buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 13 de abril de 2009

La Educación, el compromiso y la sociedad



La construcción de un país que merezca ser vivido es un deseo de todos los argentinos: una nación próspera y justa, para nosotros, donde nuestros hijos, nuestros nietos, encuentren la felicidad. Pero los que somos padres de adolescentes vivimos a diario un problema casi sin solución: la EDUCACIÓN DE NUESTROS HIJOS pareciera no tener arreglo.

Para tomar sólo un ejemplo: Los docentes en las escuelas secundarias son "el enemigo número uno de los chicos" según los protagonistas. ¿Por qué? Quizás porque muchos (no todos) toman la docencia como un trabajo y punto. Acaparan horas para poder llegar a fin de mes con un salario aceptable y dictan sus materias mecánicamente, sin alegría, sin entusiasmo, sin compromiso para con los educandos. Es cierto que las nuevas generaciones, en este mundo globalizado, están un poco dispersas, bombardeados por la televisión, internet, celulares, compro compro compro... y en muchas familias existe cierta desidia a la hora de transmitir valores a sus hijos.

Sin embargo, hay errores recurrentes, tanto en la Educación como en la Salud, y en cualquier área que podamos analizar. Las falencias son conocidas por todos: falta de capacitación (no alcanza con haberse recibido hace tantos años y nunca más haber tocado un libro), evaluaciones periódicas de organismos competentes sobre los profesionales (seguramente muchos no están aptos para seguir desarrollando la tarea encomendada), revalidación de sus títulos, mediante exámenes, controles y seguimientos de los profesionales en la acción específica (para saber, in situ, cómo se desarrolla la profesión con sus pacientes, alumnos, discípulos, clientes, etc...).

La falta de controles, la ausencia de supervisión, desde el tránsito a los impuestos, desde los aeropuertos a la fabricación de alimentos, desde las escuelas a los hospitales, es un mal que viene de arrastre desde hace mucho tiempo. Y si todo sigue funcionando es porque hay miles de argentinos que trabajan digna y responsablemente. ¿Pero los que no lo hacen? Los que simplemente vegetan o "cumplen" en sus tareas de modo "automático", esos, retrasan el desarrollo de una sociedad democrática: digna y eficiente, justa y soberana.

Empero, se pueden hacer las cosas bien. ¿Que puedo hacer yo? Por ejemplo, Si asumo la voluntad de hacer y buscar una capacitación constante, permanente: ese es un desafío para todos aquellos que trabajamos con responsabilidad y patriotismo. Si no ¿Qué es ser patriota? ¿Ponerse una escarapela el 9 de julio? ¿Cantar el himno, a veces? No sólo hay que hacer las cosas bien para que no te echen, para el que te mira. Vos sabés cuando estás haciendo bien las cosas. La tarea no termina con el sueldo. Si nos capacitamos en las distinas áreas que nos toca trabajar o transitar seremos verdaderos héroes del tiempo que nos toca vivir y no simples vividores.

Esto es REVOLUCIONARIO en los tiempos que vivimos, en los cuales predomina el individualismo. Pensar en plural, "en colectivo", formar parte de un equipo en donde cada día aprendemos cosas nuevas de quienes tenemos al lado, que nos ayudan a superarnos en lo que somos y en lo que hacemos, nos permite ser parte en la construcción de una sociedad que avanza, de un mundo mejor.

La clave: enseñar a las personas a PENSAR, a buscar alternativas, a partir de la duda como base para la superación. "Pienso luego existo", la frase célebre de Descartes, quien puso en duda todo el paradigma medieval. Dudó de 10 siglos de esoterismo y abrió las puertas del pensamiento crítico. Hoy Pensar es, debe ser, construír, Pensar para lograr un beneficio que puede ser compartido, no buscar el lucro personal. Romper el paradigma Neoliberal y hacer uno nuevo, el paradigma solidario.

Debemos amar a nuestros hijos enseñandoles a Pensar, con generosidad para con todas las personas, que aprendan a compartir sus conocimentos de una manera amplia, enseñarles que siempre se pueden hacer mejor las cosas, que es mejor trabajar en equipo porque así se potencian las capacidades y los talentos de cada uno, y asi legarles la mejor herencia: la certeza de que podemos colaborar a construir una realidad mejor, a partir de la propia realidad.


María Isabel García

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimada María Isabel:
No sé cuáles son los docentes que inspiran tus comentarios. Por mi parte, el grupo al que pertenezco, indudablemente numeroso, no tomamos la docencia como un trabajo y punto. Ni acaparamos horas para poder llegar a fin de mes con un salario digno -digno?-.
Te cuento que los docentes del grupo al que pertenezco trabajamos con niños, jóvenes y adultos a los que les brindamos algo más que los conocimientos que imponen los lineamientos curriculares que baja el gobierno de turno; que los lugares donde desempeñamos nuestra tarea generalmente se encuentran en condiciones infrahumanas; que compramos no sólo nuestro material didáctico sino también el de nuestros alumnos para poder llevar adelante una clase; que las capacitaciones -obligatorias o no- las pagamos de nuestro bolsillo; que debemos cursar y concursar si queremos crecer profesionalmente. Eso sí, nuestra profesión tiene un techo. Los mandos superiores se ocupan con cargos políticos por personas que, en el mejor de los casos tienen los estudios secundarios completos. Nuestra tarea no termina con el sueldo. Si de él dependiéramos y sólo por él trabajáramos, nos iría mejor con un kiosquito. Este numeroso grupo docente enseña a pensar, a leer y escribir, a comer, a bañarse, a despiojarse y corre. No sabés como corre para juntar las horas reglamentarias y no para acaparar horas. Y viaja. De una escuela a otra, a su cargo (económico, digo). No vegeta, no pone piloto automático. Crea, construye y reconstruye diariamente. Creo que para los muchos (no para los todos) fue un comentario desafortunadamente triste.

María Isabel García dijo...

Estimado Anónimo/a:

Si vos estas dentro de los que hacen bien las cosas y trabajás con responsabilidad y compromiso, no debieras sentirte afectado/a por la nota. Sin embargo, te pido que reflexiones acerca de esta punto: ¿Crees que se puede construir un pais, educuar, enseñar a Pensar, comprometernos con nuestra sociedad, desde el anonimato, sin dar la cara? ¿Crees que se puede avanzar sin compromiso, sin nombre y apellido?

Tengo hijos que padecieron durante su secundario, en distintas oportunidades, la imposición de la autoridad por sobre las necesidades de nuestros tiempos, y la ausencia de diálogo. Toman los mismos examenes y usan los mismos libros y métodos de estudio de hace 30 años, clases aburridas, en donde no se estimula la curiosidad,la investigacion, el pensamiento crítico, la creatividad, la imaginación. Es más facíl repetir siempre lo mismo que innovar y capacitarnos para formar personas que piensen, tengan valores y adquieran herramientas para encarar la vida con una actitud positiva y aprendiendo a sortear las diferentes dificultades que se nos presenten. En una etapa de la vida tan importante, donde los padres y educadores somos los responsables de la formación de estos niños/adolescentes, dejemos el egocentrismo de lado y pensemos en la sociedad como totalidad, te pido que vuelvas a leer mi nota, porque en la misma rescato a todos aquellos maestros que me enseñaron a ser generosa con mis conocimientos, a sentirme un pequeños engranaje de la patria de todos.

Anónimo dijo...

MARIA ISABEL:hola me gustaria q en lo q se pueda me tome al tanto de esta situacion q aqueja alos alumnos de la escuela LUIS BELTRAN Nº10 TECNICA ...Le paso mas somenos a contar,no entiendo como una persona hijo d militar puede estar a cargo d un establesimiento educativo,queriendo aplicar sus idiologia a profesores y alumnos bajo amenazas abuso d autoridad,tildando a los chicos d montoneros,popr el simple hecho d querer tener el consejo de estudiantes el cual ella no les permite,disiendo q en SU escuela no se van comportar como revolucionarios en su contra .Los profesores en conjunto con los alumnos pidieron a las autoridades q la desplasen d su cargo .esto q cuento es largo me gustaria tener su comentario al respecto ..CREO Q LOS CHICOS TIENEN DERECHO A ESPRESARSER Y PENSAR LIBREMENTE Y ESTA MUJER CON SUS IDEALES LES QIUIERE TAPAR LA BOCA COMO EN OTROS TIEMPOS Y NO SE DA CUENTA Q ESTAMOS EN DEMOCRACIA..GARCIAS

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen