buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 16 de junio de 2010

LEY 7 - MONOPOLIO 0



La Corte Suprema de Justicia, por unanimidad (7 a 0), revocó el fallo de la Cámara de Mendoza que suspendió la aplicación de la nueva ley 26522: de Servicios de Comunicación Audiovisual atascada en los vericuetos espurios de los tribunales.

La Corte dictaminó que los legisladores no tienen legitimidad para revisar en la Justicia una votación que perdieron en el Congreso e hizo una severa advertencia a los jueces.

Clarín y La Nación no se dieron por enterados, minimizaron la cuestión, con títulos pequeños y distractivos, escondidos en el fárrago de noticias de poca monta que publican a diario. Luego de varios minutos de búsqueda, entre asesinatos y robos a granel, inseguridad y sangre chorreando, logré encontrar algo de la realidad en el diario de la apropiadora Ernestina...


La Corte revocó una cautelar, pero la ley de medios sigue suspendida




  • Sin embargo, la realidad supera a la ficción mediatizada en las fábricas de desinformación. Aquí, un pequeño fragmento de un lúcido análisis:

La Corte Suprema revocó la medida cautelar pedida por el diputado Enrique Thomas que fuera concedida por jueces de primera y segunda instancia de Mendoza, incompetentes en cualquier acepción de la palabra. La decisión se adoptó con llamativa celeridad y en forma unánime, aunque los jueces Carmen Argibay y Enrique Petracchi eligieron hacerlo valiéndose de fundamentos propios. La presteza y el consenso forman parte del mensaje político de la sentencia: los supremos rechazan el uso chanta de la vía judicial y el abuso de las medidas cautelares. Es más, les fijan límites precisos, muy distantes de la mala praxis imperante en variados juzgados.

Thomas, tras perder la votación en la Cámara, acudió a jueces amigos, cercanos a su domicilio y a los intereses corporativos que vicariamente defiende. Se presentó en el doble carácter de diputado y ciudadano (no invocó su condición de empresario, por fortuna) fundando en eso su “legitimación procesal”, esto es, su interés propio para demandar en el caso.

Hete aquí que el bodeguero-legislador no tiene interés propio alguno en la causa, salvo que se llame así a quedar bien con los grandes grupos multimedios, en especial el Vila-Manzano que asuela la provincia del sol y del buen vino. Los jueces mendocinos, buenos muchachos al fin, acogieron su pretensión, que era pura desmesura: suspender la vigencia de la totalidad de la ley.

Se cerró así un círculo vicioso contra la división de poderes. Perdidoso en el recinto, un legislador se decreta campeón moral y busca en la Justicia lo que no consiguió en el Congreso...




  • La mediocre oposición y sectores ligados a los intereses económicos y políticos más reaccionarios de nuestro país, disgustados (obvio), opinaron sobre el fallo de la Corte Suprema...


Diputado empresario Enrique Thomas (Menemismo Federal): “Es incorrecta la decisión adoptada por la Corte y asombra la celeridad con que el máximo tribunal ha resuelto un asunto de tamaña complejidad. El fallo de la Corte ha sido dictado en un tiempo inusual para los que normalmente se observan en pronunciamientos similares”.


Diputada falta de cariño Silvana Giudici (UCR): “La ley continúa suspendida, porque aún hay otras medidas cautelares dictadas por jueces de Capital Federal, Salta y San Juan, sobre las cuales la Corte no ha dictaminado”.


Senador chistoso cordobés Luis Juez: “Esta Corte es absolutamente dependiente del poder político. Estoy convencido de que cuando el Gobierno necesita decisiones de la Corte, esta Corte termina actuando con un nivel de genuflexión hacia el poder político, que pone en evidencia que el grado de independencia de la Corte termina siendo casi declamativo”.


Diputado nieto e hijo de oligarcas Federico Pinedo (PRO): “La sanción de la ley de Medios fue irregular, pero la Corte consideró que no fue suficientemente irregular para anularla. Afortunadamente las violaciones más graves de la Constitución están frenadas por otras sentencias”.


Multipartidaria gorila diputada Patricia Bullrich: “Así como un juez debe respetar el Código de Procedimientos, también el Congreso tiene su reglamento, al que hay que atenerse, porque sino se abre una puerta a la ruptura de las reglas básicas que rigen este cuerpo constitucional”.


La bipolar jefa pitonisa fustrada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió: “Respetamos el fallo de la Corte. Es distinto de aquellos en que las empresas de medios piden las medidas cautelares. Esos subsisten. Por eso, se viene un debate larguísimo hasta que se destrabe la cuestión”. Se queda en el molde, no repite lo que venía diciendo hasta ayer, no quiere quedar descolocada. Está loca pero no es boluda.

María Angélica Gelli, directora del Suplemento Constitucional de la revista jurídica La Ley, lamentó que el máximo tribunal se haya limitado a revocar la medida cautelar por la falta de legitimación del legislador que promovió el caso y no haya examinado los agravios concretos que él había presentado. "De acuerdo con lo que surge de la sentencia de primera instancia hay irregularidades muy notorias en la sanción de la ley. Los derechos de las minorías deben respetarse porque están en juego las reglas básicas del debate democrático. Me llama la atención que la Corte no haya facilitado que se presentaran los amigos del tribunal (expertos podrían haber dado su opinión), ni haya llamado a una audiencia pública. Hubiera sido muy útil".


  • ¿Qué pasa muchachos? ¿Cuando las leyes y los dictámenes judiciales no favorecen los intereses de las corporaciones se ponen nerviosos? Así es la democracia, ¿O quieren otra cosa?





Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen