buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 2 de enero de 2011

FAVELAS = EJÉRCITO O URBANIZACIÓN







Disparos ocasionales rompían la tensa calma y vehículos blindados se disponían a atravesar barreras y barricadas en el barrio pobre "más peligroso" de Río de Janeiro, mientras fuerzas de seguridad se alistaban para lanzar el asalto final a la favela, considerada como "refugio de narcotraficantes".

La Policía ha intensificado sus acciones contra los traficantes de narcóticos, a quienes considera responsables de la oleada de violencia que ha aterrorizado en el último tiempo a los habitantes de la ciudad.

Los soldados y policías dedicaron la noche a obstruir las 44 entradas al complejo de Alemao, un conjunto de al menos 12 comunidades donde se han refugiados capos del narcotrafico después de que las fuerzas del orden ocuparan barrios pobres que eran sus centros de operaciones...



1
Todas, más o menos así, eran las informaciones que llegaban de Río de Janeiro sobre las incursiones a punta de metralleta que realizó el ejército brasileño. Jorge Mario Jáuregui, urbanista argentino que trabaja en las barriadas cariocas afirma que:

    Una manera de descubrir una ciudad latinoamericana es realizar el recorrido desde la relativa "completud" de la estrutura morfológica del centro, hasta la dispersión de los asentamientos periféricos atravesando una serie infinita de no-lugares. Las favelas de Rio estaban, de hecho, incluidas hasta hace unos pocos años en esta última categoria en los registros del poder público; eran no-lugares, espacios en blanco en los mapas catastrales.

    Esta situación ha comenzado a modificarse substancialmente con la formulación primero del programa denominado Favela-Bairro y ahora del PAC consistente en tratar las áreas excluidas de los beneficios de la vida urbana (que en Rio abarcan aproximadamente 1.500.000 de personas viviendo en condiciones muy precárias) como partes reconocidas del "cuerpo" de la ciudad, buscando repotencializarlas.

    Los proyectos aqui presentados son producto de la experiencia de intervenciones en mas de 20 favelas de Rio de Janeiro a lo largo de mas de 10 años, com poblaciones que varian de 850 familias, caso de Fernão Cardin, a 12.000 familias, caso de Rio das Pedras y a 25.000 familias, caso del Complexo do Alemão actualmente en construcción.


    El paisaje urbano de las favelas cariocas, complejos emsambles de naturaleza y artifício, tiene sus propios "códigos genéticos" que es necessario develar. Para poder operar en ellas modificaciones substantivas que no eliminen las cualidades existentes es necesario captar sus equilibrios territoriales y su complejidad semántica, transcribiendo y transfiriendo sus valores cualitativos topográficos, sociales, económicos y funcionales, en una estructuración proyectual que les pueda dar efectividad, realizarlos y potencializarlos.



2

En una entrevista publicada por Miradas al Sur, Jáuregui afirma que “Es un error enviar el ejército a ocupar las favelas”...

    Aunque es un problema social extendido por las principales ciudades brasileñas, en Río de Janeiro las favelas, según el Instituto Municipal de Urbanismo, son cerca de un millar y en ellas vive el 30% de la población total de la urbe carioca. En la difícil labor de hallar soluciones se encuentra el arquitecto Jorge Mario Jáuregui, autor del programa Favela Barrio (FB), destinado a urbanizar las favelas de la periferia urbana.

    Es un arquitecto argentino con más de 30 años radicado en la segunda ciudad más poblada del Brasil, pero también con una amplia experiencia de urbanización de las villas argentinas.

    “En la Villa 31 yo elaboré un proyecto preliminar con los representantes comunitarios, en la línea de lo que hago en Río a través del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC) ─que comandaba la actual mandataria Dilma Rousseff cuando fue jefa de ministros de Lula─, que podría funcionar muy bien como caso ejemplar de lo que puede ser hecho en función de la articulación de la ciudad y la sociedad divididas”; en este punto resalta como factor negativo a combatir “al preconcepto de ciertos sectores de la población hacia los más pobres, a los ‘diferentes’, a los ‘extranjeros’ y por ahí va. Mi opinión es que falta acción positiva y organizada del poder público capaz de crear puntos de encuentro y convergencia de acciones de carácter positivo y transformador, que puedan galvanizar el imaginario colectivo en la dirección de una sociedad más justa, inclusiva y solidaria”.

    Entre los numerosos proyectos de urbanización se encuentra el transporte teleférico del Complexo do Alemão, concebido por Jáuregui y su equipo, que el ahora ex presidente Lula Da Silva inauguró hace unas semanas y que forma parte de un vasto plan dentro de este conjunto de barriadas, que tomó trascendencia internacional cuando en el mes de noviembre fue centro de un operativo policial y militar, para desalojar a una de las bandas de narcotraficantes más poderosas: el Comando Vermelho.

    Jáuregui cree que la solución para los pobladores de estos barrios nunca ha dado resultados de la mano de las fuerzas de seguridad.

    “Desde hace mucho tiempo, antes y durante la dictadura militar, diversas iniciativas para ‘eliminar’ las favelas fueron ensayadas. Como siempre fue con los militares que eso se llevó más a fondo, incluso incendiando algunas favelas en el área de la Lagoa Rodrigo de Freitas, que dieron origen a Cidade de Deus (Ciudad de Dios). Por lo tanto, esta cuestión de enviar el ejército y la policía contra la favela tiene antecedentes nada enorgullecedores”.

    “Es verdad que hay un clamor de la clase media carioca por iniciativas ‘duras’ contra los favelados bajo el argumento de que las favelas son el territorio de los traficantes. Con esta excusa se pretende actuar militarmente como si esos territorios fueran un campo enemigo. Craso error que implica someter una gran parte de la población a todo tipo de ultrajes en nombre de una ficticia ‘paz social’. Sabemos que para obtenerla es necesario actuar de manera inteligente tanto de parte del poder público como de la sociedad civil, a través de programas de acción social e inversiones capaces de prestigiar las periferias con equipamientos de alta calidad urbanística, arquitectónica y ambiental, como se está haciendo a través del PAC.”

    –La prensa internacional, abrevada en los medios brasileños, tiende a demonizar las favelas. ¿Cómo retrataría la vida en ellas?


    Nunca hay que confiar mucho en los relatos de la prensa internacional que, como sabemos, está más orientada a vender noticias, cuanto más truculentas mejor.

    Normalmente la vida en comunidades como Alemão, Manguinhos, Rocinha, Cidade de Deus, etc., transcurre con un intenso intercambio social, productivo y comercial. Hay muchísimas instituciones comunitarias producto de la organización interna de cada comunidad y también instituciones de ámbito nacional e internacional (ONG’s) con acción transformadora muy positiva, que desarrollan trabajos de inclusión para toda las edades, mujeres y hombres. La gente vive en esos lugares a pesar de los conflictos con los narcos y de las incursiones de la policía, siempre inamistosas, y desarrolla sus actividades, a pesar de todo, bajo esta tensión.

    Los proyectos de estructuración socioespacial tienen la misión fundamental de introducir servicios de calidad, infraestructura, nuevas condiciones de acceso y conexión con el entorno, y garantizar la seguridad ciudadana como en el resto de la ciudad, saldando una deuda histórica de ausencia del poder público en las áreas más carentes
    .

    –¿De qué modo se rehacen los lazos sociales y se enfrenta la exclusión, en medio de conflictos tan profundos y enraizados históricamente?



    –La reconstrucción de los lazos sociales y el combate a la exclusión demanda claramente una acción coordinada del poder público en sus tres instancias: Federal, Provincial y Municipal. Solamente de esta manera, con una acción organizada interinstitucionalmente, y conducida con unidad de concepción, podrá hacerse efectiva la acción del poder público en contextos altamente complejos donde las cuestiones físicas, las cuestiones sociales (económicas, culturales y existenciales), los aspectos ecológicos (ecología mental, social y del medio ambiente), junto con lo relativo a la protección del ciudadano, se interceptan con las cuestiones del sujeto contemporáneo.

    Podemos percibir aquí la alta complejidad del desafío que implica reconstruir los vínculos de la sociedad. Esta acción coordinada desde lo público y lo privado, donde los medios de comunicación tienen un papel fundamental, es una tarea que envuelve a todos y no deja a nadie neutral. La ausencia del poder público (o su frágil presencia), la incapacidad de prever y anticipar situaciones a través de planes y proyectos bien estructurados capaces de ofrecer una adecuada relación entre ciudad, urbanidad y espacio público, con un inteligente y civilizado manejo de la fuerza en nombre del interés público de manera democrática para todos los ciudadanos sin excepción, es el único camino para poder pensar un futuro razonable de convivencia de las diferencias.





Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta