buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 27 de mayo de 2012

NEL BLÙ DIPINTO DI BLÙ


















─¡Pará! ¿Adónde vas tan apurado?
─A comprar dólares antes que se vayan a la mierda...
─¿Y para qué querés los dólares?
─Para guardarlos.
─¿Para qué?
─Por si las moscas, ¿qué sé yo?
─Pero estás pagándolo carísimo, te están cagando...
─Va a estar peor, mejor apurarse.
─¿No te parece un poco estúpido, un poco paranoico?
─No, no me gusta que me controlen, yo con mi plata hago lo que quiero, estos controles del gobierno dan miedo, la gente va y se compra dólares a 7 pesos, lo que sea, porque siempre nos han cagado, y te dicen: no pasa nada, pero pasa Rodrigazo, 1.050, Corralito... y ahí te sacuden, ¿entendés? ¡No me cagan más!
─¿estás seguro?
─No... sí... no sé, qué sé yo...
─Y si te calmás y pensás un poco, hay especuladores...
─Naaa... Fijate que hay menos operaciones inmobiliarias, nadie compra, nadie vende...
─que compren en pesos y que vendan idem, estamos en Argentina, hay pesos acá.
─No me jodas, nadie quiere vender en pesos, además estamos acostumbrados hace años en ahorrar en dólares.
─Eso...
─¿Qué?
─Están formateados, todos teledirigidos desde los noticieros: ahora miedo: hay inseguridad, todos a correr; ahora miedo: se viene la devaluación, todos a llorar.
─Yo pienso por mí mismo, y hago en consecuencia, nadie me dice lo que tengo que pensar o hacer.
─¿Estás seguro?
─Eeeeh... me esperan en la cueva.



1


«En una sociedad –más precisamente un sector de esa sociedad, la clase media– como la Argentina, con una cultura de economía doméstica que durante décadas miró aterrorizada los vaivenes de la cotización del dólar (así como también se sumergió ingenuamente en la fantasía del 1 a 1), instalar una agenda mediática que genera inquietud sobre el tipo de cambio se parece más a un bluff financiero de poca monta destinado a desgastar al Gobierno y a presionar para conseguir una maxidevaluación que a un abordaje serio de un aspecto de la economía real. Para comprobarlo basta prestar atención a un solo dato: el famoso dólar "BLUE" –nueva vedette de las tapas de los diarios hegemónicos y los zócalos de los noticieros del los multimedios– representa, según los cálculos más exagerados, menos del 4% del volumen que se comercializa en el mercado formal de cambio. Parafraseando a un viejo general, esta es la respuesta a la pregunta que alguna vez le hizo al pueblo argentino: quién vio, alguna vez, un dólar… blue...»

Analiza en Los blues de la amenaza mediática, el periodista Daniel Cecchini.


2

«Para referirse elípticamente a las presiones que vive el mercado cambiario, la Presidenta eligió ayer contar una anécdota en la que en 2002 un amigo suyo había comprado dólares a $ 4,80 basándose en rumores y versiones y que a la larga, según su visión, había perdido .

»Acto seguido pidió no creer en esas cosas. Eso se podría interpretar como un intento de desalentar a quien en estos días estén pensando en comprar divisas en la creencia de que el dólar paralelo –que el miércoles superó la barrera de los $ 6,15 y el jueves cerró en $ 5,93 subiendo 6,1% en la semana– ingresó en un ascenso imparable.

»En el comienzo, la tensión cambiaria se apoyó en el concepto de que el dólar, que en los últimos años había subido mucho menos que otras variables clave, como salarios, gasto público o emisión monetaria, podría tener un sinceramiento por medio de un desdoblamiento del mercado cambiario. Idea que la Presidenta descartó de plano...»

Cuenta, haciéndose el inocente, Daniel Fernández Canedo, editor jefe de CLARÍN.



3
Mejor escuchemos a la Presidenta de la Nación...


«... Me acuerdo de las cosas que decían, que si no acatábamos lo que decía el Fondo nos caíamos del mundo; que si reestructurábamos la deuda de esa manera íbamos a quedar aislados; que si no hacíamos tal cosa pasaría tal otra. Bueno, de todo, me acuerdo hasta de cosas que pasaron antes de nuestro gobierno.

»Me acuerdo de un amigo, que no voy a decir el nombre porque me va a matar si lo digo, que una de los dos hijas vive acá en Bariloche, y me decía en el 2002, cuando se produjo el crack económico y el Parlamento elige un nuevo gobierno el 1º de enero, este amigo de la familia viene y le dice a mi hijo Máximo: "Máximo, hay que comprar dólares –estaba a 4.80 en ese momento el dólar- porque se va a ir a 10 pesos". Y el amigo nuestro compró. No sé qué habrá hecho con esos dólares o si los tendrá.

»Como verán todo se repite y lo que más me sorprende es que los actores que repiten las conductas, no son los que debiéramos pensar que podrían equivocarse porque les falta instrucción, porque les falta información, no, al contrario, son algunos muy parecidos a este amigo mío de la familia que tiene conocimientos jurídicos, económicos, que es empresario y que es todo pero que repiten conductas. No sé qué habrá hecho este amigo con aquel dólar comprado a 4.80 hace 10 años. Pero bueno, él le creyó a la letra de molde o lo que decían o a los rumores.

»Y así podemos decir todos los días cosas que hemos escuchado en estos 9 años y las que seguiremos escuchando...»



4

Millones de argentinos, la gran mayoría de los trabajadores, jubilados, estudiantes, amas de casa, integrantes de este pueblo maravillosos, hemos vivido todos estos años sin pensar en el dólar, hemos dormido tranquilos y desarrollado nuestros proyectos en celeste y blanco.



Daniel
Mancuso





3 comentarios:

HORACIO FONTOVA dijo...

Lamentablemente, Mancu, vuelve a aparecer la vieja cepa de los cagones.
Tal vez les guste vivir al pedo con la cola entre las piernas...
Abrazo

Ángeles D. H. dijo...

se te ocurrió el mismo título que a mí, juro que no te copié. Saludos : )

Rocco dijo...

Me acuerdo que a principios de 2002 López Murphy vaticinaba que el dólar estaría $ 7 en menos de 1 año. Cuando fueron las elecciones tuvo por única vez en su vida muchos votos (no recuerdo si él o Carrió quedaron en 3er lugar), también recuerdo que fue muy promocionado por La Nación. Lo que no supe en aquel momento fue asociar su vaticinio con esa promoción y los intereses del diario y de los sectores que representa. Su paso breve y no tan lejano como ministro de De La Rúa fue razón de sobra para mí para no votarlo, tampoco creí su vaticinio sobre el dólar, lo registré en la memoria para compararlo cuando llegara el momento con la realidad. Es bien sabido que eso no ocurrió pero por el % de votos que obtuvo muchos se lo habrán creído literalmente y les pasó lo mismo que al amigo de la Presidenta y de Máximo. Tantos otros que perdieron plata y habría que preguntarles qué hicieron con los dólares. Si los conociera más bien les preguntaría si se acuerdan del hecho porque uno de los problemas que tiene una parte de la clase media argentina (y que los mete en peores problemas) es una especie de amnesia selectiva de estos hechos.

Saludos.-

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen