buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 21 de marzo de 2011

METROPERIODISMO FASHION





A cierta edad el mundo cambia los colores, las cosas no son como uno las imaginó. La experiencia es una acumulación de errores que alguna vez hay que reparar.

Se dieron cuenta que el periodismo no es su fuerte, son mediocres investigando, malos escribiendo, pésimos analizando.

Son famosos, eso les puede ayudar a cambiar de rubro. Ya robaron bastante en todos estos años escribiendo pavadas o invectivas por encargo, y se pueden jubilar ahora mismo.

No les cree nadie y sus notas están devaluadas como los paquetes turísticos a Japón.

Es hora de un cambio de look.
La industria de la moda es una pujante actividad y todos los que se relacionan con ella tienen una interesante fuente de ingresos. Si las modelos tienen enormes ingresos por sólo mostrar el cuerpo, ¿por qué no probar suerte en las pasarelas?

Ellos no necesitan ser hermosos, tiene otras cualidades, la van de intelectuales y aparecen por televisión, con eso alcanza. Además siempre hay un roto para un descosido, no hace falta la pinta de Brad Pitt, ni los musculos de Pablo Etcharri.




Hoy en día, los hombres de las grandes ciudades sienten una gran preocupación por su imagen y se caracterizan por gastar en cosméticos y ropa bastante más que la media. El nuevo hombre del siglo XXI, el metrosexual, es un hombre que no necesariamente debe ser adinerado. Vive en la metrópolis y le gusta vestirse con ropa a la moda, se arregla las uñas, cuida su piel, usa cremas, se tiñe el pelo, hace dietas, gimnasia, etcétera. Hoy los hombres no se ocultan por su condición sexual, puede ser homosexuales, heterosexuales o bisexuales. La sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario promovida por el gobierno de Cristina ha facilitado las cosas.

Lo que importa es que el individuo se "gusta" a sí mismo y no tiene miedo en hacerlo saber o en manifestarlo de forma evidente. Y como el espejo y la egolatría son dos elementos fundamentales en la vida de los metrosexuales, que mejor que tres esponentes del nuevo hombre fashion del siglo XXI:
Joaquín Morales Solá, Luis Majul y Jorge Lanata, egocéntricos de pura cepa.

Lo más importante es poner cara de culo, eso vende...



Daniel Mancuso

2 comentarios:

Oscar dijo...

Daniel: Con esos tres no hacès ni un cuarto de Verbitsky, de Caballero, de Anguita, de Aliverti, ni de Victor Hugo, ni siquiera un cuarto de Barone.Y pensar que creimos (por Lanata ), que era un gran periodista.Y es igual a Majul o Neustadt, buenas poses y frases llamativas sin contenido alguno.Un engaño.

Unfor dijo...

Pensar que en los ´90 todos se arreglaban las dentaduras y ponían una sonrisa de oreja a oreja.
Claro, todo era algarabía; aún si eras "opositor", como estos, todo era una "fiesta".
Parece que ahora se les vino la noche.

La imagen del "progre" Lanata con su mano en el "hombro" del conservador Morales Solá, es patética.
Cómo? Majul?; ese nació patético.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen