buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 4 de septiembre de 2010

FASCISTAS



Las 3 A: Antidemocráticos, Aislados del pueblo, Autoritarios.

¿Quiénes lo son? ¿Los que defienden el patrimonio nacional o los escribas y dirigentes que cuidan los intereses de las corporaciones?

Ricardo Roa, Editor General Adjunto de Clarín, suscribe uno de los textos calentitos, recién salidos del estudio de abogados de Héctor Magneto. El diario del Holding apropiador acaba de publicar Rarezas de un gobierno insular, una pieza que continúa con la línea editorial "a todo o nada" (antes de que alguno vaya en cana por delitos de lesa humanidad) que consiste en mostrar al gobierno nacional como la suma de todos los males que puedan representar la corrupción de los hombres y la política: autoritarismo, crispación, intolerancia, soledad, odio, falta de respeto, soberbia y ambición de poder...


    La soledad es lo último que necesita un gobierno para gobernar. El de los Kirchner es un gobierno insular por propia elección: está enfrentado con el campo, la Iglesia, los medios, los jueces y también con los empresarios. Todas, guerras comenzadas y fogoneadas por el mismo oficialismo.

    Pero el kirchnerismo ha sentido el impacto de que por primera vez se le plantaran los empresarios del más distinto color frente a sus arbitrariedades. Y pasó a emitir señales de paz: la Presidenta anunció que asistirá en noviembre a un encuentro de la UIA (ver Gesto de Cristina a los empresarios: dijo que irá a un encuentro de la UIA)

    Un día antes, ante un auditorio de dirigentes adictos, Cristina Kirchner había dicho que su “obligación es tenerles paciencia hasta a los que no tienen razón”. Y pidió “un poco de inteligencia y comprensión” a quienes critican al Gobierno por la inseguridad jurídica.

    Con una modestia sólo aparente, les dijo de hecho que la única razón está del lado del Gobierno. Y que quienes deben tener inteligencia y comprensión son ellos, los empresarios. Comprender que es lícito avanzar sobre las empresas, imponer las reglas de juego que quiera o utilizar fuerzas de choque para presionar. Y encima, que acepten que nada de eso vulnera la seguridad jurídica.

    Y sin modestia, la Presidenta se ufanó de ser quien “más ha hecho por la industria” en estos años. Desplegó estadísticas y patinó en una: la tasa de inversión está hoy en el 22% contra el 23,1% de 2008. No se preguntó por qué el proceso de inversión se había frenado. La respuesta es simple: desconfianza. La certidumbre determina si se arriesga capital o no.

    Gobernar no es aislarse y agredir y pedirle a los otros comprensión. En todo caso, el deber prioritario de comprender es del mismo Gobierno.








Ricardo Roa se parece a Lilita Carrió, no por lo gordo, sino por lo gorila, reaccionario, cipayo.

Lilita Carrió pone en palabras lo que parece que escribe Ricardo Roa, y en realidad le escriben para que firme al pie.

Lilita Carrió, empleada ejemplar del CEO de Clarín y ex empleada de la "Justicia" de la Dictadura, abandonó sus deberes como diputada nacional. Carrió no representa a los ciudadanos.

CARRIÓ DESCARRIÓ


y cumple a la perfección sus deberes de abogada del diablo. Ella sí es la suma de todos los males que puedan representar la corrupción de la carne y las conciencias ciudadanas: autoritarismo, crispación, intolerancia, soberbia, odio, falta de respeto y SOLEDAD...


Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta