buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 17 de noviembre de 2010

LA SOMBRA DE BARRIONUEVO




Dime con quién andas y te diré quién eres...



Mahatma Gandhi





Nos toman por boludos. Nos mienten en la cara. Clarín se acostumbró a inventar una realidad acorde a sus intereses y no repara en gastos, ni en manipulaciones. Una de las prácticas más utilizadas por los medios del monopolio es la de tergiversar los hechos a través del lenguaje: ponemos una palaba aquí, sacamos una palabra allá, omitimos esto, agregamos aquello, y listo... Una ficción.

Un ejemplo pequeño vale como demostración de la impunidad escandalosa que goza el "periodismo independiente". Si sanatean con esta boludez, ¿te imaginás lo que hacen con los temas importantes? No es joda, ¿Cuánto nos engañan?



Otro escándalo en la Cámara de Diputados: Camaño le pegó una trompada a Kunkel




Tras más de 7 horas de duros cruces verbales, el final de la sesión de Asuntos Constitucionales rozó el escándalo: la presidente de la Comisión, Graciela Camaño, le asestó un sonoro cachetazo al kirchnerista Carlos Kunkel mientras éste hablaba a los gritos.

  • No amigos, no. Es otra mentira. En el titulo dicen... una trompada, luego en el cuerpo de la nota dice... un sonoro cachetazo. Ni una cosa ni otra. Fue un intento de golpe en la cara que chocó con el brazo derecho del diputado agredido. Con el envión, unos tiernos deditos disidentes federales duhaldistas acariciaron la frente de Carlitos. Se ve en el video. Esa es la realidad. ¿Para qué agregar más?

“Me harté. Estoy cansada de siempre me acuse de ser la señora de alguien”, argumentó sobre su reacción Camaño, esposa del sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo.

  • No es alguien, Graciela... es Luís Barrionuevo, el que dijo que había que dejar de robar 2 años... Es uno de los más vergonzosos representantes del menemismo en los sindicatos. Un traidor a su clase. Un mafioso. Un patotero. Un ladrón. Y vos, Graciela, estás casada con él. No con alguien, con él, con Luís Barrionuevo.

“Me cansé de escucharlo siempre vociferar desde su banca, sin argumentos políticos, con poca inteligencia, sólo en términos personales”, dijo.

Agregó que “no voy a volver a tolerar, ni a Kunkel ni a nadie, porque soy una persona diferente (de su marido Luís Barrionuevo)”.

  • Sí, sos una persona diferente, Graciela, pero tenés las mismas reacciones: intemperancia, violencia, pocos argumentos para defender tus posiciones políticas, y estás aliada a la antipolítica reaccionaria que florece en el Congreso Nacional, auspiciada por el Grupo Clarín y sus acólitos.

Sobre su intempestiva reacción, en momentos en que se discutía qué hacer con las denuncias sobre presiones del Gobierno para torcer votos opositores, declaró que “la impotencia, a veces, te hace hacer estas cosas”.


La impotencia que sentís, Graciela, es sinónimo de pocas fuerzas, ante un pueblo movilizado que acompaña el proyecto nacional en marcha. La impotencia es el sindrome de una enfermedad que se llama cipayismo, que adquieren algunos políticos que abandonan las banderas, traicionan a sus votantes, corroen el discurso político y lo vacían de contenido. Si te juntás con Lilita Carrió y con Eduardo Duhalde, con Pino Solanas, Oscar Aguad y con Rodriguez Saa... hermana, la chingaste.

Encima, llegás a casa y está el impresentable Luís. Pobre santa.

El Grupo A no sólo es impotente, es gorila e idiota. ¿Luís, también...?

Daniel Mancuso

1 comentario:

Basta Fuerte dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta