buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 3 de noviembre de 2010

CRISTINA DELIRA





Quizá, Gabriel García Márquez nos róbo la poesía de sus invenciones del realismo mágico. ¿ Y si Macondo nos pertenece, es argentino como el mate y el dulce de leche? El gabo estuvo aquí y pudo empaparse de argentinidad, se nutrió de la sorpresa y disparidad de colores que abundan en nuestro universo patrio, las contrapuestas visiones de una misma cosa, la multiplicidad de opiniones que nacen de un hecho. Después se fue y triunfó en la literatura del mundo con su talento sin par. Y Comió, robó y no lo pescaron... ¿Por qué no?


En este mundo traidor, nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira...


¿Dónde está la realidad verdadera? ¿En Europa y Estados Unidos acorralados por la crisis? ¿En la Argentina Neoliberal del ajuste y las ideas de Mercado que quieren volver de la mano de la oposición? ¿En TN? ¿En el presente argentino de trabajo y proyectos?

No responda apresuradamente.


Si el mundo se cae a pedazos, si Francia se incendia porque Nicolas Sarkozy ajusta sin freno, si Barack Obama pierde las elecciones frente a fanáticos religiosos (y enemigos de los intelectuales) del movimiento ultraconservador que hoy se agiganta en los Estados Unidos: el Tea Party... ¿Nosotros estamos fuera del mundo?

No responda apresuradamente.


1
EN LA USA... El economista norteamericano (y premio Nobel de Economía 2008) Paul Krugman escribió en The New York Times la nota intitulada Los moralizadores que castigan al deudor y perpetúan la depresión...

    “¿Cuántos de ustedes quieren pagar por la hipoteca del vecino que se puso un baño extra y no puede pagar sus facturas?”. Es la ya célebre pregunta que hizo Rick Santelli en 2009 por CNBC en una diatriba que para muchos fue el punto de partida del movimiento Tea Party. Es un sentimiento que tiene eco no sólo en EE.UU. sino en gran parte del mundo. El tono difiere de un lugar a otro –al escuchar a un funcionario alemán denunciando el déficit, mi mujer susurró: “A la salida nos repartirán a todos látigos para que podamos flagelarnos”. Pero el mensaje es el mismo: la deuda es mala, los deudores deben pagar por sus pecados y de aquí en más todos viviremos de acuerdo con nuestros medios.

    Y ese tipo de actitud moralizadora explica por qué estamos atascados en una depresión económica aparentemente sin fin.

    Los años previos a la crisis de 2008 estuvieron signados por un endeudamiento insostenible , que fue mucho más allá de los créditos de alto riesgo en los que se sigue viendo, erróneamente, el origen del problema. La especulación inmobiliaria fue alocada en Florida y Nevada, pero también en España, Irlanda y Letonia. Y todo se pagaba con dinero prestado. Este endeudamiento volvió más vulnerable al mundo . Cuando los dirigentes de golpe decidieron que habían prestado demasiado y que los niveles de deuda eran excesivos, los deudores se vieron obligados a recortar el gasto. Esto empujó al mundo a la recesión más profunda desde 1930. Y la recuperación, hasta el momento, ha sido débil e incierta...



2
EN LA ARGENTINA... Martín Lousteau, un joven viejo (cuerpo joven, ideas gastadas) ex ministro de Economía y director de la consultora Labor, Capital & Growth (LCG), escribe en La Nación, una nota intitulada En busca del Torino del Siglo XXI...

    En nuestro país, el bienvenido reverdecer de la participación y la discusión política generó también una nueva efervescencia. Y en ella se aprecia de vez en cuando el resurgimiento de algunas consignas que parecen fuera de época. Es sorprendente, por ejemplo, ver cómo un espacio juvenil elige como su nombre "La Cámpora" en honor a un ex presidente efímero y que, por sí mismo, jugó un rol marginal en nuestra historia.

    Me cuesta creer que el sueño sea el mismo que hace casi cuatro décadas, sin ninguna adaptación a los tiempos actuales. Sería decepcionante aceptar que aprendimos más de todos estos años. Se pueden compartir muchos principios y aún así tener algunos desacuerdos.

    El VW Escarabajo nació antes de la Segunda Guerra Mundial; y el Mini Cooper fue un ícono de los años 60. Pero hoy hay nuevas versiones de ambos que incorporan todos los avances de la tecnología. Me gusta el espíritu del Torino, pero me encantaría que fuéramos capaces de fabricar uno más moderno. Tampoco tengo nada en contra de "El Eternauta". Sólo deseo que hagamos su versión cinematográfica, si es posible en 3D. Como corresponde a la década del 10. Pero del siglo XXI...



3
La Presidenta argentina, Cristina Fernández delira, vio el fantasma de su esposo recientemente fallecido en Córdoba durante un acto público.

“Hoy estoy un poco menos triste porque estoy segura que por allí debe andar caminando entre ustedes... sé que está caminando entre ustedes... lo siento acá (el corazón)... El trabajó por esta Argentina como nadie. Yo quiero en nombre de él agradecerles a todos ustedes. Gracias por esta Argentina que él ayudó a construir y por la que consumió su vida.”, dijo Cristina alucinada...






4
SAY NO MORE. La única verdad es la realidad...

Daniel Mancuso

1 comentario:

Anónimo dijo...

ese contraste está invisibilizado en la concincia de muchos, ¿Qué esperan? ¿que venga otro 2001 para valorar lo que tenemos? tilingos canallas, saludos, Beto.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen