buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 16 de mayo de 2013

MAGNETTO SHAKESPEAREANO







«Yo, que estoy toscamente acuñado, y carezco de la majestad del amor para pavonearme ante una lasciva ninfa contoneante; yo, que estoy privado de la hermosa proporción, despojado con trampas de la buena presencia por la Naturaleza alevosa; deforme inacabado, enviado antes de tiempo a este mundo que alienta; escasamente hecho a medias, y aun eso, tan tullido y desfigurado que los perros me ladran cuando me paro ante ellos; yo, entonces, en este tiempo de paz, débil y aflautado, no tengo placer con que matar el tiempo, si no es observar mi sombra al sol y entonar variaciones sobre mi propia deformidad. Y por tanto, puesto que no puedo mostrarme amador, para entretenerme en estos días bien hablados, estoy decidido a mostrarme un canalla, y a odiar los ociosos placeres de estos días. He tendido conspiraciones, insinuaciones peligrosas, con ebrias profecías, libelos y sueños...»




.Prólogo...

William Shakespeare lo anticipó maravillosamente hace mucho tiempo: la ambición o tiene límites.

En Ricardo III (The Life and Death of King Richard III), WS nos muestra el alma podrida de un hombre vil en el poder y su desprecio por la vida. La historia parece hecha a la medida del CEO del Grupo Clarín...

    Ricardo alaba a su hermano, el rey Eduardo IV. Ricardo está lleno de envidia y ambición hacia Eduardo, quien gobierna el país con prudencia y sabiduría. Ricardo es un feo jorobado, que se describe como «deformado, mutilado». Ricardo conspira para que su hermano Jorge de Clarence, que le precede como heredero al trono, sea recluido en la Torre de Londres como sospechoso de asesinato. Seguidamente, para cumplir sus ambiciones, pretende los favores de Lady Ana, la viuda de Eduardo de Lancaster, tras haber asesinado a su marido y a su padre. Ana se compromete a casarse con Ricardo. Éste, en colaboración con su amigo Henry Stafford, segundo duque de Buckingham, conspira para acceder a la sucesión al trono, presentándose a los otros señores como un hombre piadoso, modesto, sin ninguna pretensión de grandeza. Así, es elegido sucesor del rey Eduardo IV, en cuya muerte, irónicamente, Ricardo no está en ninguna manera involucrado. Ricardo se garantiza de manera activa la posesión de la corona. Asesina a cualquiera que se interponga en su camino, incluido el joven príncipe, Lord Hastings, su antiguo aliado Buckingham, e incluso su esposa. Estos crímenes no pasan desapercibidos, y cuando Ricardo ha perdido todo el apoyo y se enfrenta con el conde de Richmond, futuro Enrique VII de Inglaterra, en la batalla de Bosworth Field los fantasmas de la gente que mató le visitan y le auguran: «¡Desespera y muere!».

Cualquier semejanza con Héctor Horacio Magnetto es pura sabiduría del genial dramaturgo de Stratford-upon-Avon, que supo retratar las miserias humanas con prosa magistral.






.ACTO I

Toda gran obra necesita un marco grandioso para exponer su mensaje... El Grupo Clarín insufló un enorme globo en su casa, y como los carapintadas de Aldo Rico se ha camuflado: vallaron el edificio, sacaron los logos y pusieron guardia periodística de sus medios. Así armó la escenografía el Grupo de Magnetto para hacer creible "una posible intervención del Gobierno" y generar miedo en la tropa.




Desde el domingo a la noche, Clarín luce una fachada sin logo y con un vallado de seguridad, preparados para la guerra. Como si con estas ridículas medidas pudieran evitar la aplicación de la justicia sobre el grupo empresario más corrupto de la historia argentina.




A las 5 de la madrugada del lunes, el canal dispuso dos móviles que montaron guardia "por tiempo indeterminado" para hacer creer que en algún momento podría pasar algo.





El número de dirección del edificio del Grupo Clarín de la calle Piedras también fue descolgado. Quizás así, podrían evitar que la Ley de Medios encontra la corporación mediática que está fuera de la ley desde 2009.




El tradicional logo del Grupo Clarín fue descolgado por "prevención", dijeron desde Clarín.




En la puerta del diario Clarín, sobre la calle Tacuarí, también hubo guardia periodística por parte de Canal 13 ante la posible intervención.



.ACTO 2

El domingo 12.05.13, el terrorista mediático Joaquín Morales Solá escribió: Ante un terrorismo simbólico de Estado...

«Fuentes oficiales confirmaron que veedores e interventores están siendo preparados para desembarcar en Clarín. ¿Para qué lo harían? ¿Acaso sólo para meter la mano en la caja de la empresa? Improbable. Las primeras decisiones de esas eventuales intervenciones serían el desplazamiento de Jorge Lanata, cuyas investigaciones desquiciaron a la Presidenta, y el control kirchnerista de las redacciones del diario Clarín, de Canal 13, de TN y de Radio Mitre...»



.ACTO 3

A la noche, el sinuoso Jorge Lanata hizo su papel de víctima, llenando toda la pantalla con sus cachetes regordetes en un dramático PPP. Aunque todos sabemos que cumple órdenes del envidioso mutilado...





.ACTO 4

El bufon del rey Magnetto, mentiroso contumaz, haciendo el ridículo como más le gusta, frente a las cámaras...





.ACTO 5

Confesiones urinarias de un Magnetto auténtico...





EPILOGO...

Ya con el micrófono en la garganta sin pilas, sus últimas palabras serán...

Un caballo, un caballo! ¡Mi reino por un caballo!













Daniel
Mancuso







1 comentario:

Hilda Mendoza dijo...

Muy buena entrada...
Los personajes son, además de malos actores, de terror... Pero sinceramente lo que más me preocupa es que creo que representan a los porteños.
Los personajes pasan ¿Qué se hace con la platea?

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen