buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 28 de febrero de 2011

CON LA ESPADA, CON LA PLUMA Y LA PALABRA



Hoy empezaron las clases. Estoy feliz, mi hija va a la escuela pública. Las maestras son muy buenas, la directora una genia, los padres y madres de los compañeritos son gente de laburo, de barrio. Los pibes se divierten y comparten sus mochilas de vida nueva en juegos y canciones.

Lo único que me hizo ruido fue el Himno a Domingo Faustino Sarmiento.

Tragué saliva, dije "Es sólo una tonta canción", y sonreí. Ya tendre tiempo de explicarle quién era este sátrapa...

El comprensivo y el intransigente dialogaron en mi mente...

    ─ Sí, ya sé que hizo mucho por la Educación Pública, y que no faltó a clase ni aún con gripe. Fue Presidente de la Nación, senador nacional y Gobernador de San Juan.

    Carlos Saúl Menem también fue Presidente de la Nación (¡Dos veces!), senador nacional y Gobernador de La Rioja, y mirá cómo nos dejo culo pa' arriba.

    Pero escribía como los dioses, ¡Qué pluma! ¡Qué prosa!

    ─ ¿Y?, ¿Con eso qué?, Vargas Llosa también escribe bien, hasta le dieron el Premio Nobel, pero es un reaccionario macerado en "aceto balsámico Tradizionale di Modena" que cuando hace declaraciones nos recuerda al soberbio Francisco Franco en una de sus pomposas alocuciones.


1
Sarmiento alentó la inmigración, reformó el puerto, promovió la telegrafía eléctrica, realizó el primer censo de población, y otras cosas más... pero cómo perdonarle que quisiera regalar la Patagonia...

  • «He contribuido con mis escritos aconsejando con tesón al gobierno chileno a dar aquel paso... El gobierno argentino, engañado por una falsa gloria, provoca una cuestión ociosa que no merece cambiar dos notas, Para Buenos Aires tal posesión es inútil. Magallanes pertenece a Chile y quizá toda la Patagonia... No se me ocurre después de mis demostraciones, como se atreve el gobierno de Buenos Aires a sostener ni mentar siquiera sus derechos. Ni sombra ni pretexto de controversia les queda. Es una tierra desértica, frígida e inútil. No vale la pena gastar un barril de pólvora en su defensa. ¿Por qué obstinarse en llevar adelante una ocupación nominal?»

¿Cómo entender su xenofobia y racismo protonazi?

  • «¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa canalla no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado».

En 1861, el sanjuanino le escribe a Bartolomé Mitre y le dice...

  • (...) «no trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre es lo único que tienen de seres humanos».

En una carta a Domingo de Oro, del 17 de junio de 1857, el demócrata futuro Presidente escribe...

  • «Las elecciones de 1857 fueron las más libres y más ordenadas que ha presentado la América... Para ganarlas, nuestra base de operaciones ha consistido en la audacia y el terror, que empleados hábilmente han dado este resultado (de las elecciones del 29 de marzo). Los gauchos que se resistieron a votar por nuestros candidatos fueron puestos en el cepo o enviados a las fronteras con los indios y quemados sus ranchos. Bandas de soldados armados recorrían las calles acuchillando y persiguiendo a los opositores. Tal fue el terror que sembramos entre toda esa gente, que el día 29 triunfamos sin oposición. El miedo es una enfermedad endémica de este pueblo. Esta es la palanca con que siempre se gobernará a los porteños, que son unos necios, fatuos y tontos».


2
El historiador Norberto Galasso nos alumbra sobre el padre del aula...

    Hay VARIOS Sarmientos que difícilmente puedan identificarse y valorarse de una sola manera. El más conocido es el Sarmiento ideólogo, que ofrece a sus contemporáneos un cuerpo de ideas que conforman el pensamiento más representativo de la clase dominante, durante varias décadas.

    Más allá de que Sarmiento haya sido consciente o no, él le entrega a la clase dominante una herramienta poderosísima para hegemonizar ideológicamente al resto del país, especialmente a la clase media. En este sentido, sin ninguna duda, es un reaccionario, porque su concepción ideológica y política permite legitimar el orden semicolonial.

    A través de sus ideas, la oligarquía azonza a los argentinos, implanta la colonización pedagógica (en el idioma usado por Jauretche) es decir, logra el consenso, impone, como diría Gramsci, el sentido común de la sociedad argentina o, como decía Marx, logra que las ideas de la clase dominante sean las ideas dominantes en la sociedad.


    1. Por esta razón, la Historia Oficial lo celebra junto a Rivadavia y Mitre, no por su gestión presidencial, ni por su literatura, sino por su ideología.

    2. Por la misma razón, la Historia Social lo respeta y evita criticarlo. (Más bien prefiere dedicarse a denostar a José Hernández, su reverso ideológico, o a Felipe Varela, una alternativa latinoamericana o a Raúl Scalabrini Ortiz por desnudar el andamiaje de opresión semicolonial montado por el Imperio Británico).


    3. A su vez, el nacionalismo de derecha lo juzga un enemigo, no por darle ideología a la clase dominante, sino por haber sido abanderado de la ley 1420 de enseñanza laica, en detrimento de la escuela confesional. Las bombas de alquitrán con que tradicionalmente Tacuara y otros grupos nacionalistas festejaban los 11 de septiembre haciendo puntería en los bustos de Sarmiento, tienen ese sentido de defensa de la religión y de lo tradicional, y no sentido antiimperialista.


    4. Jauretche formula la crítica más profunda a Sarmiento en cuanto a la función cumplida como ideólogo, reconociéndole algunas virtudes en otros terrenos, como el literario, pero insistiendo en que lo grave es el sarmientismo, como religión o concepción de la oligarquía y los sarmientudos, peores que Sarmiento. Más allá de esta función negativa, lo reconoce como un bárbaro, como un primitivo, como un Facundo que agarró pa' los libros...


3
El periodista Hugo Presman nos relata parte de la historia de Sarmiento y su época...

    La historia oficial fue escrita por uno de los triunfadores del siglo XIX, Bartolomé Mitre, quién dejó de guardaespaldas al diario La Nación que él fundó.

    En su distribución de héroes y réprobos, Sarmiento fue levantado como el símbolo de la educación, omitiendo los aspectos más revulsivos y reprobables de su actuación política.

    Escribió Jorge Abelardo Ramos en su libro "Revolución y Contrarrevolución en la Argentina":Ya está el loco Sarmiento en el poder.

    Había soñado en ese momento único desde los años de soledad y destierro.

    Sanjuanino aporteñado, talentoso instrumento de la oligarquía porteña, puño implacable de Mitre en la extirpación de los caudillos y el gauchaje; admirador de los anglosajones

    y de su idioma y cofundador de nuestra literatura con José Hernández .

    Estamos frente a un hombre, contradictorio, vital, creador, y provinciano al fin.

    Lo odió a Facundo, porque Facundo, era la realidad sin afeites del medio histórico provinciano del cual él mismo surgía.

    Al rechazar esta sociedad, Sarmiento expresó como nadie la ambición provinciana

    de sustituir la lanza por el rémington y la escuela.

    Fue un burgués sin burguesía, maestro iletrado que hizo su cultura a poncho, que no fundó escuelas (según ha probado Avellaneda en carta famosa) pero quiso fundarlas

    y peleó por ellas.

    Alberdi y Sarmiento fueron los intelectuales más notables producidos por el interior, aunque la diferencia entre ambos radica en que Sarmiento transigió sistemáticamente con la oligarquía porteña, para poder vivir y expresarse; Alberdi, por el contrario, a partir de su colaboración con Urquiza y la Confederación, fue extirpado del mapa político del país donde se le rehusó todo.

    Sin embargo la burguesía comercial porteña, que utilizó muchas veces a Sarmiento, no lo asimiló por entero"

    Personalidad apasionante, fue capaz de enlazar en sus contradicciones, la pedagogía de la violencia más profunda y despiadada con un conocimiento detallado de las teorías de Darwin a las que adhirió.

    Escritor notable, los aspectos positivos de su desmesura le llevó a concebir los bosques de Palermo, que aún hoy son el principal pulmón de la ciudad.

    Fomentó la inmigración, aunque tenía conceptos muy peyorativos hacia ellos.

    De los árabes decía: "una canalla que los franceses corrieron a bayonetazos hasta el Sahara."

    A los italianos los llamaba "gringos bachichas"; de los españoles no quería oír hablar y de los judíos: "¡Fuera la raza semítica! ¿O no tenemos derecho para hacer salir a estos gitanos que han hecho del mundo su patria?"...


4
El periodista Hugo Presman analiza la historia política de Sarmiento y la política actual...

El gobierno nacional no omitió el bicentenario del nacimiento de Sarmiento pero lo ninguneó hasta volverlo invisible. Cristina Fernández ha dado reiteradas pruebas de adscribir a posiciones revisionistas.

Hoy, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lo alza como el icono de la historia oficial y establece la obligatoriedad de cantar en los actos el Himno a Sarmiento.

Es posible que Mauricio Macri se inspire en estos pensamientos de Sarmiento cuando exhibe su "sensibilidad" social:

  • "Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios. De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos? Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer".

Domingo Faustino Sarmiento.
fragmento del discurso en el
Senado de la Provincia de Bs. As,
13 de septiembre de 1859.



5
¿No será hora de cambiarle el nombre a las incontables avenidas, parques, fragatas, ferrocarriles, calles y escuelas?

¿No será mucho tener tanto Mitre, Roca y Sarmiento, ¡Tanta Gloria y loor! ¡ Tanta Honra sin par?

Para colmo, cada día los tenemos en la mano, en un mismo lodo todos manoseaos...


Daniel 
Mancuso






No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta