buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 11 de julio de 2015

LOS VOTOS DE LA SEGUNDA VUELTA EN BLANCO Y NEGRO





El domingo 19 de julio hay segunda vuelta en la CABA. A todas luces es una interna de la derecha porteña, aunque el 5 de julio, muchos votantes no se hayan dado cuenta. Quizás, de buena fe, algunos porteños hayan depositado sus expectativas votando los rulos del exministro de economía que pergeñó la 125, sin tomar real conciencia de que en las elecciones nacionales tanto Lousteau como Rodriguez Larreta votarán por Mauricio Macri, seguro candidato del conglomerado conservador patrio.

¿Qué hacer, qué votar el 19? ¿Anular el voto, hacerlo en blanco o votar a Lousteau para intentar propinarle una derrota a Macri en su propio distrito?

Escuchando Radio Nacional, por ejemplo, se produjeron interesantes debates sobre el tema y ninguna síntesis. Discutiendo con compañeros hubo también muchas disquisiciones: "ya pasó todo, ahora hay que pensar en agosto", "voto impugnado sin que me vean desde la mesa", "voto al rulo aguantando las arcadas", etcétera...

Ya se escuchan voces sobre el seguro triunfo de Rodríguez La Rata que explican la no conveniencia del voto a Lousteau que imaginan un caudal de votos altos anunciados en todos los medios el lunes siguiente como guarismo anti K. Además, Recalde dijo: Rodríguez Larreta y Losteau son "el mismo producto con diferente envase".

Están quienes opinan que podría ser derrotado el macrismo si todos los votos opositores porteños votaran a Lousteau, pero ya sabemos que la izquierda llamó a votar en blanco y Mariano Recalde dejó en libertad de acción a sus votantes.

Hagamos números: 

En las PASO del 26 de abril 2015, hubo un total de inscriptos de 2.555.967 porteños y porteñas que podían votar, pero sólo lo hicieron 1.880.136, es decir, el 73,5586 por ciento de los habilitados para votar. Rodríguez Larreta sacó 529.452 votos (el 20,71 % real sobre el universo de todos los inscriptos habilitados para votar). Si sumamos los votos en silla de ruedas se obtienen 882.421 votos. Recalde sacó 228.900 votos (el 8,95 % real).

En las elecciones del domingo 5 de julio, hubo un total de 2.555.967 inscriptos habilitados para el voto, pero sólo lo hicieron 1.866.945 (13.191 votantes menos que en las paso), es decir, el 73,0426 por ciento de los habilitados para votar. Rodríguez Larreta sacó 832.619 votos (el 32,57 % real sobre el universo de todos los inscriptos habilitados para votar). Aquí, el macrismo con La Rata sacó 49.802 votos menos que en las PASO. Siguiendo la lógica cacerolera, podemos decir que casi  el 70 % de los porteños no quiere amarillo. Recalde sacó 400.522 votos (el 15,67 % real). Ver escrutinio definitivo 5 de julio de 2015.

En definitiva, todos estos números son para demostrar que no sólo Adrián Paenza juega con la matemática, y que a la hora de hablar de resultados eleccionarios, y de analizar un poco, los porcentajes son un engaña pichanga, lo que vale son las cifras relativas.

Tengamos en cuenta que en el escrutinio definitivo de las PASO del 26/04/2015 se incluyeron los votos nulos y los en blanco dentro del total para sacar el porcentaje  de cada candidato (ver: Acordada Electoral n° 14/2015 del TSJ de la CABA:  http://www.tsjbaires.gov.ar/images/stories/Elecciones2015/acordada-14.pdf).

Y tengamos en cuenta que en el escrutinio definitivo del 5/07/2015 en los votos válidos se incluyeron los votos en blanco dentro del total para sacar el porcentaje  de cada candidato (ver: TSJ de la CABA: Consulta de Totales).

Esto significa que da lo mismo si se vota en blanco, si se anula el voto, o se lo vota al rulo: los votos genuinos del pelado seguirán teniendo el mismo porcentaje a la hora del escrutinio.

Y además (y esto es lo más importante), nunca se quiso ganar la ciudad, se la abandonó hace ya mucho mucho. ¿Te preguntaste por qué gana el macrismo en las villas y barrios humildes de la CABA? Parece que los punteros del PRO entendieron el peronismo mucho mejor que algunos compañeros. No, no miren 678 sin espíritu crítico... mucho Cerruti.... mucho Heller... mucho Sabbatella... ¿se acuerdan del pacto PRO-K?, Ritondo y Cabandié a los abrazos... porque queridos amigos y amigas, negocios son negocios. Si me equivoco, me avisan. Auguri...




2 comentarios:

profquesada dijo...

Estoy muy de acuerdo con el final, es más hace mucho, no recuerdo desde cuándo porque ha pasado demasiado tiempo en que lo estamos. Al FpV, al peronismo no le importa la CABA como antes no le importaba la Ciudad de Buenos Aires.
Las cuentas de las rebajas de esta temporada no te las discuto, Paenza, el tema me tiene estufado.

El asunto que viene de lejos es que no le interesaba a Néstor ni a Cristina y de ahí para abajo. A los únicos peronistas que les pareció interesar -antes y ahora- fue claramente, como decís, por negocios. Nunca es triste la verdad lo que no tiene es remedio. Tal vez deba ser así. Que ellos se queden con la joya de la abuela, nosotros nos conformamos con el resto del todo, no es un mal arreglo. Además no hay daño, a los porteños nacidos, criados o llegados, no parece importarles demasiado. Se los ve felices de amarillo subidos a la subtrenmetrocleta.

Marta dijo...

El Pro no entendio al peronismo, el peronismo le dio y le da dignidad a los mas humildes, no los humilla con un vale de comida o una mentira de un titulo de propiedad inexistente, que es lo que hace el Pro
En lo demas coincido.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen