buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 14 de abril de 2011

ESTE PAíS ES UNA MIERDA





Es una certeza que me atraviesa desde siempre. Hace mucho, mucho tiempo, que escucho ese ronroneo pesimista.
Seguramente, las voces tilingas empezaron a denostar al país, a la patria, al Estado, cuando la plaza estalló de sorpresas y el aire se llenó de polvora y muerte, o un rato antes.

Yo vine al mundo, tiempo después, cuando el 4161 saltaba por los aires con un caño de la resistencia peronista.

Viajo a los 60. Era la época de la tele en blanco y negro sin control remoto, la antena en la terraza, cerca del tanque de agua. Yo era chiquito y escuchaba que decían porquerías de este país, lo bueno de las cosas importadas, lo lindo que se vive en otro lado, lejos de casa. La falta de futuro, y la futura emigración a cualquier lado.

Una vez, mis nonos viajaron a Italia y me trajeron unos juguetes relindos, me acuerdo, eran mejores que los de acá...

Mis viejos eran inmigrantes escapados de la segunda gran guerra y me regalaron sus nostalgias todos los días. Yo soy italiano, me decía Benito. Pero si vos tenés más años de Argentina que de Italia, viejo, vos sos argentino. Ni loco, yo no soy cabecita negra, decía. No era gorila, ojo, era tano. El límite era su italianidad, eso lo preservaba del tiempo hostil que le tocaba vivir. No porque no amara nuestra patria, sino porque estaba desesperanzado por las cosas que pasaban, la dictadura, la política, las proscripciónes, la incertidubre. Había llegado con Perón y Evita, y gozó la justicia social como obrero ferroviario, después sabemos lo que pasó...


1
Llegaron los 70, crecí, la escuela secundaria, la profesora de ingles que no quería que nombráramos a Perón, el profe de Educación Democrática que era un facho, las pintadas, el boleto estudiantil, la patota, el horror.

El asunto es que con toda la historia familiar a cuestas, nunca se hubiera ocurrido irme a otro lado, a vivir o probar suerte cruzando el mar. Ya lo habían hecho mis antecesores y ese sufrimiento no lo quería para mí. Sin embargo, tuve que irme muy a mi pesar en el 78, se imaginarán porqué.

Y llegaron los tiempos del dios mercado, que barrieron los barrios y las fábricas, dejando un tendal de desocupados, locales vacíos, calles muertas, tristeza infinita. Vinieron palabras extrañas, nuevas costumbres y supermercados, del viejo Canguro al Carrefour.

Fuimos perdiendo nuestra identidad, y nuestra vergüenza. Olvidando costumbres y dolores. Convenciéndonos lo que nos decián por la tele: privatizemos todo, Doña Rosa, decían. Y como loros, o papagallos, o magazines (con su cinta sin fin) que nunca terminan, dijimos lo que ellos habían escrito para que recitemos. Pensaron por nosotros, y dejamos hacer.



2

Leo en La Nación que el enorme (ponga usted el sustantivo) Adrián Ventura golpéa mi conciencia y me empuja para atrás, al país del futuro perdido, al que paría hijos para el pasaporte y el éxodo forzoso. Me quiere asustar con el cuco estatista, me quiere vender la mentirosa libertad del mercado...


    El decreto por el cual la presidenta Cristina Kirchner acaba de autorizar el desembarco de un mayor número de directores estatales en empresas privadas es inconstitucional y algunas firmas están consultando a sus abogados.

    Hasta el martes, el Estado, aun cuando fuese titular de un 20 o 30 por ciento de las acciones de ciertas empresas, sólo participaba con el 5 por ciento del derecho a voto. Ayer, el DNU 441 suprimió ese límite y habilitó una virtual invasión de funcionarios afines a la Casa Rosada en los directorios empresarios.

    El decreto, que genera mucha preocupación en las empresas, se convirtió así en un caballo de Troya. En efecto, cuando en los 90 el Congreso (ley 24.241) habilitó a los fondos de pensión a invertir el dinero de los jubilados en acciones de empresas, nadie imaginó que el Estado podría filtrarse por esta hendija. Tampoco el Congreso suprimió ese límite cuando, en 2008, derogó el régimen de las AFJP y la Anses se apropió de los fondos de los jubilados y de las acciones.

    "Cuando las empresas privadas se financiaron con las AFJP, asumían que el Estado sólo podía nombrar un director. Ahora, el Gobierno alteró unilateralmente las reglas del contrato. Este final era imprevisible para las empresas privadas, que no se hubiesen financiado con los fondos jubilatorios", explica el constitucionalista Alberto García Lema, ex procurador del Tesoro de la Nación...


¿Qué quiere decir ADRIÁN VENTURA SUPURA? ¿Que las sociedades no avanzan? ¿que si les hubiésemos avisado que (años después de la rapiña neoliberal) el Estado nacional se pondría de pie, ellos no hubieran permitido que las AFJP compraran acciones?

La nota de Adrián Ventura es un mamarracho jurídico, un oxímoron cerebral.


3
Te digo algo, gorila reaccionario: mi viejo ( o mi vieja, es lo mismo) estaría recontento si hoy viviera en esta Argentina, ya no diría: soy italiano... Le brillarían los ojitos gastados y soñaría historias nuevas para sus nietos, porque ahora sí, sentiría que vale la pena ser argentino.

¿Y sabés que diría el tano después de leer tu nota? Que sos un PAPARULO...


Daniel Mancuso

12 comentarios:

Unfor dijo...

Tremendo raconto hiciste y después de esa radiografía de la oscuridad de aquel país de los milicos, leer de boca de éste ganso la palabra "inconstitucional"... es como mucho.

Daniel Mancuso dijo...

abrazo grande, Unfor

latinoamericanos dijo...

Daniel Mancuso, una historia parecida a tantas pero distinta, me gusta cuando contás que no te querias ir de la patria, fué un éxodo forzoso eso lastima, algunos vaya a saber porque designio safamos y vivimos el dolor la humillación,porque fuimos vapuleados encerrados
toddo por querer un país con mejores condiciones sociales para todos.

maleari dijo...

Me pregunté ¿voy a mandar un comentario para felicitar al autor, sin aportar nada más?
Me contesté: si, por supuesto, EXCELENTE POST Daniel Mancuso...se me aflojó el cuerito un poco. Abrazos.

Daniel Mancuso dijo...

latinoamericanos, maleari, tenemos el compromiso histórico de no dejerlos retroceder, y que nos hundan con ellos, tenemos que ir para adelante con nuestros sueños, le pese a quien le pese, abrazo...

Anónimo dijo...

compañero, mil pero más que mil, "MILLONES" de agradecimientos por intelectualizarme un poco mas en los asuntos económicos y constitucionales, te felicito por tu post. saludos

edgardo dijo...

es realmente increible, este momento histórico y esta técnología que nos permite compartir y leer post como el tuyo.
el tarbajo que queda es mucho, pero también es mucha la gente que sueña

gracias!!!

edgardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Mancuso dijo...

la canción decía: "multiplicar es la tarea, es la tarea...", y no es joda...

Sujeto dijo...

Hola Daniel
Excelente post. Vos debés tener algunos años más que yo (soy del 61; más o menos cuando vos te fuiste yo empezaba a hacer la colimba en el BIM 3
(Batallón de Infantería de Marina 3) de La Plata, y no me voy a olvidar más lo que era escuchar, más que a los milicos que estaban en actividad, a los retirados que te venían a dar "clases teóricas" de "guerra antisubversiva".
Las salidas que me habré perdido porque me encontraban libros de Freud, y la vez que estuve a punto de ir a la cárcel de Magdalena por desmayar a un cabo que me había pegado...
Pero bueno, Macri dice que ahora estamos peor, ¿no?
Un Gran Abrazo

Daniel Mancuso dijo...

Gracias a todos por los comentarios...
Sujeto, es verdad, soy un pendejo del 59,
abrazo a todos y a todas.

susana DE CARLO dijo...

sentimiento puro,historias verdaderas,

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen