buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 1 de enero de 2009

CRISIS HABITACIONAL



6 hermanos. Dos nenas de 1 y 4 años, y cuatro varones de 7, 9, 11 y 13 años murieron calcinados. Un edificio tomado en La Boca, 25 familias amontonadas por la miseria. Hace 4 años la tragedia de Cromagnon (30/12/2004) cacheteo la desidia porteña. Un jefe de Gobierno fue destituido. Hoy, las cosas están igual o peor: no hay controles y el incendio de Suarez y Almirante Brown puede repetirse nuevamente. Pero como las víctimas son pobres, el interés del gobierno de Macri por evitar más muertes es pobre también.

Además, los MEDIOS de DESINFORMACIÓN, están coaligados en una CRUZADA contra el demonio K (el gobierno nacional y sus aliados), y no criticarían duramente, en un año electoral, a uno de los exponentes más potables de la oposición contra Crisitina. Las noticias son peladas, sosas, apenas cuentan el hecho policial. Los canales de aire, Clarín, TN y otros no muestran el verdadero drama social.

Los pibes tenían apoyo escolar en el comedor Los Pibes, que está a la vuelta. Había surgido la idea, junto con el Grupo de Teatro Catalinas Sur, de ayudar a las familias a conseguir un lugar más seguro y convertir el edificio en un centro cultural para el barrio. El incendio frustró todo.

Luego de la muerte de 6 chicos en La Boca, los macristas hicieron su descargo en las radios y en la televisión. “Los pocos recursos que tenía esta gente daban para esta tragedia”, dijo el director de Defensa Civil porteño, Daniel Russo.

El subsecretario de Emergencias, Néstor Nicolás
, se lamentó porque muchas personas viven en condiciones “que se asemejan a campos de concentración”.

Parecen analistas opinando sobre la pobreza en África. Sin embargo son funcionarios, y su tarea es solucionar problemas, hacer políticas y tomar decisiones para el bienestar general. Son ineficaces y se desentienden de su responsabilidad como gobernantes.


El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, no hizo declaraciones sobre la muerte de 6 chicos en el incendio en La Boca. ¿Dónde está? ¿Se encuentra en Punta del Este? ¿Y Gabriela Michetti? Ni siquiera va las sesiones de la Legislatura, o sea, falta a su trabajo que es para lo que fue elegida.
La oposición porteña criticó la ausencia de Macri y la falta de previsión y controles. También resurgió la discusión sobre la política de viviendas...


El jefe de gabinete del gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que se vetó la Ley de Emergencia Habitacional y dijo que “Despacito, en silencio, se van haciendo desalojos".

"Hoy vetamos una Ley que prohibía desalojar inmuebles que son propiedad del gobierno. Se evalúa caso por caso. No hay una solución única. Despacito, en silencio, se van haciendo desalojos", sostuvo Rodriguez Larreta por Radio Mitre.

La Legislatura porteña aprobó, el 4 de diciembre 2008, la Ley 2973 por la cual se suspendían los desalojos de inmuebles propiedad del Estado porteño mientas rija la emergencia habitacional, que por ley 1408 fue fijada hasta octubre de 2010. La norma también obligaba al Poder Ejecutivo a presentar dentro de los 90 días, un plan para solucionar progresivamente el déficit habitacional y creaba una comisión de seguimiento integrada por legisladores, varias ONG y la Defensoría del Pueblo, para garantizar el cumplimiento de ese plan.

La ley fue aprobada por toda la oposición en la ciudad: 29 votos, incluidos ex macristas, contra 26 del bloque del PRO, que se opuso en forma unánime. Contra el veto, la Legislatura podría insistir con un rechazo, pero haría falta una mayoría especial de dos tercios del cuerpo, 40 votos, que la oposición es imposible que reuna.

La decisión del Gobierno de Mauricio Macri de vetar la Ley de emergencia habitacional, que impedía desalojos de edificios pertenecientes al Estado porteño, muestra el desprecio del ejecutivo porteño por las políticas publicas de inclusión. Al Gobierno de Macri no le interesa la crisis habitacional de la Ciudad, es más, la desconoce.

El Estado porteño tiene una cantidad enorme de inmuebles que no utiliza y que están intrusados, pero el verdadero centro de interés está en la traza de la ex AU3, la autopista que iba a unir Núñez con Pompeya pero que no llegó a ser. El intendente de la dictadura, Osvaldo Cacciatore, expropió las viviendas, que quedaron abandonadas y fueron ocupadas por personas en situación de emergencia habitacional. Un sector de esas viviendas fue desalojado, las viviendas se demolieron y se construyó allí un parque lineal, desde avenida Congreso hasta la General Paz, junto a la Avenida Roberto Goyeneche, en el barrio de Saavedra. Faltaba el tramo desde Congreso hasta Avenida de los Incas, catorce manzanas ubicadas entre las calles Donado y Holmberg. En la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura, hay un proyecto de zonificación que permita construir allí viviendas de hasta cuatro pisos.

La ofensiva de los desalojos empezó en septiembre del año pasado. “El Ejecutivo dictó el decreto 1165 que establecía una serie de prestaciones en dinero, desde 6000 a 15.000 pesos, para las familias que abandonaran el lugar”, dijo la abogada Natalia Belmont, del grupo Enlace Cual Derecho, que asiste a las familias afectadas. “Desde entonces comenzaron las intimaciones a desalojos administrativos, es decir, no por la vía judicial”, agregó la abogada. Por esa razón, la organización presentó en diciembre un recurso de amparo en favor de las familias intimadas, al que la jueza Elena de Liberatori hizo lugar, ordenando la suspensión de los desalojos hasta que se den soluciones habitacionales para esas familias.

Estamos ante la amenaza cierta a un derecho constitucional doblemente afectado por el gobierno de la ciudad –dijo la jueza Elena de Liberatori, en su fallo–. Por un lado, porque no se han tomado recaudos acerca de dónde habrían de ser trasladadas las personas a desalojar, y sin contemplar qué sucede con los niños. Por el otro, tampoco le es respetado a esas personas su derecho a vivir al menos donde están, en la situación de precariedad absoluta en la que se hallan.

La semana pasada, Macri recibió una carta de unas 30 organizaciones sociales, entre ellas el CELS y el SERPAJ, donde le pedían que promulgara la Ley que, finalmente, fue vetada.


Despues del incendio: 6 muertos pobres

En un comunicado el gobierno de Macri sostuvo que “desde las primeras horas de la mañana se constituyó en el lugar el subsecretario de Derechos Humanos, Helio Rebot, junto con autoridades de Desarrollo Social”.

  • Empiezan a discutir la política pública cuando hay muertos, como en Cromañón o Villa Cartón. Si no aparece un muerto, ni siquiera se ocupan. Pero después no hacen nada tampoco. Se trabaja para el espectáculo del que lo ve desde fuera, no para el que necesita la política social”, cuestionó el legislador de la CTA, Martín Hourest.
  • “Lamentamos profundamente que seis niños inocentes hayan muerto de esta manera horrenda. Por eso, toda la sociedad porteña espera que Mauricio Macri y Gabriela Michetti den la cara y den las explicaciones del caso”, indicó el jefe del bloque kirchnerista, Diego Kravetz, quien le apuntó al titular de la Agencia de Control, Federico Young. El legislador sostuvo que “hizo exactamente la mitad de las inspecciones con respecto al 2007. Uno de los problemas más graves es que la Agencia de Control se transformó en un nido de procesistas y de ex represores, ex SIDE, ex Gendarmería y ex Policía Federal que nadie sabe para qué están”.
  • “La política habitacional del gobierno de Macri para los que menos tienen es nula. Los condena a vivir en instalaciones sumamente precarias en donde corren riesgos sus vidas”, denunció el legislador Juan Cabandié. “El macrismo, desde el IVC, prácticamente no construyó ninguna vivienda”, sostuvo.
  • “Con los prejuicios de clase del jefe de Gobierno no se puede sustentar una política habitacional. Considera a los habitantes como usurpadores y no como víctimas de la pobreza, y así es muy difícil evitar tragedias como ésta”, planteó el diputado Facundo Di Filippo, que preside la Comisión de Vivienda de la Legislatura.
  • “Después de esta tragedia sería una locura que Macri vete la Ley de Emergencia Habitacional”, indicó la legisladora de SI, Liliana Parada, sobre la norma que aprobó la oposición para frenar los desalojos.

  • El dirigente del PO Marcelo Ramal pidió “un juicio político a Macri, porque este es su Cromañón”.
El neoliberalismo no murió. La crisis internacional nos muestra: los negociados de las grandes corporaciones, la ineficacia de las políticas del FMI y el Banco Mundial, la unívoca verdad de que los platos rotos siempre los pagan los pueblos, es decir, los gobiernos con la plata del Estado (y el Estado maneja la plata de todos) mientras los vivos de siempre se enriquecen. Aquí, en Buenos Aires, los que votaron a Macri todavía están dormidos o distraídos o no entienden nada. Macri es el neoliberalismo en Buenos Aires. Y sus políticas sólo traeran más injusticia y desamparo.

1 comentario:

patricio dijo...

mancuso:muy bueno,los medios callan porque es su carta para este año y para 2011,bah los medios y la derecha son un mismo partido,dan asco.

saludos.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta