buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 2 de marzo de 2011

MELINA GONZÁLEZ





Melina González, la adolescente de 19 años que desde fines de enero reclamaba a los médicos del Hospital Garrahan que la durmieran profundamente en sus últimos días para no sentir los dolores que la aquejaban y evitar el sufrimiento psíquico que la agobiaba por su estado terminal, finalmente murió ayer.

Desde aquí, el 27 de enero, habíamos reclamado por ella, por quienes sufren, por cierta insensibilidad médica, por el vacío legal, etcétera... en la nota CÁNCER, DOLOR Y MUERTE.


Su muerte plantea un debate por la necesidad de una legislación que cubra el actual vacío legal en torno al tema. “La vida es un derecho. No es una obligación vivir sufriendo”, sostenía Melina.

Mariana Carbajal cuenta en Página 12...

    Desde el viernes, Melina había entrado en un sueño más profundo. Los médicos que la atendían habían concedido darle medicación para una “sedación paliativa”. Si hubiesen aceptado su voluntad antes, le hubiesen evitado casi un mes de dolores intensos y profundas angustias, especialmente de noche, como ella misma relató en una conmovedora charla que tuvo con este diario el miércoles de la semana pasada. En un dictamen fechado el 4 de febrero, el Comité de Bioética del hospital pediátrico había argumentado que el cuadro de la adolescente no era terminal como para justificar dormirla hasta que perdiera la conciencia. Incluso, afirmaban que su pedido estaba contaminado por los fuertes dolores que sufría, que no la dejaban pensar con lucidez...


A través de un mensaje de texto al celular de Carbajal, la nena le dice: “Soy Melina y quería agradecerte la nota del sábado”.

Melina le explicó a Mariana...

“Yo creo que como el mío hay un montón de casos similares. Y estaría bueno que haya una ley que nos ampare a los que estamos enfermos, que nos comprenda”...

“Quiero transitar lo último que me queda en paz, sin sufrir, durmiendo”...

Se lo había dicho antes a los médicos que la atendían desde el 24 de enero, cuando tuvo una recaída y quedó internada. Ya había tenido otras internaciones. Pero un dictamen del Comité de Bioética había rechazado su petición porque no estaba en fase terminal.

Ayer murió.



Cargado el_27/01/11


melina 19 muertes
Cargado por danimancux. - Videos de noticias recién publicadas.



Daniel Mancuso

4 comentarios:

Unfor dijo...

La burocracia que no entiende un carajo de dos de los más significativos registros del ser humano; el sufrimiento y la muerte.
Seguí el caso de esta chica. La muerte no tiene piedad con alguien tan joven.

María Isabel García dijo...

Realmente este caso como tantos otros, me produjó mucha impotencia y enojo. No entra en mi ser que exista tanta indiferencia, desidia, desamor, insensibilidad en la comunidad médica, pareciera en muchos casos que se olvidan que trabajan con personas que tienen sentimentos, que sufren. Realmente llamó a la reflexión a todas aquellas personas que trabajamos en la maravillosa tarea de ayudar a otros, que si realmente no lo hacen con pasión, amor y vocación, se dediquen a otra tarea. Que se lo planteen y piensen antes que nada en el otro, que sufre, que espera, Melina, esta hermosa personita hacía más de un mes que estaba reclamando sus derechos y no podía ni siquiera recibir una caricia de su mamá, porque el roce le producía un dolor insoportable ¿Esto es vivir? Los invito a la reflexión...

Fabiana Geliberti dijo...

Los cuidados paliativos y el movimiento hospice surgen para tratar de dar alivio a las personas que sufren y cuyos sintomas fisicos y del alma requieren ser tratados por profesionales que tengan un enfoque humano e integral. Lo que Melina pedìa no era eutanasia, era una sedaciòn paliativa, y existe hay marco legal para colocarla.. por lo tanto como mèdica yo tampoco entiendo que este còmite de ètica haya interpretado que Melina no la merecìa porque por otro lado dicen que "la lucidez de Melina estaba contaminada por los fuertes dolores que sentìa". Y "fuertes dolores" quiere decir dolor no tratado, quiere decir "sufrimiento total" y èse es justamente un motivo màs que suficiente para colocar la sedaciòn paliativa. La sedaciòn paliativa (medicamentos que disminuyen el nivel de conciencia para no sufrir un sìntoma intratable de otro modo)surge ante la necesidad de aliviar sìntomas que no podemos resolver y que llevan al paciente a una situaciòn de sufrimiento fìsico y espiritual inimaginable e insoportable. La comunidad mèdica desde su posiciòn paternalista y soberbia debe aprender a respetar la autonomìa de los pacientes y colocarse en una posiciòn màs comprensiva con los que sufren. Perdòn Melina.

Anónimo dijo...

No piensen que los médicos no tienen corazón, lo que sucede en estos casos es q nadie se atreve a hacer nada porq hay un alto riesgo de comerse un juicio de mala praxis, la ley argentina ampara la vida a como de lugar, prohibe la eutanasia y si al poner a un paciente en coma casualmente se muere quizás ese medico pierda su derecho a ejercer, todos se cuidan y prefieren no intervenir en casos así delicados legalmente.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta