buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 20 de febrero de 2013

LA IMPORTANCIA DE UN FERIADO






Unos cuantos estarán disfrutando el feriado sin saber de qué se trata. No sé, son tantos los feriados que ya ni me acuerdo... Era por una batalla, qué sé yo... A mí que me importa, con tal de no ir a laburar... Esto es un quilombo, así el país no avanza, nadie quiere trabajar... A mí me caga esto de los feriados, pierdo guita...

Lo cierto es que los motivos del feriado son tan importantes que sin ellos no seríamos Argentina, ni estaríamos aquí en este momento. Otra hubiera sido la historia sin el 20 de febrero de 1813.

Lo cierto es que hace 200 años, un señor que había estudiado Derecho que tuvo que agarrar las armas, subirse a un caballo y salir a pelear contra los Realistas que no querían que fuésemos independientes, desobedeció las órdenes de Buenos Aires (el Triunvirato con Bernardino Rivadavia  en las sombras) ─donde se tomaban todas las decisiones ejecutivas─  y no retrocedió hasta Córdoba como clamaban los porteños. Creían que su tropa era incapaz de vencer a los realistas, sin embargo, Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano desobedeció y combatió en Tucumán, el 24 de septiembre de 1812...

    «Es importante señalar que Belgrano desobedeció la orden del Triunvirato que le ordenaba trasplantar a Córdoba la fábrica de fusiles que funcionaba en Tucumán, y desmantelar, desguarnecer y abandonar enteramente Tucumán, para establecerse en Córdoba, frente a la avanzada realista. La desobediencia de Belgrano selló la suerte de nuestras provincias del Norte, dado que obedecer las órdenes del Triunvirato, que sólo atinaba a salvar la Capital y su gobierno, hubieran significado la pérdida del norte argentino. Belgrano se debió enfrentar a los enemigos realistas y a las órdenes del gobierno, que actuaba de una manera egoísta. Con su actitud, Belgrano salvó la causa de la Revolución. Y éste es el enorme mérito de esta batalla».

El 8 de octubre de 1812, cayó el Primer Triunvirato (Feliciano Chiclana, Manuel de Sarratea y Juan José Paso; a la salida de Paso vino Juan Martín de Pueyrredón).

El Segundo Triunvirato fue integrado por Juan José Paso, Nicolás Rodríguez Peña y Antonio Alvarez Jonte. Presurosos panqueques, tras el triunfo, se decretaron honores, el 20 de octubre de 1812, a los vencedores de Tucumán, confiriéndole a Belgrano el título de capitán general, que declinó, aunque aceptó ejercer las facultades que de él emanaban. Luego, se le otorgó a Belgrano la suma de 40.000 pesos como premio, que él destinó a la construcción de 4 escuelas.


Escribió Belgano luego de la Batalla de Salta...


    Excelentísimo señor:
    El Todopoderoso ha coronado con una completa victoria nuestros trabajos: arrollado con las bayonetas y los sables el ejército al mando de don Pío Tristán se ha rendido del modo que aparece de la adjunta capitulación: no puedo dar a V.E. una noticia exacta de los muertos y heridos ni tampoco de los nuestros, lo cual haré más despacio, diciendo únicamente por lo pronto que mi segundo el mayor general Díaz Vélez ha sido atravesado en un muslo de bala de fusil cuando ejercía sus funciones con el mayor denuedo conduciendo la ala derecha del ejército a la victoria en su desempeño; el del coronel Rodríguez, jefe de la ala izquierda, y el de todos los demás comandantes de división, así de infantería como de caballería, e igualmente el de los oficiales de artillería y demás cuerpos del ejército, ha sido el más digno y propio de americanos libres que han jurado sostener la soberanía de las Provincias Unidas del Río de la Plata, debiendo repetir a V.E. lo que le dije en mi parte de 24 de septiembre pasado, "que desde el último soldado hasta el jefe de mayor graduación e igualmente el paisanaje se han hecho acreedores a la atención de sus conciudadanos, y a las distinciones con que no dudo que V.E. sabrá premiarles.
    Dios guarde a V.E. muchos años, 20 de febrero (a la noche) de 1813.





Sería bueno que pudiéramos sentir y pensar que una conmemoración, una fiesta, nos trasciende como individuos y nos constituye como integrantes de la sociedad, del conjunto, del colectivo necesario para construir una patria para todos. Si no lo entendemos, habremos caído en la cloaca del individualismo que todo lo enchastra y que se roba nuestras emociones más genuinas.

¿Qué hubiera pasado si Belgrano obedecía las órdenes de los porteños Bernardino Rivadavia y sus amigos? Seguramente no estaríamos discutiendo el feriado y cada cual estaría haciendo su negocio o esperando el desahucio...



Daniel
Mancuso






No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta