de DNI y/o CUIT, pero nadie de la empresa después me los pide”, relató un empleado que trabaja como receptor de avisos para el grupo Clarín.

El otro rubro 59 encubierto es el rubro 47, de “Salud y Belleza”, que integra la sección de servicios ofrecidos. Este apartado se divide, a su vez, en tres: “Salud” –rubro 47/10–, “Belleza” –47/20– y “Cuidado de personas” –47/30–. La oferta sexual comenzó a aparecer con supuestos anuncios de “masajistas” en los primeros dos subítems, que casualmente tienen hoy precios my similares a los del 59 y también exigen un mínimo de dos líneas. Estos valores rigen hace alrededor de tres años, a partir de que muchos de los que publicaban en el rubro 59 empezaron a pasarse al 47 porque les resultaba más barato.

La decisión de aumentar los precios no hizo más que perjudicar a los clientes habituales de esa sección: psicólogas, sexólogas, reflexólogas y masajistas. Para más datos, la tercera subdivisión, la referida al “Cuidado de personas”, permite publicar avisos de una línea y conserva un tarifario más bajo –va de los $ 24,40 a los $ 33,20– que está en sintonía con el resto de los anuncios agrupados en la parte de servicios. De todas maneras, ahora también pueden verse en este subrubro avisos donde lo que en verdad se está ofreciendo es sexo por dinero. Por lo general, comienzan con la palabras “señora”, a la que se le agrega la sigla “M S J” o fórmulas como “Todo+Todo” y “sola depto”. Por caso, en los clasificados aparecidos ayer, hubo 71 mensajes de este tipo, de los que apenas tres se referían al cuidado de personas.

A pesar de estas estrategias, la normativa presidencial contempla a “todos aquellos avisos cuyo texto, haciendo referencia a actividades lícitas resulten engañosos, teniendo por fin último la realización de algunas de las actividades” que se persiguen.

Así lo aclara el Decreto 936/2011, sólo resta que el multimedios Clarín –que ganó millones con este negocio– empiece a cumplirlo.


2
El el blog de Aníbal Fernández leíamos en septiembre de 2010, la nota La trata y el rubro 59, las dos ventanillas de la noticia...

“Éste no es un oficio para cínicos”
Ryszard Kapuscinsky



¿Bifrontes? ¿Esquizofrénicos? ¿Hipócritas? El 6 de agosto pasado, Clarín publicaba una noticia sobre la detención de un hombre que "traía a jóvenes desde Paraguay, prometiéndoles trabajo en casas de familia, para luego obligarlas a prostituirse".

Lo hacía bajo el rimbombante título: Esclavas sexuales: cayó el reclutador de "La casita azul" y desarrollaba una nota sobre este famoso prostíbulo marplatense en la que puntualizaba que "El de la trata de personas es el tercer delito en movimiento de dinero a nivel mundial, después del tráfico de armas y de drogas", afirmaba, de esta forma, la íntima relación existente entre la prostitución y la trata con fines de comercio sexual.

Un dato por todos sabido que, además, ha sido confirmado recientemente en un informe elaborado en España por Sara Cañizal Sardón (1) quien destaca que "El 85 % de las personas que ejercen la prostitución lo hacen a la fuerza" y marca que, "Cada año, cerca de cuatro millones de mujeres y niñas son compradas y vendidas para ser explotadas sexualmente".

El artículo publicado por Clarín agregaba un dato que atribuía a "fuentes a cargo de las investigaciones": explicaba que en la ciudad balnearia, durante el verano, la prostitución movía "más de un millón de dólares" mensuales.

Discurso políticamente correcto, el del diario Clarín. La dosis de preocupación prescripta para acallar conciencias y el gesto cada tanto necesario para consolidarse como parte estructural del aparato cultural legitimador que tiende a diluir el trasfondo social de la Trata de Personas… eso que el discurso oficial mediático no cuenta.

Sin embargo, durante mismo mes, en el Rubro 59 de sus avisos clasificados, que corresponde a la oferta de sexo, "La Nave Insignia" del imperio mediático, como le gusta llamar a la Sra. Ernestina Herrera de Noble a "su" diario, publicó 6.774 Avisos que, a un promedio de 63 pesos la línea (los costos son diferentes dependiendo el día de la semana) y a dos líneas y media por aviso (aunque la mayoría son de tres y más), representan la friolera de más de un millón de pesos mensuales...

El tema viene a cuento porque a principios de la semana que transcurre, un oyente dejó un mensaje en el programa que Víctor Hugo Morales conduce en las mañanas de Continental. "Defender el Rubro 59 de Clarín es defender la trata de personas. Defender a Clarín es defender la mayor vidriera de la prostitución", decía este señor y la periodista Cinthya García, columnista del programa, agregaba: "Hay una Ley de Trata y un proyecto del Ministerio de Justicia para criminalizar al cliente (…) Pero hay otros temas que no han sido tratados que son los rubros clasificados de los diarios, donde hay específicos de prostitución".

Probablemente Cinthya sepa que en España hay ya toda una movida en este sentido. Por ejemplo, Altamira Gonzalo, presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, ha elevado su voz: “… hay trata de blancas en nuestro país (…) y los medios de comunicación mantienen una postura contradictoria en este sentido. Por un lado, se manifiestan en contra de estas mafias y, por otro, mantienen los anuncios de explotación sexual”.

La verdad es que algunos diarios españoles ya han atendido esta cuestión: La Razón, Público, 20 Minutos o Avui ya desterraron el “Barrio Chino” como llaman a este rubro publicitario, pero otros importantes como La Vanguardia, El País, El Mundo o ABC siguen recaudando gracias la sección de anuncios breves “donde se ofrecen casas de masajes, mulatas de pechos grandes, viudas ardientes y amigas que reciben en lencería, por no hablar del parte meteorológico de la lluvia dorada o de la filología del francés y el griego”, ironiza el periodista Antonio Burgos.

Sin embargo, lo de Clarín excede el ejercicio de la doble moral para ingresar en lo que Gregory Batenson definiera como la Teoría del Doble Vínculo en función de explicar el fenómeno interaccional que produce la comunicación esquizofrénica.

Su mensaje se asimila al método utilizados por los maestros del Budismo Zen para iluminar a sus discípulos. Dice ferozmente el instructor mientras sostiene una varilla sobre la cabeza del principiante: “Si dices que esta varilla es real, te golpearé con ella. Si dices que no es real, te golpearé con ella. Si no dices nada, te golpearé con ella”. Así ha de sentirse el lector de Clarín frente a contradicciones como la de condenar la Trata de Personas y a la vez obtener millones de pesos de ganancias vendiendo publicidad a quienes se acercan a cometer este aberrante delito. Diría Bourdieu: “… su verdad consiste en rechazar la explicación de su verdad” . (2)

La pregunta del millón es: ¿esta doble moral, este ejercicio casi perverso de construir esquizofrenia comunicacional, responde sólo a un interés económico? Es evidente que no. A través de estos resortes, propios de la más siniestra propaganda subliminal, el “Gran Diario Argentino” profundiza la domesticación de sus lectores para favorecer el discurso de automarginación y la reducción de la realidad a un relato de oposición binaria, ambos contenidos en cada edición de su matutino, lo que profundiza la lectura simplista acontecimientos complejos, cuando no, la falta de demanda respecto de aquellas noticias que ellos deciden ignorar unilateralmente.

Doble moral, mensaje bífido, periodismo impúdico difuminado por un velo de moralismo critico que hace que éstos avisos sobre prostitución no se publiquen en la versión electrónica del diario “para evitar que los lean los niños”. ¡¡¡Qué pedazo de hijos de...!!!


(1) Periodista y colaboradora del Centro de Colaboraciones Solidarias, una ONG española nacida en 1987 en la Universidad Complutense de Madrid y hoy extendida por el mundo.

(2) Bourdieu, Pierre: "Razones Prácticas", Anagrama, Barcelona, 1997.





Daniel Mancuso




2 comentarios:

Anónimo dijo...

payaso d mierda, andate a la reputa que te parió.

censurador del orto. GIL.

poca cosa.

Anónimo dijo...

Esta es "lagente" que está contra el autoritarismo...

Lili

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen