buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 16 de marzo de 2011

NOSOTROS Y LOS JAPONESES






Leo La Nación y me agarra una cosa acá.

Es que Mariana Trigo Viera no sabe que en Argentina hay gente solidaria, respetuosa, trabajadora, tranquila, que no roba, que estudia, que respeta al otro, que se levanta temprano, que tarda 2 horas para llegar al laburo y 2 horas para volver a casa, que educa a sus hijos, que hace la fila y no se cuela, que no estafa a nadie, que no tiene acciones en la Bolsa, ni cuenta bancaria, tiene plantitas y mascotas, y abuelita en casa no en un geriátrico (porque la quieren no por la plata)...


1
Ella escribió una nota titulada:

Por qué no hay saqueos en Japón



"Ahora seguro suben los precios de los productos de primera necesidad", me dijo un amigo refiriéndose al desastre que hoy sigue viviendo Japón. "No creo, no los imagino haciendo eso", le contesté. Es que no se manejan de esa manera, frente a una catástrofe de esta magnitud. A ningún japonés se le ocurriría hacer negocio con la tragedia.

Para algunos será difícil de entender y a otros les generará hasta un poco de envidia, pero la realidad es que en Japón no hubo saqueos ni grandes disturbios tras los terremotos y posteriores tsunamis. De hecho, la policía sólo salió a las calles a rescatar ancianos, niños y ayudar a los más damnificados. No fue necesario que marcaran los límites porque cada uno de los ciudadanos tiene bien en claro cuáles son.

  • Seguramente, los japoneses que son muy educados no bombardearon nunca una plaza llena de civiles con aviones de la Marina de Guerra, causando enormes agujeros en los cuerpos de sus compatriotas. Tampoco imagino a los militares nipones secuestrando y desapareciendo a 30.000 japoneses de ojitos rasgados.

La sociedad nipona tiene un pensamiento de tipo grupal y eso es una gran virtud en momentos como este. No hay espacio para el individualismo. La prioridad siempre es el otro y eso lo viví en vivo y en directo muchísimas veces, cuando se desvivían por ayudarme al verme cara de extranjera. Esa manera de pensar es la que los ayuda hoy más que nunca, es la que les permite darse cuenta que si hacen algo que perjudique al otro, se están perjudicando a ellos mismos.

  • Evidentemente no han sufrido dictaduras militares, ni gobiernos vendepatrias, ni ministros de economía que devaluan el yen (¥) subordinados a los intereses del imperialismo sudamericano. Los japoneses no han pedido Megacanjes, no han tenido Plan Austral o Primavera, ni clubes de Trueque, ni 5 emperadores en una semana, seguro seguro seguro, mirá lo que te digo, Mariana Trigo Viera.

Se me ocurre una pregunta: ¿Sabrán qué quiere decir la palabra "saqueo"? Digo, porque nosotros no necesitamos de un terremoto para experimentarlo. No sé si sabrán qué quiere decir, pero lo que sí saben seguro, es lo que significa vivir una catástrofe. De hecho varias generaciones de japoneses ya las han experimentado.

  • Tenés razón, Mariana Trigo Viera. Acá vivimos de joda, vacaciones 3 meses los docentes, feriados todo el año carnaval, dicen que no hay plata y las canchas están llenas, los restaurantes superpoblados, cualquier negrito se va de vacaciones, los villeros tienen celular, paritarias y piqueteros que cortan las calles, jubilados con autos, etcétera... acá no sabemos lo que es sufrir.

Pero. ¿dónde aprendieron a ser tan calmos, tan correctos? Me acuerdo que durante mi estadía, esa actitud muchas veces me llegó a poner hasta nerviosa, pero hoy los admiro, y me animaría a decir que no en cualquier otra parte del mundo sucede esto. "Y qué querés, son del primer mundo", me contestarían muchos de ustedes. Creo que esta reacción no tiene que ver exclusivamente con el nivel de confort en el que viven, aunque reconozco que el no pasar hambre influye bastante. El respeto hacia el prójimo en absolutamente todas sus facetas y frente a cualquier escenario es parte de la idiosincrasia japonesa; es como si lo llevaran en su ADN.

  • Che, por qué no importamos japoneses y hacemos transfusiones de sangre, a lo mejor, dentro de unos años somos más tranquilos, menos apasionados, y hasta quizás, mira lo que te digo, con sangre nipona eliminamos el mal argentino más nocivo de la historia nacional, el peronismo.

Sin embargo, a pesar de haber vivido allá y de creer que los conozco bastante, me sigo sorprendiendo de sus conductas. Hoy Japón tiene problemas muy graves: las continúas réplicas, los tsunamis, la amenaza nuclear, el dolor, el miedo y otras tantas cosas; pero hay algo que tiene a favor y siempre lo tendrán, se tienen a ellos mismos. Mientras cada japonés se comporte en pos del grupo y del bien común, Japón seguirá caminando... y casi sin darse cuenta, nos están dando una lección a muchos de nosotros.

  • Coincido plenamente con vos Mariana Trigo Viera. Te están dando una lección a vos y a muchos tilingos como vos. Pero acá también tenés ejemplos solidarios. Mi hijo Ramiro junto a sus compañeros del secundario armaron un grupo autogestionario para ayudar a los hermanos Pilagá, en Las Lomitas, Formosa. No los banca nadie, se pagan los viajes ellos mismos y con donaciones y rifas llenaron 3 camiones de mercadería, ropa, leche, comida, pintura, ladrillos, muebles. Van hasta allá seguido, arreglaron la escuela, armaron una huerta, la biblioteca... el grupo se llama A PULMON.


2
Hay cientos de jóvenes ayudando a otros compatriotas, por ejemplo

Veinte mil jóvenes comenzaron a pintar mil escuelas de todo el país


No hace falta viajar a Japón, Mariana Trigo Viera.

Salí del frasco en que vivís.



3
Mirá, mirá lo que dice esta nota española, publicada en La Vanguardia...

    El último informe anual sobre delincuencia de la policía japonesa ha sembrado la inquietud. Las estadísticas muestran que uno de cada cuatro japoneses detenidos por robar en el 2010 era mayor de 65 años.

    En 1986, cuando se empezó a confecciona este tipo de estadísticas, sólo uno de cada veinte japoneses detenido por hurto era mayor de 65.

    Para los responsables policiales, el envejecimiento de la población del país no lo explica todo. Atribuyen este fenómeno a los cambios registrados en la sociedad nipona, mucho más individualista y dura que antes.

    Se ha roto la tradición ancestral nipona de reunir bajo un mismo techo a tres generaciones de una misma familia. Una situación que garantizaba a los abuelos que en la etapa final de su vida estarían bajo el cuidado de sus familiares más próximos. Este panorama ha dejado prácticamente de existir...



Daniel Mancuso

3 comentarios:

Vicky dijo...

Che Mariana por qué no te vas a Japón y te subís al tren con los correctísimos japoneses?http://blogdelpeta.wordpress.com/2008/09/01/vagones-de-tren-solo-para-mujeres/

PPP dijo...

Muy buen análisis del artículo de esta mina, ojala llegara a leer tus réplicas.

P.D: Cuando leí el nombre lo primero que pensé que decía fue "Mariana TRAGA VERGA". Me estará haciendo mal tanto Poringa?

maleari dijo...

"A ningun japones se le ocurriria hacer negocio con la tragedia"...deciselo a tus jefes, Marianita, preguntales como carajo compraron Papel Prensa, y si eso no es lo que queres decir...

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen