buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 7 de abril de 2011

MARIA, LA NIETA 103




Desde los orígenes de la humanidad, quisimos saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Son unas de las pocas preguntas importantes que nos acompañan toda la vida.

Yo sé que nací en mi casa, a mi vieja la ayudó la partera Antonia. Mi hermano nació antes, en el Hospital Evita de Lanús. María nació en un chupadero; vivió 34 años sin saberlo.

María, la hija de Cecilia y Ricardo, pudo reencontrarse con su hermana Ana. Ella no quería saber quién es, pero la verdad se impuso a la desidia, el amor de su hermana saltó todos los escollos para buscarla. La huella dictatorial no debe seguir existiendo en un Estado democrático.

A María le robaron la identidad, y necesita tiempo para procesar su historia. Saldrá adelante y será feliz fuera de la oscuridad de una mentira añeja.




Ese lunes, Cecilia, María (en la panza de su mamá) y Ricardo estaban juntos cuando llegó la patota.

Cecilia Beatriz Barral (oriunda de la ciudad de Mar del Plata) y Ricardo Klotzman (de Venado Tuerto) militaban en el PRT-ERP.

Los 3 fueron secuestrados el 2 de agosto de 1976, durante un "procedimiento de fuerzas conjuntas a cargo del Ejército en el domicilio de calle Necochea 2050, de Rosario", señala la resolución del juzgado federal Nº 4, a cargo del juez Martín Bailaque.





Cecilia y Ricardo fueron secuestrados en Rosario, el 2 de agosto de 1976, y luego trasladados a la llamada Quinta Operacional de Fisherton, en la calle Calasanz 9100 de Rosario. Cecilia Barral tenía un embarazo muy avanzado, y "es muy probable que ella diera a luz en cautiverio".

Leemos en Télam... Luego de su paso por la Quinta Operacional de Fisherton, donde la pareja fue vista por un sobreviviente de aquel centro clandestino de detenciones, la justicia no posee más datos acerca de su paradero y aún permanecen desaparecidos.

La beba fue entregada en una vivienda de la ciudad de Santa Fe, durante un operativo con personas armadas, a fines de agosto de 1976.



  • "Un grupo de tareas en un Ford Falcon y con armas largas a la vista, entrega una beba recién nacida a una familia de calle Amenábar al 3000, en Santa Fe".

La beba de pocos días de vida fue inscripta en el Registro Civil como NN "porque no se sabía de dónde venía, lo único que se sabía era que un grupo armado en un Ford Falcon había producido ese hecho", cuenta el abogado santafesino Jorge Pedrazza.

El entonces juez de menores Luis María Vera Candioti, recientemente procesado por otro caso de supresión de identidad durante la dictadura, "autorizó a hacer la inscripción en el Registro Civil como NN y le adosó el apellido de la familia que la había recibido".

  • "Lo que había que hacer era investigar un hecho delictivo, porque muy probablemente los padres de esa niña habían sufrido la violencia del mismo grupo".



El Banco Nacional de Datos Genéticos, 35 años después del secuestro, confirmó a través de un examen de ADN solicitado por la justicia federal rosarina que María es la hija de Ricardo y Cecilia.



Daniel Mancuso

2 comentarios:

Columna Norte dijo...

Es otro triunfo de las Abuelas, de las Madres, de los Hijos, del Pueblo; pero por sobre todas las cosas, de la Verdad.
Un saludo,
Ikal

Anónimo dijo...

Bienvenida, siempre, la Verdad!!!!
Aún quedan 400 nietos en la oscuridad de la mentira.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen