buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 3 de septiembre de 2010

EL CASO LANUSCOU



De todos los libros que pude leer sobre los años 70 en Argentina, « El caso Lanuscou, Columna Norte. La otra historia » , de Marisa Sadi, es el que más me conmocionó.

Desde la prímera página se siente el amor y la constancia que le pone a la ardua tarea de reconstruír la historia de la familia Lanuscou, y a través de ella, encontrar a los compañeros olvidados de la Columna Norte de Montoneros, para sacarlos de ese sitial edulcorado de víctimas inocentes y ponerlos en su justa dimensión de luchadores populares en contra de la dictadura genocida.

... Si de honestidad se trata, también se textualizan las decepciones y las críticas a la última CN de Montoneros en el exilio, que no supo o no quiso estar a la altura de las circunstancias y abandonó a sus militantes y sus combatientes en las manos de sus verdugos.

Pero en esta historia, no todo es defección, y Marisa Sadi lo sabe, por eso hace algomás constructivo: va al encuentro de aquellas identidades que se destacaron por su lucha, su heroísmo (palabra despreciada por los escribas de la historia oficial y sus pupilos, tal vez porque pulveriza sus postulados o descubren su propia pequeñez). Estas identidades tienen un lugar de importancia en el relato de Marisa Sadi.
(pag. 9)


El 3 septiembre de 1976, el Comando Zona IV Campo de Mayo juntamente con refuerzos del Batallón 601 de Boulogne y Policía de la Provincia de Buenos Aires, atacó la casa de la familia Lanuscou, en la localidad de Acassuso.

Desde las 10 de la noche hasta la madrugada del sábado 4, cientos de balas, una ametralladora antiaerea, un mortero, y la salvaje patota de el Campito (el chupadero de Campo de Mayo) derribaron la casa de la esquina de Asunción y Catamarca.

La historia oficial dijo: ... Finalizada la acción, se comprobó que en el interior del edificio existían 5 delincuentes muertos que aún no han sido identificados, gran cantidad de armas cortas y largas, y ganadas de mano, especialmente de origen extrangero, y material quirúrgico de todo tipo. Los efectivos militares intervinientes no sufrieron bajas.

Luego se supo la verdad: Hubo más de 5 horas de intenso bombardeo. Fueron asesinados: Roberto Francisco Lanuscou, su esposa Amelia Bárbara Miranda, y sus hijos Robertito de 6, y Barbarita de 4 años.

La hija menor del matrimonio, de 5 meses, Matildita, aún sigue siendo buscada.

El caso fue famoso en su época. Los vecinos no lo pueden olvidar. Vuelve una y otra vez, a cobrar notoriedad a lo largo de estos 34 años, y sigue siendo el crimen paradigmático de la dictadura en todo el gran Buenos Aires.

La historia de la familia Lanuscou se conoció en 1984. En principio, se dijo que los 5 miembros de la familia habían muerto. Pero cuando en 1984 empezaron a exhumarse los cadáveres de las víctimas de la represión ilegal, se descubrió que en la tumba donde fueron enterrados los Lanuscou faltaba el cuerpo de la beba Matilde, de sólo 5 meses en el momento de su desaparición.

La historia es extremadamente compleja. Hace algunos años, Abuelas de Plaza de Mayo, la familia Lanuscou-Miranda y la familia García Gualdero reclamaron judicialmente conocer el origen de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble, la dueña del diario Clarín. La querellante María Amelia Herrera de Miranda sospechaba que Marcela podría ser su nieta. Y otra querellante, Estela Gualdero, reclamaba a Felipe como posible miembro de la familia García-Gualdero.

Existen presunciones de que Marcela Noble sea Matilde Lanuscou.

Si Matildita no es Marcela Noble, en algún lado está Matilde. Si no hay huesos hay apropiación... (pag. 108)

Además, la búsqueda de Matilde Lanuscou junto al caso de Floreal Avellaneda, reactivaron la Megacausa Riveros -que es Campo de Mayo, el peor pozo de la dictadura- que estuvo paralizada durante 30 años.

Acierta Pablo Llonto cuando dice: "Es un libro o un diario que ha ido tras las huellas de los militantes, pero también tras las felonías de los asesinos".

Aquí están: la historia de un crimen, la historia de una investigación, y una aproximación a la militancia revolucionaria durante los años 70.

Es un libro necesario, fatigado por una compañera militante. Es un libro de lectura obligatoria para todo aquel que quiera acercarse a la verdad de aquella época...

Daniel 
Mancuso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Podrían decirme dónde conseguir el libro de Sadi .? Muchas gracias o_chiarante@hotmail.com

Daniel Mancuso dijo...

En algunas librerías de avenida Corrientes lo encontrarás, saludos

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen