buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 17 de marzo de 2012

CRUZANDO LA CORDILLERA... LATE EL CORAZÓN CONTENTO...








«Y para finalizar, quiero agradecer una vez más a Sebastián, a Cecilia, a todos sus colaboradores por el afecto, el cariño, atención y el respeto con que hemos sido recibidos y un afecto grandísimo y un abrazo enorme a todo el pueblo chileno y a su afecto y a su cariño.

»Especialmente también a muchas de sus mujeres que me dijeron cosas muy lindas y también a chicos con los cuales me crucé y me gritaron “Las Malvinas son argentinas”».

Los presidentes Cristina Fernández y Sebastián Piñera se encontraron en el Palacio de la Moneda. En la visita oficial de la Presidenta a Chile, ambos mandatarios firmaron una serie de convenios bilaterales de integración en materia de conectividad física, energética, cooperación en materia sanitaria y educativa.


1

Pero lo más importante es el mensaje simbólico al mundo entero. Dos pueblos hermanos que durante décadas estuvieron amenazándose con el cuco de la guerra y la disputa limítrofe, azuzados por intereses coloniales y financieros del norte, están construyendo la unidad latinoamericana que arrancó hace unos años con Kirchner, Lula, Evo, Chávez, Correa...




    «Este Presidente y esta Presidenta, no podrían llevar adelante un proceso de integración si no tuvieran como base de sustentación la permanente comunicación, el esfuerzo, la pasión y la pelea que también hay muchas veces, porque acá se hermanan y se entrecruzan los intereses entre gobernadores argentinos, sus pares chilenos, intendentes, que por ahí pelean con otros gobernadores y otros intendentes y ahí vemos como, entonces, la integración no es una cuestión de nacionalidades, sino de pueblos, de necesidades y de representaciones políticas que cada uno de ellos tienen y tienen la necesidad de llevar adelante el mandato de sus pueblos...»



2
Chile no es la Argentina. Esta obviedad tiene un sustento fáctico: Cristina Fernández no es Sebastián Piñera. Otra obviedad que merece una explicación. A pesar de que CUANDO PA' CHILE ME VOY... uno se encuentra con que Piñera se parece mucho a Macri, lo cierto es que Piñera no come vidrio y sabe que la unidad latinoamericana es necesaria para el desarrollo y la soberanía de su propio país. Por eso se lleva tan bién con Cristina aunque piensen diferente en infinidad de temas.



    “La cordillera de los Andes muchos creen que nos separa, pero nosotros podemos transformarla en un punto de unidad. A eso apuntan los proyectos de integración física y de integración comercial”, sostuvo el Presidente chileno.

    “Hemos dado un paso hacia algo más profundo. Lo que queremos hacer es derrumbar todas las fronteras que Dios y los hombres hemos interpuesto entre nuestros países”.





    «Muchas veces alguien piensa que si alguien piensa diferente a otro en determinadas cuestiones, es imposible que puedan llevar adelante cosas. Pero las cosas que tienen que ver con las necesidades de nuestros pueblos en materia de geografía, de energía, en materia de conectividad, no conocen de diferencia de ideas. Simplemente es poner manos a la tarea, trabajar mancomunadamente y lograr acuerdos que sirvan a ambas partes...»




3
Como no podía ser de otra manera...

Leemos en Clarín:
"Las trabas al comercio, eje del encuentro de Cristina con Piñera"
, por Natasha Niebieskikwiat: "Fue el tema central de las tres horas que duró la reunión de los presidentes".

Leemos en La Nación:
"Piñera se quejó a la Presidenta por las trabas de Moreno", por Martín Dinatale

Nunca una buena noticia, un buen análisis. Siempre viendo la parte negativa, y si no la hay se inventa, que para eso les pagan un sueldo.

¿Cómo era eso de... la paja en el ojo ajeno?

¡Ah!, hace referencia a la parábola bíblica de la paja y la viga (Lucas 6:39-42) en la que Jesús reprocha a los hipócritas el querer quitar la paja del ojo ajeno, cuando en realidad no ven la viga en el suyo propio.

    Lucas 6: 39-42: En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: «¿Podrá un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? No está el discípulo por encima del maestro. Todo discípulo que esté bien formado, será como su maestro. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu propio ojo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: ‘Hermano, deja que saque la brizna que hay en tu ojo’, no viendo tú mismo la viga que hay en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna que hay en el ojo de tu hermano».


“¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo?” Parábola de una sola línea, pero que tiene mucha semejanza con las advertencias que, en el evangelio de Mateo, van dirigidas a los fariseos: “¡Ay de vosotros los ciegos!” (Mt 23,16.17.19.24.26)

Aquí, en el contexto del evangelio de Lucas, esta parábola va dirigida a los animadores de las comunidades que se consideraban dueños de la verdad, superiores a los otros. Por esto, son guías ciegos.



Daniel
Mancuso




No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta