buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 9 de marzo de 2011

LOS MAPUCHES Y LA LEY WINCA




“Ellos insisten en que tienen un papel, escritura le llaman, con eso dicen ser dueños. Nosotros mostramos nuestra sangre originaria, ancestral poseedora del lugar, ésa es nuestra prueba de posesión”



La Justicia de Neuquén acaba de fallar contra la empresa petrolera Piedra del Aguila que pretendía impedir los reclamos de la comunidad mapuche Wentru Trawel Leufu (Hombres de Río Reunidos), afectada por la invasión de su territorio ancestral.

La sentencia es la primera de su tipo en Neuquén y será precedente para otras causas del país. En ella se afirma que se transgredió la ley al no haber informado y obtenido el visto bueno de la comunidad para explotar los recursos naturales, remarca la obligatoriedad de respetar la frondosa legislación (nacional e internacional) que protege los derechos indígenas, y apunta también al rol de otros poderes: “Todo gobierno que desatienda (la leyes citadas) debe ser considerado como discriminador de los pueblos indígenas”.


1
En enero de 2007, el gobierno neuquino otorgó a la petrolera Piedra del Aguila la concesión de 3800 hectáreas, en la región del Picún Leufú, en el centro de la provincia. En el lugar vive desde mediados del siglo pasado la comunidad Wentru Trawel Leufu. A fines de 2007, la empresa llegó hasta el lugar y reclamó derechos sobre la tierra, pero la comunidad le prohibió el ingreso. En julio de 2008 volvieron con nueva estrategia: ofrecieron dinero para obtener permisos de exploración y extracción. “La actividad petrolera es opuesta a nuestra forma de vida. No autorizamos”, fue la respuesta unánime.

La petrolera ingresó por la fuerza a territorio mapuche, atacó a miembros de la comunidad y contrató a 40 personas que, bajo el supuesto rótulo de desocupados a la espera de un trabajo, reprimieron a las familias indígenas, mataron casi un centenar de animales, incendiaron dos viviendas y un vehículo, y sostuvieron un proceso de desgaste para expulsar a la comunidad de su tierra.

    La comunidad mapuce Wentru Trawel Lewfu ubicada a 10 km de Picun Leufu en el paraje Cerro León manifiesta su total repudio ante los hechos de violencia de los cuales integrantes de la comunidad han sido victimas en el marco de la lucha por la defensa de sus derechos desde hace ya varios meses.

    El dia domingo 09/12/07 pasada las 04:00 de la mañana la comunidad sufrió un atentado incendiario en el domicilio de la Inan Logko Teresa Curruhuinca, ubicado en un barrio de Picun Leufu. El vehiculo de la hija de la autoridad originaria que estaba estacionado en el patio de la casa fue incendiado poniendo en peligro la vida de la familia mapuce y sus vecinos. Días antes de este lamentable hecho hubo disparos en el lugar donde la comunidad sostiene una acción directa en defensa de su territorio.

    Responsabilizamos a la Empresa Piedra del Águila S.A y al gobierno provincial por el ataque incendiario y por todo lo que pueda suceder sino interviene dando solución y respuestas a nuestras demandas.

    En lo inmediato exigimos el desarme del grupo parapolicial que la empresa Piedra del Águila S.A tiene a su servicio en nuestro territorio comunitario. Exigimos respuesta a nuestras demandas y respeto a los derechos consagrados en la constitución provincial, nacional y en convenios internacionales


Comenzaba una fuerte campaña local y provincial para responsabilizar a los mapuches por trabar supuestas inversiones petroleras, que –según solicitadas de la compañía– implicarían beneficios para el pueblo y puestos de trabajo. Página 12 dio cuenta de esos episodios en la edición del 10 de febrero de 2008.






2
BENETTON


La ley 26160 de Emergencia de Propiedad Comunitaria fue sancionada en 2006, y prorrogada hasta 2013. Ordena realizar un catastro de las tierras que ocupan los pueblos originarios y prohíbe los desalojos de comunidades indígenas en todo el país.

El 20 de febrero último, técnicos de la Universidad Nacional de la Patagonia relevaron, en cumplimiento de la ley, a la comunidad Santa Rosa Leleque, en Chubut.

Sólo 10 días después, el juez Omar Magallanes ordenó el desalojo de la comunidad y favoreció a la multinacional Benetton, que posee un millón de hectáreas en la Patagonia. Los abogados de la comunidad advirtieron que se “omitió groseramente” la legislación indígena y anunciaron que apelarán la medida.



“A pesar del fallo seguimos reafirmando nuestra existencia y compromiso con esta pequeña porción de la mapu (tierra). Seguimos con la convicción de reescribir nuestra historia como pueblo mapuche tehuelche y revertir la historia de despojo, humillación y saqueo”, afirmó la comunidad Santa Rosa, desde su humilde vivienda a la vera de la ruta 40, a mitad de camino entre Esquel y El Bolsón...

Atilio Curiñanco y Rosa Rúa Nahuelquir, en agosto de 2002, se instalaron en Santa Rosa. Pero sin querer, se enfrentaron a un imperio que posee comercios en 120 países y una facturación anual de 2000 millones de euros. En octubre del mismo año sufrieron un desalojo violento.

El conflicto llegó a tribunales. Dos juicios, uno penal y otro civil. En el primero fueron absueltos, el segundo decidió que las 535 hectáreas le pertenecían a la empresa Benetton. El sustento del fallo, un título de donación de 1896, en el que entonces presidente José Evaristo Uriburu cedió 900 mil hectáreas a diez estancieros ingleses.



Por pedido de Luciano Benetton, en 2004, Rosa y Atilio viajaron a Roma. Luego de horas de discusión, Benetton prometió donar al Estado argentino 2500 hectáreas para que éste restituyera a la comunidad la tierra donde vivir. “Primero habló de donación de tierras. Le aclaramos que así no era. Que nadie puede donar lo que no es de él. Que tenía que ser restitución o devolución. Entonces propuso que donaría al Estado argentino y que éste podría restituir las tierras”, explicaba Atilio Curiñanco a la vuelta del viaje.

En 2005, la provincia de Chubut dictaminó que las 2500 hectáreas cedidas por Benetton eran improductivas y rechazó la donación. “Lo de Benetton fue una trampa”, había afirmado Atilio. Al mismo tiempo, advertían que en esas tierras ya vivían comunidades ancestrales y campesinos. Benetton nunca volvió a hablar del tema...


3
Hoy en día, por canal 11 (Telefe) se está emitiendo una tira que trajo de regreso a Pablo Echarri a la tele. Todo transcurre en un muy caro estudio de abogados, signado por el mito de “los pecados capitales”, donde cada uno de los protagonistas encarna uno de los siete pecados y las personalidades de todos se rigen por estos vicios.

En medio de la trama de El Elegido, surge la historia de un pueblo ancestral que pelea por los derechos de sus tierras, mientras los abogados defienden intereses oscuros que pretenden arrebatarles la posesión de las mismas.

No obstante, la realidad supera a la ficción.


Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen