buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 6 de abril de 2013

PERDIMOS OTRA VEZ






Perdimos amigos o familiares o vecinos que estaban antes de la tormenta. Se fueron flotando con el sarcoma oscuro de aceite sucio, con el sorete esquivo, con la rama débil, con la bolsa del super repleta de papeles, yerba vieja y cartones, cáscaras de huevo, de papa, de manzana, unas patas de pollo sin carne y muchos huesitos. También pasó rápida una palangana que nadie sabe de donde vino pero se fue más rápido todavía y la olvidamos cuando un auto patente M apareció desde la otra cuadra o quién sabe dónde y se incrustó contra el árbol de enfrente y todos abrimos la boca como diciendo ¡carajo!

Lloró a mares el cielo y nos contagió el llanto y el dolor de la muerte temprana que sorprende a los pobres olvidados del capitalismo rapaz disfrazado de emprendimientos inmobiliarios, progreso y bienestar electrodoméstico. Y algún shakespeareano pensó gritar desde la terraza oasis: mi vida por un bote... mi vida por un bote...

Hizo declaraciones el funcionario inútil que lamentó haber cortado sus vacaciones en Brasil, y culpó al cielo de haber llorado y habernos contagiado la desgracia húmeda que podría haberse evitado si alguien hubiese hecho las obras correspondientes para solucionar este tipo de problemàticas hidrológicas en la gran urbe que construye sin control, que rifa el espacio público, que no hace porque si hiciera sería inaugurado por el que vendrá y eso no es conveniente a los fines electorales según evalúa el asesor de imagen ecuatoriano.

Y demostró sus sentimientos ofreciéndonos créditos blandos para poder reponer la tele y un colchón bueno y algún sillón a tasas bajas muy accesibles.

Volvió  la angustia de tanto padecimiento prolongado que se sufre en cuotas vitalicias para  no perder la costumbre de sufrir como dios manda que es un facho hijodeputa. Volvió el recuerdo de la dictadura y el menemismo y el helicóptero que abandonó los muertos en Plaza de Mayo y las asignaturas pendientes de los últimos años, y el trabajo en negro, y las promezas preelectorales, y el ABL que aumento diez veces y para qué tanta rapiña si ni siquiera destapan los sumideros que vinieron a limpiar con los camiones chupadores después que se fue el agua... ¿hijos de puta ahora vienen? pensó la bronca desde el silencio triste del derrotado.

Se llevó lo nuestro el cemento que reemplazó los adoquines que lucen lindos en un country, que tiene una linda capa asfáltica y así no sufran los autos, asfalto que tapó el verde que ya no chupa que ahora rechaza y rueda el agua hacia abajo para subir con libros secuestrados y fotos navegando en la corriente arrasadora junto a la mancha oscura que enchastra el barrio ahogado en desdichas. Se llevó lo nuestro el ministro que subejecutó la partida y destinó los fondos para otras cosas, publicidades y bicisendas que son vistosas. Se llevó lo nuestro el contratista y el negociado con el multimedios.

Y seguiremos siendo solidarios poniendo plata para la leche y la lavandina para el pobre tipo que irá a vivir con su familia cerca del arroyo que volverá a inundarse. Y aunque los pregoneros de la antipolítica tilinga arremetan contra el Estado y la inacción de los políticos corruptos, nosotros sabemos, sentimos, peleamos que sólo la política nos salvará del naufragio.




Los  MUERTOS  del  02.04.2013  en  la  C.A.B.A.  son  8...


1_
Luna Nicolás, mujer de 82 años, falleció en el domicilio de Cabildo al 410.

2_ 
Roberto Horacio Sampellegrini, 54 años, murió en el interior de su vehículo en Álvarez Jonte al 5600.

3_
Arturo Otto Kaerger, 70 años, falleció en el interior de su vehículo Wolkswagen Suran, en Lebreton y Burela.

4_ 
Antonio Villaers, 53 años, operario de la Línea B del subterráneo, quien se encontraba manipulando las bombas de achique de la Estación Los Incas para retirar el agua de las vías del subterráneo y aparentemente cayó y murió electorcutado en el tercer riel.

5_ 
Martha Susana González, de 81 años, falleció en el interior de su casa en Freire 3750.

6_ 
Aduviges Olivera, mujer de 88 años, murió en su domicilio de Correa 3650, al caérsele una heladera encima.

7_ 
Ricardo Caporale, 64 años, murió en su casa de Plaza al 4547 mientras sacaba el agua en baldes y aparentemente sufrió un paro cardíaco.

8_ 
Sofía Nicola, 87 años, también murió en su casa de Valdenegro 4305 después de que le cayera una heladera encima.


¿Dónde estan estos muertos en las estadísticas de la inseguridad, de la ineficiencia criminal, del no se puede salir a la calle porque vienen varias toneladas de agua sucia y te roban todo? ¿dónde?



Daniel
Mancuso




3 comentarios:

Tilo, 71 años dijo...

A propósito de lo que implica una adecuada gestión urbana de mantenimiento y con carácter preventivo, detallo a continuación
lo que contemplé en abril de 2002 a través de una ventana en el primer piso de un antiguo edificio de departamentos sito en la esquina de las avenidas Ocean y la calle Dorchester Road, en pleno barrio de Flatbush en el condado de Brooklyn, uno de los 5 que conforman la ciudad de Nueva York, habitado mayormente por norteamericanos negros:

A eso de las 10 de la mañana llegaron 2 camiones, uno con una escalera telescópica y el otro con una maquinaria extraña. El
primero desplegó la escalera y unos operarios comenzaron a podar las ramitas de los árboles de la cuadra, dejando todas las
ramas importantes intactas pero sin la maraña de las más pequeñas y sus hojas. La maquinaria extraña del otro rodado resultó
ser una trituradora que en su "boca de escape" tenía atada una enorme bolsa. Todas, TODAS las ramitas podadas eran arrojadas
por otros operarios a la boca del triturador que con no demasiado ruido y en contados segundos, las hacía desaparecer rellenando la gran bolsa con el aserrín resultante. Poco a poco se iban trasladando a lo largo de la cuadra y en no más de 40 minutos se fueron dejando los árboles bien peladitos SIN MUTILARLOS, SIN MUÑONES y a la vereda y la acera totalmente limpias.

Esa simple tarea de mantenimiento del arbolado de una gran ciudad LA VI hace más de 10 años.

También tuve oportunidad de ver unos años antes en la ciudad de Munich, Alemania, a grandes contenedores de residuos ubicados en las esquinas para SEPARAR LA BASURA. Cada contenedor era en realidad un conjunto de tres cilindros de unos 2m de
diámetro por 2,50m de ancho c/u, ocupando el grupo unos 7m por 2m en las esquinas, al lado de la vereda. Vi a los
habitantes detener sus autos y arrojar bolsitas con residuos en las bocas de cada uno de los 3 cilindros, posibilitando un
primer reciclado. La casa del familiar donde me alojaba tenía 3 recipientes para los residuos: Orgánicos, papel y cartón y
otros tipos (vidrio, plástico, etc.).

En la puerta del edificio de la C.A.B.A. donde resido, han colocado desde hace poco UN UNICO CONTENEDOR RECTANGULAR CON TAPA
al que van a parar TODOS LOS RESIDUOS, sin posibilidad de separación alguna.

Son simples comentarios sobre acciones que DESDE HACE MUCHOS AÑOS se llevan a cabo en otras grandes ciudades. No veo en esas
acciones ideología política alguna ó brillante imaginación ó creatividad, sino simple y cotidiana GESTION sumada a la acción de los ciudadanos. Me imagino que con relación a limpieza de sumideros y otras tareas comunales, también se realizarán tareas análogas.

Saludos

Daniel Mancuso dijo...

1_Luna Nicolás, mujer de 82 años, falleció en el domicilio de Cabildo al 410.

2_Roberto Horacio Sampellegrini, 54 años, murió en el interior de su vehículo en Álvarez Jonte al 5600.

3_Arturo Otto Kaerger, 70 años, falleció en el interior de su vehículo Wolkswagen Suran, en Lebreton y Burela.

4_Antonio Villaers, 53 años, operario de la Línea B del subterráneo, quien se encontraba manipulando las bombas de achique de la Estación Los Incas para retirar el agua de las vías del subterráneo y aparentemente cayó y murió electorcutado en el tercer riel.

5_Martha Susana González, de 81 años, falleció en el interior de su casa en Freire 3750.

6_Aduviges Olivera, mujer de 88 años, murió en su domicilio de Correa 3650, al caérsele una heladera encima.

7_Ricardo Caporale, 64 años, murió en su casa de Plaza al 4547 mientras sacaba el agua en baldes y aparentemente sufrió un paro cardíaco.

8_Sofía Nicola, 87 años, también murió en su casa de Valdenegro 4305 después de que le cayera una heladera encima.

Max dijo...

Y de los muertos de la Plata ni una mención?
Esto que escribiste perfectamente le cabe a La Plata, una hermosa ciudad que lamentablemente está igual o más desquiciada urbanísticamente que la misma Buenos Aires.
La plata carece de obras fundamentales para su desarrollo, y viene siendo espoleada por sus administradores desde hace más de 10 años.-

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta