buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 6 de diciembre de 2013

LA CASONA DE LANÚS
















Hoy tendría 27, estaría en las calles fatigando la vida, reclamando justicias, enhebrando porvenires posibles, repartiendo besos y sonrisas a las pibas en flor. Pero se fue una madrugada bajo una lluvia de golpes. 

Hoy sonríe y nos dice que no aflojemos, está con nosotros, en la lucha cotidiana de su padre, Oscar Castellucci, uno de los nuestros, junto a toda su familia. Y su memoria nos empuja hacia adelante,  a trabajar y pelear para que la Argentina no pierda a sus mejores hijos en la violencia absurda de la noche, la discriminación y los negocios sucios.





(NOTA PUBLICADA el 6 de enero de 2011)

Recuerdos. La última noche que fui a bailar a La Casona hacía mucho calor. Yo no tenía plata para comprarme una gaseosa (el único que tomaba alcohol era mi amigo Rodolfo, que tiempo después murió con una cirrosis que traía a cuestas hacía muchos boliches), así que íbamos de la pista al baño (a tomar agua), del baño al parque, del parque hacia adentro, y vuelta a empezar, siempre tratando de enganchar algo entre la multitud, apretados, sonriéndole a alguna piba, a los empujones, tratando de llegar a los lentos acompañados (todavía había lentos en mi época, y ese era el momento del apriete, del levante seguro). El tema que viene a mi memoria mientras deambulaba por la disco, esa noche, es another brick in the wall (parte 2), de Pink Floyd (We don't need no education / We dont need no thought control... ).






Desde 1977, fue el boliche más importante de Lanús, y me animaría a decir de la zona Sur, durante años, hasta que 2 patovicas (Jorge Luis Romano y José Segundo Linqueo Catalán) asesinaron al joven Martín Castelucci, de 20 años, en 2006, y clausuraron la discoteca que, entonces fue rebautizada como la Casona del terror.


Luego de una larga y penosa batalla judicial y comunicacional, la familia de Martín logró que la causa no se caiga y que Atilio Amado vaya a juicio oral...

    El juez Esteban Bachini, a cargo del Juzgado de Garantías Nº 6 de Lomas de Zamora, resolvió no hacer lugar a la excepción de falta de mérito planteada por la defensa de Atilio Amado, dueño y gerenciador de la disco “La Casona”, que permanece clausurada desde hace 4 años cuando fue asesinado el joven Castelucci; por lo que deberá sentarse en el banquillo acusado de homicidio. Por el crimen ya fue condenado uno de los custodios del local, José Segundo Linqueo Catalán. 
    Catalán fue condenado por homicidio en el proceso de otra investigación que fue ratificada por la Cámara de Casación bonaerense, cuando le aumentó la pena a 11 años y nueve meses de prisión. La familia Castelucci, desde entonces, reclamó por la responsabilidad de Amado por ser “el garante de la seguridad de los que asistían al espectáculo que convocaba”. 
    En la resolución, emitida el 22 de diciembre, del juez Bachini se señala que los dichos de los testigos Gastón Goncalvez y Santiago María Zamborini, integrante y manager del grupo “Los Pericos”, respectivamente. “Los dichos de estos dos testigos han sido contundentes en cuanto afirmaron -entre otras circunstancias- el carácter de Amado de organizador del funcionamiento de la discoteca, el discriminatorio sistema de admisión, y el uso de violencia extrema sin motivo alguno contra los asistentes a ese lugar por parte del personal de seguridad de dicho establecimiento, los que actuaban bajo las órdenes del imputado", indicó el juez. El documento judicial agrega que Amado "veía lo que sucedía y lo encontraba correcto, diciéndole a los músicos -ante la petición de éstos para que cesara esa agresión física contra los concurrentes- que la golpiza no se iba a detener y que él era el dueño del local bailable. La violencia fue tal que los músicos detuvieron el espectáculo y se retiraron del lugar". Además, según el juez Esteban Bachini, Zamborini precisó que las directivas de pegar dadas por el encargado y los consecuentes golpes de los patovicas contra el público, pareció ser una manera de actuar normal dentro del funcionamiento del local. "Esta percepción del testigo se confirma con lo sucedido con Castellucci y los diversos relatos “ut supra” mencionados (...) Tales órdenes fueron dadas a estas personas, que poseían una aptitud física y técnica en la violencia que podían -y pudieron como se vio- llevar a la muerte”, resalta la resolución. Con su decisión, el juez Esteban Bachini ratifica el pedido de elevación a juicio que hiciera, a principios de este año la fiscal doctora Marcela Ruíz, quien también consideró suficientes los elementos que figuran en la causa para hacer la imputación por homicidio.



Lo patético de esta historia es que sigue habiendo muertos a causa de los golpes de los patovicas a pibes indefensos. El pasado 24 de diciembre, vecinos indignados incendiaron un boliche en Rafael Castillo, la discoteca Las Vegas, ubicada en Carlos Casares y Chavarría (La Matanza), en repudio de una violenta golpiza que habría recibido un adolescente de 14 años por parte de un patovica.

Parece que no alcanza con la ley de los patovicas porque sigue habiendo discriminación, violencia y muertes, a manos de estos idiotas anabolizados...

  • Una encuesta del Inadi, realizada entre diciembre de 2006 y diciembre de 2008 sobre la percepción de los lugares donde más se discrimina, revela que los boliches bailables lideran la tabla, con el 57,8 por ciento de las respuestas positivas. La ciudad de Buenos Aires ostenta el peor número: 73,5 por ciento; la provincia de Buenos Aires está segunda con el 66,3. Muy pocas denuncias llegan al Inadi, ya que no siempre resulta fácil probar la existencia de una franca actitud discriminatoria por parte de los patovicas.


Cuando yo era adolescente no había estos patovicas golpeando y matando. Recuerdo haber ido a bailar con mis amigos a Kamote (Lanús), Mi Club (Banfield), Club Ducilo (Berazategui), Regatas de Avellaneda, Bon Ami (Banfield), Elsieland (Quilmes)... los señores de la puerta eran tipos grandes a los que les teníamos respeto porque eran mayores y tenían bigote, nada más.

El , de la mano de Menem y sus secuaces, impuso la moda de estos energúmenos en las puertas de los lugares nocturnos, bares, restaurantes y otros, quizás como reflejo de lo que sucede en yanquilandia. Se suma la inescrupulosidad de los empresarios que se vieron cebados por la impunidad y la desmesura que imperaba, la desidia de pizza con champagne que embebió la década infame noventista.

Y además, una parte importante de los pibes perdió el rumbo, se ponen en pedo antes de entrar al boliche, chupan inconcientemente como marranos, los padres no existen, quizás preocupados por pagar la cuota del plasma, y así, la negligencia sobre la propia vida se hizo costumbre en grandes sectores de la juventud, de la sociedad en general, derramando cierta peligrosa indiferencia por la vida, propia y ajena ( vea MUERTOS VIVOS). La insolidaridad se adueñó de la trama social hasta extremos alarmantes, en algunos casos, y plantea una asignatura más para agregar en la larga lista de problemas a vencer en la batalla cultural en marcha.


Hay más info en AC Martín Castellucci






Daniel
Mancuso

9 comentarios:

Sujeto dijo...

Hola Daniel
Nunca fui a La Casona, pero la conocía de nombre.
Hasta que me casé, hace 25 años, yo vivía en Villa Domínico, e iba a bailar ¿...?
a veces (no me gustaba) a Elsieland, donde una vez, para entrar, amablemente me pidieron me cortara el pelo, y me lo cortaron ahí mismo.
Como mucho no me gustaba bailar, prefería ir a un boliche de terror en Sarandí, el "Majestuoso Sarmiento", donde tocaban bandas; las veces que habré ido a ver a Vox Dei en los 70...
Pero es como vos decís: nunca había quilombo, eran tipos grandes que te trataban amablemente.
Te mando un Abrazo

Oscar Castellucci dijo...

Gracias por la publicación de esta información. Te agrego una pequeña aclaración: es lógico que con la ley que regula la actividad de los "patovicas" (Nº 26.370) no alcance. La ley es sólo una herramienta. Hay que tener la posibilidad de recurrir a ella. Para eso, con el apoyo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación nuestra Asociación ha impulsado una línea gratuita (el 0800 222 0080) para que los pibes puedan ejercer sus derechos y denunciar hechos de violencia y de discriminación provocados por "patovicas". Dinfundí ees número, por favor. Funciona los días hábiles de 9 a 16. No todos los pibes están "dados vuelta", hay muchos que quieren dar vuelta la realidad (como Martín) y tenemos, como adultos, que dejar que puedan hacerlo garantizando su seguridad y su derecho a vivir. Gracias de nuevo por la difusión y un abrazo grande. Oscar Castellucci (el papá de Martín).

Anónimo dijo...

que buenas noches pase en la casona de lanus.. fue lo mejor ..

Anónimo dijo...

Yo iba a La casona y tenés toda la razón en todo lo que decis acá

cristian f dijo...

soy cristian de sarandi y lo mejor que hubo fue la casona que manera de ganar minas era increible.saludos a daniel,damian y el gordo corripio.

Anónimo dijo...

es verdad amigo fischer!! y el gacelcito a fondo por pavon te acordas jeje!! y el queso ke te comias de mi heladera jeje!! y el clavel? y gracielita? saludo a vos a adolfo y a tu hijo!!!

Anónimo dijo...

yo fui a la casona de lanus desde que inaguro la matinee en 1997 y fui tan feliz bailando , fue una pena lo que sucedio con el pibe en 2006, nunca encontre un lugar asi, la casona fue lo mejor de mi adolencencia.

Anónimo dijo...

Hola a todos yo iba a bailar a kamote,fue la epoca mas linda de mi adolecencia, me acuerdo que habia baile para los adultos los sabados y domingos para los mas chicos ahi entraba yo,no existian patovicas ni nada si los que cuidaban las puerta y eso,o estaban por si se armaba algún problemita que no pasaba casi nunca ya que eramos todos chicos,ahí pude ver a los VIOLADORES ,GIT y no recuerdos los otros grupos pero la verdad la pasabamos relindo,nunca olvidare esa epoca. Saludos

GUSTAVO FARIAS dijo...

MUY BUENAS A TODOS. E IDO A TRABAJAR EN VARIAS OPORTUNIDADES A LA CASONA,NO A DISFRUTAR DE BAILAR,NACI COMO OPERADOR DE SONIDO EN EL AÑO 73 CON EL GRUPO VOX DEI,CON EL CUAL E ESTADO TRABANDO CON EL GRUPO EN EL MAJESTUOSO SARMIENTO,E AQUI QUE ME GUSTO MUCHO,CLARO QUE VOLVI A OPERAR A YANNI NAZZARO Y LUEGO SEGUI LLENDO A DIBERTIRME,QUE GENIAL ERA ESO,NUNCA PROBLEMAS,QUE LINDOS RECUERDOS. SALUDOS

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta