buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 29 de mayo de 2011

TRUCO CORDOBÉS




En Córdoba, como en otras provincias, se repite la misma situación. Candidatos impresentables, desgastados por la ineficiencia en sus anteriores gestiones, por sus pertenencias ideológicas, por su prontuario político, se acercan a los armados electorales de las huestes del kirchnerismo, y hasta son ¿la única alternativa de triunfo?

Hay otra salida.




1
Veamos qué dice hoy Miradas al Sur sobre la interna peronista en la docta...

    Es como esos matrimonios que empiezan a tener problemas antes de terminar de pagar la fiesta de casamiento. En el caso del kirchnerismo cordobés y el PJ delasotista, la crisis, incluso, llegó antes de que los novios enfilaran hacia el altar. En una provincia donde el kirchnerismo nunca ganó –en 2007 Cristina Fernández perdió con Lavagna y en 2003 Néstor Kirchner había terminado quinto– hace unos meses se quiso imponer el modelo santafesino de peronismo unido.

    La primera puesta en escena fue un acto en la Plaza de la Intendencia de la capital, donde la Presidenta inauguró obras, acompañada por el gobernador Juan Schiaretti y el intendente Daniel Giacomino. Por teleconferencia estaban en Villa María el intendente kirchnerista Eduardo Accastello y en Laboulaye el ex gobernador José Manuel de la Sota con la intendenta de esa ciudad, Alicia Pregno.

    El dato de ese acto fue la rechifla de los más de 10 mil asistentes que tuvo que soportar Schiaretti cuando quiso hablar; lo mismo que De la Sota cada vez que lo ponchaban en la pantalla gigante. Quedó claro que el kirchnerismo hoy tiene militancia y poder de movilización en Córdoba, algo que empezó a esbozarse luego de la muerte de Néstor y se potenció este año. Y que esa militancia no tiene nada que ver con el PJ delasotista.

    Al día siguiente, Schiaretti salió públicamente a anunciar que “nunca más” iba a movilizar a su gente para la Presidenta, pero la verdad es que nunca lo hizo, ni esa vez ni antes.

    ¿Quién con quién? Pasó esa tormenta y comenzó por lo bajo un trabajo de ingeniería de algunos operadores que intentaron acercar posiciones. Hoy, la pregunta principal que muchos se hacen es: ¿quién necesita a quién? Si tomamos los datos sobre las performances del kirchnerismo cordobés, se concluye que el kirchnerismo necesita la unidad del PJ provincial de cara a las presidenciales de octubre. Pero el panorama cambió y hoy las encuestas dan a Cristina en Córdoba con una intención de voto de más del 40 por ciento.

    Por el contrario, para las elecciones provinciales del 7 de agosto próximo, De la Sota no la tiene muy fácil en su lucha contra el senador nacional Luis Juez, un peronista pragmático que puede oscilar entre subirse a un tractor con los sojeros en plena pelea por la 125, hasta abrazarse con Pino Solanas o Hermes Binner para mostrar una versión progresista.


    Lo que está en juego. Más allá de su flexibilidad ideológica, Juez puede atraer parte del voto progresista. Porque el votante de derecha tiene muchos motivos para votar a De la Sota, al propio Juez, y mucho más al radical Oscar Aguad. El tema es ver qué votará en agosto el 40 por ciento del electorado que en octubre elegirá a Cristina. En ese sentido, De la Sota necesita más del kirchnerismo, que el kirchnerismo del delasotismo.

    La otra gran pregunta es: ¿qué cambia para el gobierno nacional si en Córdoba gobierna Juez o De la Sota? No mucho desde lo político, ya que ninguno de los dos es confiable para la Casa Rosada. Hay que recordar que durante su mandato, De la Sota intentó privatizar el banco y la empresa de energía, y hasta retó a las Madres de Plaza de Mayo por “no cuidar como corresponde” a los desaparecidos. La única diferencia está en los lugares que se pueda conseguir en una negociación con De la Sota. Y aquí sí llegamos el punto crucial de estos días.


    Según los kirchneristas, el PJ delasotista se comprometió a darles el lugar de vicegobernador. Los delasotistas retrucan que no es así, porque al vice lo elige el candidato. Resultado: De la Sota anunció el lunes que su compañera de fórmula sería Pregno, la intendenta de Laboulaye.

    Guerra mediática. A partir del martes se desató una guerra mediática. La presidenta del Partido de la Victoria, la diputada nacional Carmen Nebreda, dijo que se rompía toda negociación. Luego De la Sota le retrucó desde Río Cuarto que le daba pena ver gente que se peleaba por cargos. Y agregó: “Mi única preocupación es seguir defendiendo a Córdoba como lo ha venido haciendo el contador Schiaretti”. Esta frase fue como una puñalada para muchos kirchneristas, porque remite a una política de federalismo mal entendido –que tuvo su máxima expresión en la discusión por las retenciones–.

    La última jugada en esta partida fue el amague de Accastello de encabezar una lista kirchnerista pura, que le sacaría votos a De la Sota. Sin embargo, el viernes a la noche el villamariense se anotó en la carrera para su reelección municipal sin que la presión surtiera el efecto deseado. Por ahora De la Sota resiste y defiende a su candidata, que sigue siendo una de las prendas de cambio en una negociación que tiene tiempo hasta el 18 de junio próximo, cuando venza el plazo para inscribir las candidaturas.


Mariano Saravia
desde Córdoba


2
La clave de toda esta discusión, De la Sota sí, o De la Sota no ─pongan ustedes el nombre que quieran, en la provincia que quieran─, no es un asunto de purismo ni exclusiones. Se trata de quien encabeza el barco, no sólo en la lista sino en los contenidos. Ni a mí, ni a vos, nos parece confiable José Manuel de la Sota, y ningún cordobés memorioso espera nada bueno de él.

El candidato a gobernador cordobés debería ser un hombre alineado con el kirchnerismo, y De la Sota con su gente, si quieren, que se sumen en la popa.

Lo que pasó en Santa Fe es un buen ejemplo, el peronismo hizo sus internas y ganó un hombre que sostiene el proyecto nacional: Agustí Rossi. Ahora resta que las elecciones demustren la unidad del peronismo, y se gane la gobernación. Pero encabeza el chivo Rossi.

Algunos dirán que eso es imposible en Córdoba, que el kirchnerismo no tiene la fuerza suficiente para ir solo o para imponerle condiciones al "Delasotismo". Acá está el punto importante. Estamos en el momento justo de producir un punto de inflexión simbólico y concreto a la vez. Si Cristina cuenta con más del 40 % de intención de voto, y eso quiere decir que no está en riesgo la continuidad del gobierno nacional ─los votos cordobeses que suman para ganar en octubre la reelección presidencial─, entonces debemos arriesgar, profundizar el modelo, renovar los nombres que llevan adelante el proyecto y dejar afuera a la escoria de la política neoliberal que alguna vez albergó el peronismo de la mano de Carlos Saúl Menem.

Es una humilde opinión.

Daniel Mancuso

6 comentarios:

Chabon Piola dijo...

Es creo un panorama repetido , en todo el pais , porque cada provincia tiene sus particularidades.
Por ejemplo Salta , y su gobernador kirchnerista pero para nada de acuerdo a la politica de la CGT o Moyano.
Va a depender creo de la muñeca politica de los negociadores , es dificil cambiar el caballo a mitad del rio , y no es lo mismo un gobierno de Juez o Aguad que uno de DelaSota , para los cordobeses.
PD Yo soy cordobes y vivo en Cordoba.

Anónimo dijo...

Lo mismo con Beder de Rioja y Gildo, es un "aliado estrategico" llamemosle asi sutilmente.

Daniel Mancuso dijo...

Pero ojo, una cosa es Beder o Gildo, que están gobernando, otra cosa es De la Sota, que iría encabezando la lista y está rosqueando votos. Si bien los cambios y renovaciones son lentos y particulares de cada provincia, hay algunos casos en que es posible dejar a un lado a los sátrapas y avanzar con otros dirigentes...

Unfor dijo...

Lo bueno es que avanzaríamos en Santa Fe y en Capital.
También tenemos a "radicales-K" como Saiz al que no le funciona el Canal "Nilda Garré".
Hay que dar todas las batallas, como dijo Néstor. Y ésta es fundamental, Mancu. Vos la estás dando con éste post el cual firmo de pie a cabeza. Bien el análisis.

Daniel Mancuso dijo...

Gracias Chabon piola y Unfor por los comentarios, no creo que me den bola pero hay que profundizar el debate y salir de la lógica puramente "Bilardista"... ¿no? a veces, no es bueno ganar a cualquier precio.

Mauro A. dijo...

Muy buena nota y conclusión, aunque me parece medio tarde para armar algo kirchnerista para la gobernación, principalmente por que no hay ningún precandidato kirchnerista a gobernador en cordoba que sea mas o menos reconocido, con lo cual es doble el trabajo que habría que hacer. Al paso que vamos creo que gana Juez cómodo. Ante eso, me parece que lo mejor que podrían hacer los kirchneristas es armar una 4ta lista aunque mas no sea para romperle las bolas al gallego y los gerontes del PJ.

Le falta al análisis la lucha por la ciudad (Mariano Saravia bien lo podría hacer tambien al análisis por que se que conoce mas del tema que muchos) donde pareciera que va a ganar Ramoncito por que el gringo Schiaretti no afloja con su candidato "el pichi" Campana (que tiene menos de peronista que lilita carrio), aunque ahi si está un poco mas facil para el kirchnerismo la cosa por que juez no tiene un candidato firme (dicen que quiere ponerlo al hermano como candidato, un inutil que no sabe gestionar ni un club de bochas), ramoncito no seduce tanto, y olga riutort esta medio quemada despues del choreo con los lecor. El exito para el kirchnerismo hubiera sido poder haber metido alguna lista para las internas del PJ, pero se cagaron todos y dejaron solo a Campana (bah, casi todos se cagaron, Viola lo intentó pero no tuvo mucho apoyo) con lo cual se perdió esa posibilidad.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen