buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 5 de marzo de 2012

EL DIABLO ES ARGENTINO








En la religión cristiana, el Diablo es uno de los nombres del principal enemigo de Dios y de Cristo. En el Libro del Apocalipsis se identifica como una sola persona; aparece como Satanás en el Libro de Job (Job 1:6-8), como Diablo en el evangelio de Mateo (Mateo 4:8-10), como la Serpiente Original en el Génesis (Génesis 3:1-5) y como el Gran Dragón del Apocalipsis -como un sólo personaje- (Apocalipsis 12:9).

En Argentina, el diablo está vivo, es de carne y hueso, y da entrevistas a periodistas ambiguos, eurocéntricos defensores del statu quo. Podemos llamarlo Jorge Rafael Videla, o simplemente Videla.

En América latina, el diablo ha tomado diversas denominaciones. En Chile tiene el nombre de Pinochet, en Paraguay le decían Stroessner, en Cuba era Batista, en Haití se lo llamaba Duvalier, o Papa Doc, o Baby Doc. En Nicaragua satanás tomó el nombre de Somoza, o Tacho.



1

La revista española CAMBIO 16 publicó un reportaje al genocida Jorge Rafael Videla, el domingo 12 de febrero, que tituló: "En Argentina no hay justicia, sino venganza, que es otra cosa bien distinta".

Allí, Videla planteaba que: Aún hoy se siente orgulloso de haber sido una de las cabezas visibles del periodo histórico más deleznable de la historia reciente de Argentina, con miles de desaparecidos y asesinados por la Junta Militar. Eso sí, agradece los servicios prestados a la Iglesia católica.


2

Ahora publicaron la segunda parte de la entrevista que Ricardo Angoso (periodista neoliberal que llama general al genocida, y terroristas a los combatientes contra la dictadura) le hizo al viejo dictador juzgado por los tribunales argentinos: “No salimos a cazar pajaritos, sino al terrorismo y a los subversivos”.


Y dice Angoso al iniciar la nota: «Tras la publicación de la primera parte de esta entrevista en Cambio16, en Argentina se armó un revuelo de proporciones inimaginables. Cierta izquierda, que supuestamente dice defender los derechos humanos y los valores democráticos, incluso llegó a censurar a quien suscribe estas líneas por haber entrevistado al general Jorge Rafael Videla, en un ejercicio por tratar de imponer la autocensura y el silencio acerca de los sucesos que acontecieron en Argentina en las décadas pasadas. El comienzo de la censura es el inicio del totalitarismo. Quien teme a la verdad e impone un discurso basado en el pensamiento único sin posibilidad de objetarlo está defendiendo una forma de dictadura sutil, supuestamente inocente y anclada en las ‘verdades’ oficiales aceptadas por todos; pero, en definitiva, estamos ante una nueva forma de dictadura bajo ligeros ropajes democráticos».

¿Qué quiso decir Ricardo Angoso? ¿que él es democrático, pero nosotros vivimos en el totalitarismo porque lo criticamos al darle letra y no repreguntar sobre las atrocidades que respondió el genocida Videla?


3

De cómo sostener la Teoría de los sin nombrarla, pero bien presente...


    ─¿Por qué ustedes no le dieron un reconocimiento a las víctimas del terrorismo en Argentina, cuando es un asunto importante y todavía no resuelto en su país?

    ─Tiene usted razón, tenía que haberse abordado este asunto. El término víctima del terrorismo no fue tenido en cuenta, se veían muertos y víctimas por atentados, pero los consideramos víctimas como tales de estas acciones subversivas. Hubo también secuestros y asesinados, pero nunca se les vio como víctimas del terrorismo. En este momento, y visto con esta perspectiva, es algo que no se hizo. Se reivindicó a los combatientes, también se trabajó en la reivindicación de los presos políticos, que somos nosotros, y ahora se trabaja en esta última reivindicación, en la de las víctimas del terrorismo. Al margen de los combatientes y muertos, y de los presos políticos que estamos pagando un servicio a la patria, faltaban las víctimas del terrorismo y hay ya gente que está trabajando en este asunto, en la búsqueda de esa reivindicación, aunque si bien es cierto que todavía no se ha tenido éxito en lograr ese justo y merecido reconocimiento a ese colectivo por el que usted pregunta. Es un trabajo en el que se lleva trabajando desde hace años, pero este gobierno se niega a reconocer sistemáticamente que existieran víctimas del otro lado, ya que si lo hiciera tendría que juzgar a los terroristas que produjeron aquellos hechos y actos que provocaron la existencia de víctimas. Fíjese que hasta en el gobierno de Menem había paridad y cierto respeto a las fuerzas de las dos partes que lucharon o se enfrentaron en aquellos años, incluso emite varios decretos que tienen una dirección simétrica hacia las dos partes. Reconoce con exactos argumentos a las dos partes. Pero el gobierno actual se ha caracterizado por la asimetría y nos ha considerado solo a nosotros como la parte beligerante, como el demonio que tiene que ser condenado y encarcelado. El otro demonio, los terroristas o los guerrilleros, no existen, eran simplemente “jóvenes idealistas”. Y los esfuerzos que se han hecho en presentar casos de víctimas con nombres y apellidos siguen abiertos esperando el sueño de los justos; la justicia, en un caso, llegó hasta la segunda instancia, pero ahí se extinguió la acción y la lucha sigue. El gobierno sólo reconoce a las víctimas de una de las partes, pero les niega todos los derechos a la otra...



4

Las preguntas de Angoso son antiperiodísticas, cómodas, al servicio del cliente, como diciendo: tomá el micrófono, decí lo que quieras que yo estoy de acuerdo contigo; y él, si lo tiene, debería devolver el título habilitante...

    ─¿Cómo ve la Argentina de hoy, tiene esperanzas de que haya algún cambio?

    ─La suerte nuestra, la de los militares detenidos, está en que el país se encamine por otra dirección. Si el país cambia hacia otro rumbo, seguramente, no estaríamos presos. Yo digo que estamos en una situación hoy muy negativa, totalmente negativa, hemos perdido una gran oportunidad en las últimas elecciones de sentar puntos de apoyo a una oposición sólida y que actuara responsablemente para cambiar este estado de cosas al que me refería antes. Hablo de un cambio, claro, por la vía democrática, ya no es el tiempo de los golpes de Estado, aunque tampoco habría Fuerzas Armadas para darlo ni vocación para hacerlo. Esta situación de inmediato no va a cambiar, lamentablemente, porque no veo el actor, el líder, y no creo en los iluminados. La política se hace con hombres e ideas y ahora no los hay, ahora Argentina no los tiene. No hay tampoco movimientos de opinión sistemáticos contra este gobierno, todos viven bajo el temor del qué dirán, de que les dejen hacer, en definitiva. Todo es miedo y temor, y vivimos permanentemente bajo ese miedo. Y cuando una sociedad vive bajo el miedo no puede esperar que esté en un actitud de coraje para enfrentar un gobierno que de por sí no tiene reparos y no se detiene ante nada. Un gobierno arbitrario, con espíritu totalitario, y que no se detiene ante nada y ante nadie, que ha perdido la vergüenza y etcétera, etcétera, etcétera. Este es el panorama de la Argentina de hoy y de seguir, que todo parece que seguirá igual, permanecerá en el futuro inmediato. No hay solución en el corto plazo...


5

El satánico matador de civiles indefensos, secuestrador de bebes, y violador de jóvenes madres embarazadas, expone sus coincidencas con Hugo Biolcati y la Sociedad Rural Argentina. En este tema es coherente, durante su dictadura, tuvo como socio civil a José Alfredo Martínez de Hoz. Luego le tira un centro a Héctor Magnetto...


    ─¿En qué ha fallado este gobierno, qué le diría a los argentinos sobre el mismo?

    ─Si algo tiene Argentina es su riqueza agropecuaria, somos o éramos el granero del mundo, y el agro ha sido borrado de la estructura nacional. Este gobierno ha asociado el campo con la oligarquía y como enemigo de ese socialismo que ellos pregonan, no podemos esperar de esta gente una solución, la única vía es sacarlos del gobierno y no a través de un golpe de Estado, sino a través de los cauces democráticos. Yo, en las últimas elecciones habidas en el país, esperaba a que apareciera un líder o un movimiento para hacer frente a lo que vivimos, que todos los dirigentes de la oposición se unieran para combatir esta lacra y salir hacia adelante, pero bueno, no apareció y no fue así. Quisiera ser optimista, pero no puedo, aunque siga peleando desde la cárcel, desde aquí. Quiero dar a conocer al mundo lo que pasa. La consigna del prisionero de guerra es la evasión, mientras que para el preso político la lucha es otra, que es el campo de la política y que es antipático quizá para los militares. Hoy hay que ganar la guerra política a través de los mensajes y los medios de comunicación, y esa es nuestra función: no quedarnos de brazos cruzados.




6

Las jóvenes generaciones, quizás ignoren que el diablo argento fue el inventor de "los desaparecidos", como concepto y como hecho concreto y trágico...

    ─Hay que comenzar a pensar en el futuro, pero sin concordia no hay futuro. En consecuencia, creo que tiene que haber un diálogo amplio y superador de todos los sectores de la opinión pública para lograr abandonar esos puntos de fricción que están impidiendo en este momento esa concordia. Por ejemplo, hay que encontrar una solución para resolver el famoso problema de los desaparecidos y ofrecérsela a la sociedad argentina. Son una realidad, son un invento, son una especulación política o económica, ¿qué son realmente los desaparecidos?


¿Vos pensás que Angoso le preguntó algo sobre tan perverso concepto? No. No dijo nada.

¿Es que para Angoso los desaparecidos tampoco existen?



7






8

El ¿periodista? español Ricardo Angoso y Videla están descriptos en la Biblia, desde hace mucho tiempo...


“…hay en medio de ellos un espíritu de corrupción, no conocen al Señor” (Oseas 5:4).

“Desde su caída, el diablo continúa pecando…” [a través de los hombres que se dejan influenciar por él] (1ª Juan 3:8). “…Quien comete pecado, del diablo es” (1ª Juan 3:8)


Precisamente cuando el diablo consigue ser el guía de una persona, ésta hará su voluntad y de esa forma, ambos pasan a actuar como una unidad (Juan 6:70)...

    Juan 6:70-71

    70 —¿No los he escogido yo a ustedes doce? —repuso Jesús—. No obstante, uno de ustedes es un diablo.
    71 Se refería a Judas, hijo de Simón Iscariote, uno de los doce, que iba a traicionarlo.



N de la R para el ¿periodista? español:

Ricardo Angoso
/ compadre / la c... de tu madre...


Daniel
Mancuso



4 comentarios:

Hilda dijo...

Pensar que Cambio 16 estaba prohibida durante la dictadura!!!!
Tengo un dese insano... veo células devastadoras carcomiendo sus órganos... despacito.... despacito...
¿iré al infierno?

Daniel Mancuso dijo...

Creo que en este caso, es mejor que viva y soporte la humillación de la derrota...

ram dijo...

Hay una palabra, de la que la derecha suele hacer uso y abuso; también los nac&pop pero en un ambiente más light. Cobos, digamos, pero insignificante.
Esa palabra es muy simple, TRAIDOR y no necesita mayores explicaciones. videla es eso, mucho antes que genocida o violador de los derechos humanos - en realidad los crímenes fueron para posibilitar la traición, el asalto al gobierno para destruir al país, su economía, su sociedad, sus FF.AA. para convertirlas en bandas de forajidos, ladrones, secuestradores y demás porquerías conocidas - incluída la guerra en serio que se buscaron y no sabían cómo pelearla.
Para cualquier facho, los derechos humanos son una mariconada de comunistas o de progres boludos que sanatean por sanatear.
La enormidad siniestra de los crímenes que cometió y mandó cometer este infeliz, resulta "pasteurizada" frente a esa cuestión que sigue vigente para muchos, "se lo buscaron y el tipo hizo lo que había que hacer, no jodan..". Y no, "los que se la buscaron" fueron la excusa, que si no estaban, los inventaban; la razón de ser de la dictadura era hacer moco el país y ponerlo de rodillas ante el control extranjero.
Por eso Kirchner es tan "malo", el bajar el cuadro marcó éso, la indignidad de estos tipos para llevar, y ensuciar, el uniforme de San Martín; por eso el odio.
Esta inmundicia ahora habla porque como "genocida", para su miserable público es un elogio, ahora, al traidor no lo defiende ni la familia ni, menos, el miserable público ("mirá que este pelotudo me va a dejar en off side por defenderlo, y si me empiezan a mirar a mí?").
A la derecha no se le gana ni se la juzga con cuestiones caras a la izquierda, sino desde su impostura traidora y mentirosa, su "nacionalismo" extranjerizante y genuflexo.
¿De qué "honor" puede hablar un milico como éste, violador contumaz de juramentos y reglamentos militares? (nada de moral o ética, juran por la patria y la hacen mierda y encima hacen ostentación". Traidor, primero, genocida de yapa. Un amor el viejito.

profquesada dijo...

Videla y Angoso son el espejo donde deberían mirarse muchos de los llamados periodistas independientes y profesionales que tratan con desprecio a los periodistas que apoyan aún siendo críticos al actual modelo que nos dirige y digo esto y no gobierno porque es lo que corresponde, se apoya una política, por lo menos desde el periodismo. Yo no veo diferencia entre el entrevistador y el entrevistado. Eso aquí es muy frecuente, basta poner TN para comprobarlo. En cualquier momento sale una entrevista local a Videla, están tanteando y provocando. Lo que es escandaloso que ese .... se atreva a hablar de intentos de censura y luego entrevistar a Videla y no preguntarle por la libertad de expresión durante su desgobierno. Si el ritmo de la marcha está indicado por la intensidad de los ladridos, siguiendo a Don Quijote, debemos marchar a paso más que firme. El único recurso que les queda son los medios, eso Videla lo dice claro y no habla por sí solo. Los políticos no son confiables, los han descartado.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen