buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 11 de marzo de 2011

TSUNAMI ALLÁ y ACÁ





Horrorizados observamos las imágenes del terremoto en Japón.

El tsunami que arrasó todo a su paso por Sendai, dejó cientos de muertos, heridos, desaparecidos, familias destruídas y sin vivienda.

La furia de las aguas sin control no se apiadó de nada que se pusiera por delante, en la isla.

Nosotros sabemos de qué se trata una tragedia de grandes magnitudes. En Argentina también tuvimos nuestro tsunami en los 90 . Invisible (pero no tanto) y devastador. En cuotas constantes de neoliberalismo fue destruyendo todo a su paso: la industria, el comercio, la educación, la salud, el trabajo, el Estado, la vida misma. Millones de compatriotas se vieron envueltos en el lodo de la iniquidad y el desamparo. Pérdidas de empleos, negocios, ahorros, casas, seres queridos, esperanzas...

Pérdidas, pérdidas, pérdidas...

¿Cómo mensurar las pérdidas ante un desastre? ¿los sentimientos se pueden mensurar?

Los desastres naturales son sorpresivos e inexplicables. En cambio, los desastres político-económicos son premeditados, fríamente calculados, y ejecutados sin compasión por las víctimas. En ambos casos, siempre pierden los más pobres, desprotegidos y marginales del sistema.



Mauricio Macri es una réplica patética de dicho tsunami noventista. Haciendo caso omiso a la experiencia histórica del pueblo argentino, ignorando los beneficios de la recuperación económica, política y cultural que se viene gestando desde 2003, el jefe del PRO nazi insiste con la mirada insolidaria del mundo que impuso el reino del mercado y el pensamiento único de la globalización capitalista.

¿De qué se trata una toma de tierras o viviendas por parte de gente pobre, con bebes en brazos, con miseria explícita, sino de sobrevivientes del tsunami salvaje de los gobiernos neoliberales arrodillados al poder corporativo y financiero?

A última hora del miércoles, el juez federal Luis Armella dio la orden de desalojar a las familias que ocuparon viviendas sociales en el barrio de Villa Soldati (204 viviendas ubicadas en Castañares y Lafuente), en un complejo destinado a los habitantes de un asentamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo.

Es un bien del dominio privado del gobierno de la Ciudad y en su territorio. Es claro que la investigación y el juzgamiento del delito de usurpación es competencia del Ministerio Público y del Poder Judicial locales”, explicó la cartera de Seguridad, que encabeza Nilda Garré en un escrito presentado al magistrado.

“Situaciones como esta ponen de manifiesto la existencia de un cuadro agudo de vulnerabilidad social para cuya resolución resultan inadecuadas soluciones como el uso de la fuerza en un desalojo...”


Mauricio Macri no perdió el tiempo. Pateó la pelota afuera, la culpa es del otro, o sea, el gobierno nacional. El conflicto de competencias quedó formalmente planteado cuando Macri convocó a una sorpresiva conferencia de prensa para rechazar la posición del gobierno.

“Hay una orden de la presidenta de no actuar, de no acatar la decisión de un juez. La seguridad en la Ciudad de Buenos Aires le corresponde a la Policía Federal. Si no se quieren hacer cargo, que nos traspasen a la policía”
, sobreactuó el ineficiente gobernante porteño, invirtiendo los términos de la discusión.

En su discurso ante las cámaras, Macri puso sobre la mesa todas las inacciones y omisiones propias, y se las atribuyó al gobierno nacional, como hace siempre. Hoy, Clarín tituló rápidamente su misil de tapa para pegarle duro a la Presidenta.

Más allá del conflicto de competencias entre CABA y Nación, dejando de lado las especulaciones políticas, es cierto que la vida es corta, que frente a un desastre como el de Japón deberíamos pensar que somos finitos, chiquitos, y las cosas habría que hacerlas bien cuando se puede, porque somos polvo en el viento, o un madero arrastrado por las aguas crueles de un tsunami...

Flotan palabras asociadas al sufrimiento... Japón... Tsunami... Argentina... Neoliberalismo... Macri... Ineficiencia... Desidia... Víctimas... pobres...



Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta