buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 28 de noviembre de 2008

Raúl Laguzzi



Carta a los estudiantes
de la Universidad de Buenos Aires:

« Estimados estudiantes de la Facultad de Farmacia y Bioquímica: A través de mi amigo Claudio Capuano les envío un abrazo solidario. A mí me tocó actuar en un momento muy particular de la Argentina. Un momento en el cual el pueblo había votado por un proyecto nacional y popular. Desde el decanato de la facultad yo no hice otra cosa que tratar de cumplir con ese mandato. Por lo tanto, me propuse implementar dos tipos de medidas que estaban entrelazadas. Unas destinadas a incrementar el nivel científico de nuestra Facultad. La ciencia, en si, no es ni reaccionaria ni popular. Todo depende de la ideología de los que se apoderan del conocimiento científico. Las segundas fueron destinadas a crear profesionales que utilicen esa ciencia con una ideología al servicio del pueblo. Por eso se comenzó a crear una planta de producción de medicamentos para que la Facultad de Farmacia y Bioquímica y sus estudiantes participaran activamente con los proyectos de salud que se querían implementar en diferentes provincias. Fue un corto periodo que termino en todo nuestro país de una manera muy triste y dolorosa. Hay que hacer lo necesario para que esto no se repita. Para ello el recuerdo es indispensable y ese recuerdo de ustedes nos emociona. Mi mujer como yo también pensamos que "Si no nos contiene la memoria, nos derramara el olvido". De nuevo un gran abrazo y gracias »

Elsa y Raúl Laguzzi




Con enorme tristeza, supimos que en el día de hoy (27/11/08) falleció Raúl Laguzzi, en su departamento en París, como resultado de un ataque cardíaco.

Raúl, quien se desempeñaba desde hace años como destacado investigador del INSERM, Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica de Francia, había enviado a la Argentina, unas horas antes, su adhesión a la campaña por el desprocesamiento de 10 dirigentes de la FUBA.

Raúl Laguzzi fue Rector de la Universidad de Buenos Aires y Decano de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, y en tal carácter enfrentó la barbarie del Gobierno de Isabel Perón y López Rega. Proponía iniciativas para que la medicina y los medicamentos "dejaran de ser una mercancía".

El y su familia sufrieron el ataque de la triple A, quienes asesinaron a su pequeño bebé de 4 meses con una bomba en su domicilio, el 7 de setiembre de 1974. A pesar de querer mantener su puesto, las amenazas a su vida y a su esposa impusieron que 20 días después solicitara el asilo político protegiéndose en la Embajada de Méjico. Al poco tiempo la Universidad de Buenos Aires fue intervenida por el ministro de Educación Oscar Ivanisevich, quien nombró como decano de la UBA a Alberto Ottalagano quien en aquellos difíciles tiempos no tuvo empacho en definirse, desafiante, del siguiente modo: "Soy fascista y qué".

Raúl Laguzzi y su esposa Elsa mantuvieron desde el exilio su compromiso con las causas populares y democráticas, con su apoyo e impulsando programas de comedores y de apoyo a los más necesitados en el interior, y a la producción pública de medicamentos.

AGD UBA (Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires), junto a Memoria verdad y Justicia, representa con orgullo a la familia Laguzzi en la causa contra las Tres A, organización criminal que asesinara a 800 luchadores, entre ellos a Silvio Frondizi, Ortega Peña, Miguel Buffano, Jorge Fischer...



Sobre Raúl Laguzzi

« Lo conocí en 1973 cuando éramos jóvenes y las ilusiones nos elevaban más allá de lo que creíamos ser. Nos reunía una misma pasión: una transformación revolucionaria no sólo de la sociedad como un todo sino también de “nuestra institución”, la universidad. Y con detalles: una forma de entender la sociología para mí, un modo de entender la actividad del farmacéutico y bioquímico para él. En un caso, la relación cercana entre praxis y teoría, en el otro, de manera más terrenal pero bastante más efectiva, los medicamentos, constituían las maneras en que se encarnaban nuestros sueños.

» ¿De qué servía enseñar sociología si no estaba acompañada por una actividad transformadora? ¿De qué servía enseñar farmacia si dejábamos que los remedios fueran objeto de comercio por parte de grandes laboratorios extranjeros? Estos desafíos se expandían en todas y cada una de las disciplinas. Los consultorios jurídicos en las villas, los centros de atención médica, en fin, la elaboración de medicamentos por parte de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional y Popular de Buenos Aires. No éramos conscientes del odio que despertábamos ni de la violencia de que eran capaces los que lucraban con una Argentina atrasada y dependiente. Eramos miles los que estábamos en el mismo barco, y creíamos que el viento de los cambios estaba a nuestro favor. Rápido, nos despertaron de nuestro sueño. El cimbronazo del pinochetazo fue tremendo en nuestras conciencias pero más aún saber que aquí adentro, muchos de los que se habían subido al barco del 25 de Mayo a último momento trataban de hundirlo de todas las maneras posibles. Primero debió renunciar Puiggrós, y seguimos... Y por fin, a la muerte de Perón, Raúl se hizo cargo del rectorado, en medio de una marejada imposible de controlar. Así llegó esa noche terrible del 5 de septiembre de 1973, donde la Triple A le asesinó a su bebé de 6 meses de edad. Sí, para los que no se imaginan la crueldad de aquel entonces: de seis meses de edad. Nos echaron, fui preso, él al exilio, a un exilio que se convirtió en su casa definitiva, un París que recibió un militante enamorado de la ciencia y convirtió en un científico de primerísimo nivel en su área.

» Cabe aquí recordar una carta que hace apenas un año escribió, junto con Elsa, su compañera, a los estudiantes de Farmacia: “Desde el decanato me propuse implementar dos tipos de medidas que estaban entrelazadas. Unas destinadas a incrementar el nivel científico de nuestra facultad. La ciencia, en sí, no es ni reaccionaria ni popular. Todo depende de la ideología de los que se apoderan del conocimiento científico. Las segundas fueron destinadas a crear profesionales que utilicen esa ciencia con una ideología al servicio del pueblo. Por eso se comenzó a crear una planta de producción de medicamentos para que la Facultad de Farmacia y Bioquímica y sus estudiantes participaran activamente con los proyectos de salud que se querían implementar en diferentes provincias. Fue un corto período que terminó de una manera muy triste y dolorosa. Hay que hacer lo necesario para que esto no se repita. Para ello el recuerdo es indispensable y ese recuerdo de ustedes nos emociona. Mi mujer como yo también pensamos que si no nos contiene la memoria, nos derramara el olvido. Hoy, estoy seguro de que milones de argentinos saben que el olvido no nos disolverá y que todavía tenemos un futuro”.»

Por Ernesto Villanueva
(Sociólogo).



Síntesis

1973. El 25 de mayo asume la presidencia de la Nación el doctor Héctor Cámpora como resultado del triunfo electoral del 11 de marzo. Al día siguiente de su asunción, varios edificios públicos son ocupados por tendencias en puja del partido gobernante. La UBA es ocupada por la Juventud Universitaria Peronista (JUP).

En junio, es designado rector interventor el profesor Rodolfo Puiggrós quien asume con un programa de renovación pedagógica en un marco de redefinición de la relación entre universidad y sociedad, proyecto impregnado por una concepción político-ideológica, caracterizada como nacionalismo popular, antimperialista y antiliberal.

Acorde con la renovación pedagógica y la política de una estrecha relación con lo social se implementan proyectos como el "Centro de Producción de Medicamentos de Base" en la Facultad de Farmacia y Bioquímica y el de "Erradicación de villas de emergencia", iniciado en la Facultad de Arquitectura.

Son reincorporados docentes renunciantes y expulsados del '66 y los sucesivos años de la dictadura. Antes de finalizar el año, se produce la renuncia del doctor Cámpora, el regreso de Juan Domingo Perón y su elección como presidente de la Nación.

Presionado por las movilizaciones, las ocupaciones de facultades, los enfrentamientos violentos entre distintas tendencias, Rodolfo Puiggrós renuncia como interventor de la Universidad, quedando a cargo del rectorado Ernesto Villanueva.

1974. Con acuerdo de radicales y peronistas es sancionada la Ley Universitaria número 20.564. Para llevar adelante la normalización de la UBA, de acuerdo a la citada ley, se designa como interventor al ex-vicepresidente Vicente Solano Lima y posteriormente al doctor Raúl Laguzzi.
El 1 de julio muere el general Juan Domingo Perón. Asume la presidencia su esposa, María Estela Martínez de Perón. La Universidad es nuevamente intervenida, siendo designado rector Alberto Ottalagano quien consagró la presencia de la ultraderecha en la UBA.

Rectores del período

Dr. Rodolfo Puiggrós: 29-05-1973 a 2-10-1973 (interventor).
Ing. Enrique Martínez: 7-09-1973 a 2-10-1973 (interventor suplente).
Dr. Alberto Banfi: 2-10-1973 a 4-10-1973 (no asumió).
Lic. Ernesto Villanueva: 4-10-1973 a 28-03-1974 (comisión).
Dr. Vicente Solano Lima: 28-03-1974 a 25-07-1974 (rector normalizador).
Dr. Raúl Federico Laguzzi: 25-07-1974 a 17-09-1974 (rector normalizador).
Dr. Alberto Ottalagano: 17-09-1974 a 26-12-1974 (interventor).
Eduardo Mangiante: 27-08-1975 a 12-02-1976 (rector normalizador).
Dr. José Alocén: 12-02-1976 a 24-03-1976 (rector normalizador).



1976. El 24 de marzo un nuevo golpe de Estado, a cargo de los militares, denominado "Proceso de Reorganización Nacional" derroca al gobierno de María Estela Martínez de Perón.

Bajo la inspiración de la Doctrina de la Seguridad Nacional se prohibieron y destruyeron textos y se censuraron teorías. La represión se impone bajo todas sus formas en los claustros universitarios.

Entre 1976 y 1977, en relación al año 1974, la matrícula de ingreso de estudiantes a la UBA desciende un 104.8%.

1980. La Ley 22.207 retrotrajo el modelo de universidad a un pasado prerreformista, haciendo de la cátedra, las clases y los exámenes el eje de la función universitaria. De acuerdo a la ley queda abolida la autonomía universitaria. Se abren concursos para cubrir los cargos docentes. Las múltiples prohibiciones y la intervención de los servicios de inteligencia para la aceptación de los candidatos abre nuevos conflictos y desvirtúa –aun más- el intento de normalización.

1982. Se implementa el arancelamiento universitario, fijándose una cuota mínima de cinco dólares. El movimiento estudiantil encontró más posibilidades de manifestarse después de la coyuntura política abierta por la guerra de Malvinas.

1983. Una gran marcha estudiantil en contra del arancelamiento de la Universidad culmina con la quema de las libretas para el pago del mismo.


Rectores del período:

Cap. De Navío Edmundo E. Said: 29-03-1976 a 6-08-1976 (delegado militar).
Ing. Alberto Costantini: 6-08-1976 a 14-09-1976 (designado como rector el 12-07)
Dr. Sol Rabasa: 14-09-1976 a 25-02-1977 (secretario de Ciencia y Tecnología a cargo).
Dr. Luis Carlos Cabral: 25-02-1977 a 31-08-1978 (designado rector).
Dr. Alberto V. Donnes: 31-08-1978 a 23-11-1978 (decano de medicina a cargo).
Dr. Lucas Lennon: 24-11-1978 a 20-11-1981 (designado rector).
Dr. Alberto V. Donnes: 20-11-1981 a 28-12-1981 (decano de medicina a cargo).
Dr. Alberto Rodríguez Varela: 28-12-1981 a 23-12-1982 (designado rector).
Dr. Carlos Segovia Fernández: 27-12-1982 a 23-12-1983.
fuente:

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen