buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 23 de julio de 2011

LA RURAL 2011





Otra vez, las voces viejas de un país que murió sonaron entre mugidos y vítores claudicantes. La edición 125 de la exposición Rural quedó inaugurada este sábado 23 con un duro discurso del titular de la entidad agrogarca, Hugo Biolcati: "Por favor dejen de castigar al campo, dejen de castigar a la Argentina".

Como si viviéramos en 1910, con Domingo Faustino Samiento como brújula y guía hacia un país dependiente que ellos añoran, Biolcati reclamó volver al granero del mundo, para seguir enriqueciendo a unos pocos productores

“... Una Argentina que ha olvidado a Sarmiento sin planificación energética, donde sembrar a tiempo se convierte en una aventura por la falta de gasoil, un país donde los estafadores convierten los fondos sociales en riqueza y lujo personal ante la mirada complaciente o quizás cómplice de algunos funcionarios. Ante tanto disparate no puede sorprendernos que falten la carne, la harina o los lácteos.

Queremos otro país. Una propuesta basada en el crecimiento, que incentive la inversión y la generación de empleo a lo largo y a lo ancho de nuesta patria, para desterrar de una vez por todas, y para siempre, la pobreza y la indigencia de la Argentina.

No es caprichoso ocuparnos de Sarmiento en este momento. Polifacético, polémico y genial, su vida y su obra constituyen hitos esenciales para la Argentina. Luchó por sus ideas sin descanso. Fruto de esa pasión arrolladora, se le pueden reprochar errores y exageraciones, pero con su esfuerzo incontenible, fue uno de los más fecundos constructores de la república.

Sarmiento fue olvidado porque no conviene comparar y comprobar que gran parte de los habitantes de nuestro pueblo, en especial nuestros jóvenes, están sometidos por la ignorancia, las carencias esenciales, la debilidad de las instituciones, la compra de voluntades, el desprestigio de la justicia, la pérdida de la autoridad moral por parte del gobierno.

El bicentenario de su nacimiento debería ser una ocasión propicia para recordarlo como modelo de sinceridad, honradez y entrega plena a su tierra. Pero no, la sombra de su enorme figura se proyecta hoy sobre las ruinas de aquella educación pública, universal, gratuita y obligatoria, que imaginó y construyó con una visión profética.

La Argentina parece haberse olvidado del espíritu de Sarmiento que le dio a esta nación el liderazgo educativo de América latina. La involución es dramática. La pobreza educativa, la peor forma del atraso, aquella a la que Sarmiento quería combatir, es hoy una realidad cotidiana...”





1
El discurso del presidente de La Rural es un repaso de todos los males que su clase social y sus dirigentes le produjeron al País. Como si se estuvieran mirando al espejo y repasaran todas las tropelías cometidas durante tantos años de dictaduras, falsas democracias, y negocios espurios, sus reclamos al gobierno suenan cínicos y cargados de una enorme hipocresía: Hugo Biolcati y sus amigos de la Mesa de Enlace han ganado más dinero que nunca con este modelo vigente desde 2003, pero quieren más. Es una afrenta escucharlo hablar de pobreza y falta de desarrollo, cuando todos sabemos que ellos son los responsables del atraso y la miseria de millones de compatriotas, junto a los gobernantes neoliberales que vaciaron el Estado, civiles y militares, con sangre o con votos, engañando a la ciudadanía y robando la riqueza nacional.


2

Hugo Biolcati 23072011 la rural por danimancux



3
En la nota EL ODIO DE SARMIENTO contábamos algunas características ocultas del pelado sanjuanino...


Su opinión sobre los indios...

“¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no son más que unos indios asquerosos a quienes mandarí­a colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así­ son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”.

(”El Progreso”, 27 de septiembre de 1844


Su opinión sobre los gauchos...

“Tengo odio a la barbarie popular… La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil… Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad? El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… Usted tendrá la gloria de son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas”.

(Carta a Bartolomé Mitre, del 24 de septiembre de 1861)


Su opinión sobre la Patagonia...

“(…) He contribuido con mis escritos aconsejando con tesón al gobierno chileno a dar aquel paso. (…) Para Buenos Aires tal posesión es inútil. Magallanes pertenece a Chile y quizá toda la Patagonia. No se me ocurre después de mis demostraciones, como se atreve el gobierno de Buenos Aires a sostener ni mentar siquiera sus derechos. Ni sombra ni pretexto de controversia les queda. (…)”.

(El Progreso 11 al 28/11/1842 y La Crónica 11/3 y 4/8/1849).


Su opinión sobre las Malvinas...

“...Inglaterra se estaciona en las Malvinas. Seamos francos: esta invasión es útil a la civilización y al progreso”.
(El Progreso, 28/11/1842)


Su opinión sobre los paraguayos...

“Estamos por dudar de que exista el Paraguay. Descendientes de razas guaraní­es, indios salvajes y esclavos que obran por instinto a falta de razón. En ellos se perpetúa la barbarie primitiva y colonial. Son unos perros ignorantes de los cuales ya han muerto 150 mil. Su avance, capitaneados por descendientes degenerados de españoles, traerí­a la detención de todo progreso y un retroceso a la barbarie… Al frenético, idiota, bruto y feroz borracho Solano López lo acompañan miles de animales que le obedecen y mueren de miedo. Es providencial que un tirano haya hecho morir a todo ese pueblo guaraní­. Era preciso purgar la tierra de toda esa excrecencia humana: raza perdida de cuyo contagio hay que librarse”.

(Carta a Mitre, año 1872)



En una carta a Domingo de Oro, del 17 de junio de 1857, el demócrata futuro Presidente escribe frases mucho más duras que las de FITO PAEZ, aunque parece que no se sonrojan ni molestan por ello...

    «Las elecciones de 1857 fueron las más libres y más ordenadas que ha presentado la América... Para ganarlas, nuestra base de operaciones ha consistido en la audacia y el terror, que empleados hábilmente han dado este resultado (de las elecciones del 29 de marzo). Los gauchos que se resistieron a votar por nuestros candidatos fueron puestos en el cepo o enviados a las fronteras con los indios y quemados sus ranchos. Bandas de soldados armados recorrían las calles acuchillando y persiguiendo a los opositores. Tal fue el terror que sembramos entre toda esa gente, que el día 29 triunfamos sin oposición. El miedo es una enfermedad endémica de este pueblo. Esta es la palanca con que siempre se gobernará a los porteños, que son unos necios, fatuos y tontos».



Este es el pensamiento republicano que alumbra los sueños de Hugo Biolcati y sus amigos de la Sociedad Rural Argentina.


Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta