buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 9 de agosto de 2009

CABEZÓN






















En sus reuniones hay más periodistas que gente. Eso no importa demasiado, con los medios basta y sobra. Lo rodean sindicalistas corruptos, ex políticos y funcionarios desechables, escoria. Hasta una kipá de colores con olor a rabino berreta, lo acompaña para orientar lo que le queda (si tiene) de espíritu. Mejor perderlo que encontrarlo...

Eduardo Duhalde está en boca de todos. Los medios y la oposición quieren saber sus intenciones. Es un aliado poderoso para derrotar al modelo K. Como Don Corleone, todos van a pedirle consejo, aunque él consejos no da. Perfil bajo, no quiere candidaturas, ni exposición mediática. En mi barrio dirían que se hace el humilde porque sabe que lo van a venir a buscar.

En su base de operaciones, la sede del Movimiento Productivo Argentino, en Hipólito Yrigoyen al 1600, los políticos van y vienen: los opositores, los rosqueros, los oportunistas: los caciques, los punteros, los impresentables, los barones, los sátrapas.

Uno puede cruzarse a la entrada con el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, y a la salida con dirigentes bonaerenses que esperaban su turno, en esta especie de calesita en que se transformó la política argentina poselectoral: muchísimos dirigentes que pasan en estos días por la Casa Rosada luego desfilan discretamente por la oficina de Duhalde, y viceversa.

Sus críticas a los Kirchner, por supuesto, son durísimas: "Este gobierno, como las botellas de leche, tiene vencimiento, y espero que no pase como con algunos productos que se echan a perder antes"... "Kirchner es un necio con poder" ... "el Gobierno no sabe dialogar porque nunca lo ha hecho".

Había dicho que se había retirado de la política o, al menos, de las candidaturas. No cumplió una vez más con su palabra, tan etérea, tan volátil. Admite que participó activamente en las elecciones: "Ayudé hablando con dirigentes amigos y presentándolos para que empezaran a organizarse para trabajar (...) Yo creía que había que hacerle frente a Kirchner, en la provincia de Buenos Aires".

Y, más aún, reconoció que ejerció su influencia sobre Francisco De Narváez, un fantasma que se transformó en un tema de campaña y que dio pie a innumerables versiones acerca del malestar duhaldista por la composición de las listas de candidatos. "Con De Narváez hablaba permanentemente. Venía a mi casa, yo iba a la de él o él venía acá. Es el mejor candidato a gobernador que tiene la provincia en este momento." ¿Escucharon?

Duhalde descubrió la pólvora: propone que, "...como el resultado electoral hizo desaparecer las hegemonías en el país, el PJ y la UCR deben sentar las bases de un pacto de gobernabilidad no sólo para la transición hasta 2011, sino para que el próximo gobierno tenga acordadas políticas de Estado y garantías de que quien esté en la oposición acompañará y no desestabilizará a quien administre el país. Todo con apoyo de empresarios, sindicalistas, la Iglesia y los medios de comunicación".

Muy bién por el político rosquero bonaerense, muy buenos deseos. Lo que no dice es que al tocar los intereses corporativos, el gobierno se enfrentará con la iglesia (educación sexual, aborto), con los sindicalistas, con los empresarios (tipo de cambio, flexibilización), agro empresarios (derechos de exportación), con las corporaciones desinformadoras (Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual) ...

Cuando habla de los posibles candidatos del peronismo, el cabezón quiere decir hacia dónde y para quién va a hacer rosca: "Scioli no quedó intacto como presidenciable, a Macri no lo veo bien perfilado para 2011 y Reutemann es el que está mejor ubicado, pero tiene que decidirse lo antes posible".

Los medios de confusión lo buscan para que hable. Todo personaje que critique a Kirchner, que lo vapulee o enuncie errores con ínfulas de sapiencia, es una figura potable para difundir y darle aire, tinta, micrófonos y halagos varios. Se olvidan de su pasado, lo presentan con tinte rimbombante: el ex presidente...
"...El gobierno tiene una fecha de vencimiento, que es diciembre de 2011. Espero que no pase como con algunos productos que se echan a perder antes; tenemos que trabajar para que este gobierno concluya, para que vaya entendiendo el mensaje. Estamos presenciando una situación positiva e inédita: han desaparecido los grandes liderazgos que, generalmente en países que tienen una democracia poco sólida, desarrollan algunos rasgos hegemónicos e impiden los consensos. Por primera vez desde 1983, han desaparecido. Ese gran demócrata que fue Raúl Alfonsín tuvo algún rasgo hegemónico con el tercer movimiento histórico; Menem, con la "re-reelección", y, en este caso, con "Kirchner primero, segundo y tercero". Son todos rasgos hegemónicos que no sólo perjudican a quienes están gobernando, sino también a la sociedad y al sistema que debemos fortificar".
Se quiere parecer a Perón, quiere imitarlo, habla por arriba, como un papá que da consejos a sus hijos, por encima de los conflictos, con la sabiduría desapasionada que da la experiencia y la madurez. Pero no es Perón. Es el representante más acabado de la vieja política.

Es uno de los políticos mediocres que recorrió todos los puestos electivos: fue intendente de Lomas de Zamora desde diciembre 1983 diciembre 1987. Atrás de él, dejó a una manga de fascinerosos súbditos que destruyeron las finanzas del municipio sureño. Del 87 al 89 fue diputado nacional, hasta que acompañó a Carlos Saúl Menem en su cruzada neoliberal para destruír la industria y el trabajo argentinos, desde julio de 1989 a diciembre de 1991. Después gobernó la provincia más grande el país desde diciembre 1991 a diciembre de1999.

En las elecciones presidenciales de 1999, fue derrotado por Fernando de la Rúa, cuando obtuvo el 39% de los votos, frente al 48.5% de chupete. En octubre de 2001, es elegido Senador Nacional, y fue uno de los 5 presidentes en una semana, asumió el 2 de enero de 2002 hasta el 25 de mayo de 2003.

Ahora volvió de Europa para poner en práctica el Operativo Retorno y quedarse con el PJ para decidir quién será el candidato en 2011. Los ¿Peronistas? anti K se están reagrupando para cerrarle el camino a Cristina y maniatarla hasta dejarla inerme. El cabezón quiere comandar esa cofradía.


Daniel Mancuso



¿Te acórdás cuando Eduardo Duhalde dijo...?




2 comentarios:

La Pampa Peronista dijo...

Lamentable lo del cabezon narco este.

Cumpa, cambiandod e tema, ya lanzamos el día de protesta contra la censura. Pase por el blog y vea.

Abrazo.

Ricardo dijo...

Duhalde existe porque los Medios le están dando ese status de Don Corleone bueno, para utilizarlo en su intento de moldear un peronismo parecido al PRO.
Si esa fue la idea de De Narvaez candidato. Entrismo peronista pero al revés.
En los editoriales de Clarinete y La NAZIoneta lo dijeron: el peronismo tiene que ser así.
Y el trucho este de Duhalde se convierte en la nueva Carrió.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen