buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 18 de junio de 2011

¿GLORIA Y LOOR?



Una de las grandes desilusiones que sufrimos al hacernos grandes no es descubrir que Papa Noel y los Reyes Magos son los padres, ni que la maestra de la que estamos enamorados nunca nos va a dar bola, sino que el panteón de los próceres patrios chorrea bronce podrido.

Muchas generaciones nos criamos con un pasado cristalizado en dibujos de Billiken, nos educamos y reprodujimos una historia de papel pintado, donde los personajes son inmortales, no tienen pasiones, ni defectos, son bellos y perfectos.

Luego descubrimos que estuvimos consumiendo comida en mal estado, que nos mintieron todo el tiempo, y nos hacemos preguntas...

¿Por qué deberíamos seguir escuchando el Himno a Sarmiento? Si todos sabemos quién fue Domingo Faustino Sarmiento, ¿o no?

Veamos: la historia "oficial" nos regaló una estampita perenne con un señor pelado que no faltó nunca a la escuela, ni aun con gripe. Por eso existe una hipótesis según la cual, Sarmiento pudo haber sido uno de los vectores de la epidemia de fiebre amarilla que asoló Buenos Aires.



1
En la nota EL ODIO DE SARMIENTO contábamos algunas características ocultas del pelado sanjuanino...


Su opinión sobre los indios...

“¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no son más que unos indios asquerosos a quienes mandarí­a colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así­ son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”.

(”El Progreso”, 27 de septiembre de 1844


Su opinión sobre los gauchos...

“Tengo odio a la barbarie popular… La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil… Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad? El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… Usted tendrá la gloria de son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas”.

(Carta a Bartolomé Mitre, del 24 de septiembre de 1861)


Su opinión sobre la Patagonia...

“(…) He contribuido con mis escritos aconsejando con tesón al gobierno chileno a dar aquel paso. (…) Para Buenos Aires tal posesión es inútil. Magallanes pertenece a Chile y quizá toda la Patagonia. No se me ocurre después de mis demostraciones, como se atreve el gobierno de Buenos Aires a sostener ni mentar siquiera sus derechos. Ni sombra ni pretexto de controversia les queda. (…)”.

(El Progreso 11 al 28/11/1842 y La Crónica 11/3 y 4/8/1849).


Su opinión sobre las Malvinas...

“...Inglaterra se estaciona en las Malvinas. Seamos francos: esta invasión es útil a la civilización y al progreso”.
(El Progreso, 28/11/1842)


Vuelve la pregunta inicial: ¿Por qué deberíamos seguir escuchando el Himno a Sarmiento?


2
El viernes por la mañana, en el jardín de infantes público donde concurre mi hija, se hizo un acto por el Día de la Bandera. Luego de escuchar el Himno Nacional Argentino tuvimos que padecer estas estrofas...


Fue la lucha tu vida y tu elemento,
la fatiga, tu descanso y calma
la niñez, tu ilusión y tu contento,
la que al darle el saber le diste el alma.

Con la luz de tu ingenio iluminaste
la razon, de la noche de ignorancia.
Por ver grande a la patria tu luchaste
con la espada, con la pluma y la palabra.

Y en su pecho la niñez de amor un templo
te a levantado y en el sigues viviendo,
y al latir tu corazón va repitiendo:
¡Honor y gratud al gran Sarmiento!
¡Honor y grtitudo y gratitud

¡Gloria y loor! ¡ Honra sin par
para andar entre los grandes,
padre del aula Sarmiento inmortal!
¡Gloria y loor! ¡Honra sin par!


Vuelve la pregunta inicial: ¿Por qué deberíamos seguir escuchando el Himno a Sarmiento?

¿Por qué deberíamos continuar teniendo una ferrocarril, una escuela, una calle, una avenida, un municipio, una plaza, un parque... que rememoren a ese argentino del siglo XIX que vivió CON LA ESPADA, CON LA PLUMA Y LA PALABRA?


3
Si seguimos así, dentro de 100 años, habrá homenajes a Beatriz Sarlo "Madre de las letras". Se entregarán los premios "Ernestina Herrera de Noble" homologando a los Premio Pulitzer. En cada plaza se erigirá una estatua ecuestre de Hector Magnetto montado en un Clarín como símbolo de la libertad de pensamiento...


Daniel Mancuso

3 comentarios:

Norberto dijo...

Perdone Kumpa, pero voy a ser irónico, porque la espada solo la usó para las fotos.
En cuanto al premio "Ernestina", razón no le falta dado que Pulitzer fué tan amarillo como Randolph Hearst.
Nunca menos y abrazos

iris dijo...

Es que algunos se dejan encandilar por el hecho de que hizo trasplantar un escuela Normal con maestras y todo, traídas de EEUU, y porque se peleó con las damas de la sociedad de beneficencia.Algo similar a los de Roca con la Ley 1420.En ese sentido,he escuchado con tristeza a un Mario Wainfeld defendiendo a Sarmiento, a quién ve principalmente como educador.Claro que si uno escarba siempre encontrará algo positivo en cualquier canalla lo que no significa que sea un prócer, y algo negativo en la vida de la persona más noble, sin que eso la convierta en villana...
En el fondo ese intento de quedar bien con todo el mundo,lleva siempre a servir de excusa para que todo siga como está.

Hernán dijo...

Je, no sé si es tan comparable con una mediocre intrascendente como Beatriz Sarlo. Sarmiento fue ante todo un hombre político y presidente de la Nación. El problema con Sarmiento es que no nos enseñan realmente quién fue, nos hacen creer que fue una especie de "maestro", un educador, "el primer maestro", "padre del aula". En ningún momento nos dicen que fue un hombre que participó de las luchas políticas que se daban en este país. O como mucho nos lo dicen después, cuando la imagen de "maestro" ya está consolidada. En lugar de partir del político se parte del "maestro", y eso está mal. Por ejemplo, jamás nos dicen que cuando fue gobernador (o mejor dicho interventor) de San Juan, durante la presidencia de Mitre, lo mandó a degollar al Chacho Peñaloza. No nos enseñan lo que fue la presidencia de Mitre, la devastación y represión brutal que llevó a todas las provincias.
Es tal la mitificación, que hasta se llega a traicionar al mismísimo texto del "himno a sarmiento". Por canal Encuentro he visto clases en San Juan en donde para explicarles la letra a los pibes, les dicen que "la pluma era su espada", cuando en realidad la letra lo que dice es "con la espada y con la pluma", las dos cosas.
Hay que empezar a desmitificar a Sarmiento, pero no porque somos unos hippies iconoclastas, no para hacerlo mierda o juzgarlo con los ojos actuales, sino para verlo tal cual fue, y ver que en su época hubo gente que se le opuso y que no pensaba como él. Por todo eso adhiero mucho a tu propuesta de que se deje de cantar el "himno a sarmiento" y se deje de considerarlo el patrono de la escuela argentina.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta