buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 25 de septiembre de 2010

LANATA OLOR A PODRIDO



La bruma inunda el escenario. Se encienden las luces lentamente, y desde el fondo aparece el capocómico a contraluz, camina despacio como un héroe que emerge de la niebla del campo de batalla hacia la luz del podio triunfal, el cálido proscenio.

Comienzan los aplausos y los vivas.

Levanta los dos brazos en un saludo eterno a lo Perón (con perdón de la palabra), y se le cae una ceniza del cigarrillo en el ojo izquierdo, ve sólo por el derecho. Y rompe el silencio sagrado: "La puta madre, me quemé con el pucho, qué boludo", dice.

Ellos igual lo aplauden enardecidos.

No hay caso, torpemente, el periodista "independiente" Jorge Lanata hace ruido. Como el crepitar de paja que se está quemando.

Jorge se dio vuelta como una media, y tiene mal olor. Es una media usada por patas sucias de sangre y muerte tapadas con papel de diario y mentiras por televisión. Olor a podrido.

Cuentan quienes lo conocen de pequeño, que ya en Avellaneda tenía fama de oloroso, por eso empezó a fumar de chiquito, para atenuar la atmósfera irrespirable a su alrededor. Primero encendía fósforos como quienes van a un baño de un bar y no se bancan ni ellos lo que están haciendo, luego pasó a los Particulares 30. Gracias a Dios, nunca se le dio por los sahumerios.

Su ego grande como su panza grande no le permite asumir sus errores y él dice que fuma porque es macho y se la banca. Mentiras, es un sucio. Le cuesta bañarse porque no llega al jabón cuando se le cae en la ducha y le da fiaca. Entonces prefiere no hacerlo. Se imagina que es el protagonista de ALL THAT JAZZ, y que la minas mueren por él, por eso sigue fumando, y cuando se ducha lo hace con la cabeza afuera para que no se moje el Marlboro, igual a Roy Scheider.

Lanata produce escozor en las conciencias democráticas honestas. Da pena y vergüenza. Pena porque destruye el recuerdo de una voz que se oponía al escándalo neoliberal del menemismo. Vergüenza porque se acaba de embarrar, de buen grado y voluntariamente, en la misma mierda que los dueños del poder en nuestro país: los que sostuvieron la década infame de los 90 que Lanata criticaba, y los que corroen la democracia actual porque ven afectados sus negocios monopólicos.

Quienes manejaban a su antojo el país del títere Carlos Saúl, son ahora los párvulos en peligro defendidos por Jorgito Tabaquismo Lanata, que siempre se pone del lado de los débiles....

Ahora, Lanata puso todas la fichas al 17 (la desgacia), ¿el número del destino de los empresarios cómplices de Videla y compañia? Todos socios del Club de Apropiadores de Vidas, Empresas y Niños.







Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen