buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 9 de agosto de 2010

NAGASAKI (9 de agosto 1945)




« Estados Unidos es el mayor terrorista del mundo. No se puede pensar en algún país que haya causado más daño que él. Para EE.UU. terrorismo es lo que usted nos hace a nosotros y no lo que nosotros le hacemos a usted »





El 6 de agosto de 1945 el bombadero norteamericano Enola Gay arrojó una bomba atómica sobre la ciudad japonesa de HIROSHIMA. Tres días después, el 9 de agosto, otro bombadero arrojó otra bomba atómica sobre la ciudad de NAGASAKY. En pocos segundos, ambas ciudades quedaron devastadas, miles de muertos cocinados, chamuscados...

Hoy, 65 años después, Estados Unidos sigue bombardeando civiles inocentes, ciudades, sigue matando impunemente...




Le decían El padre de la bomba atómica: Julius Robert Oppenheimer. Ante la posibilidad de provocar la fisión atómica, hallazgo del Doctor Hahn en Alemania, Oppenheimer dedujo que existía la posibilidad de desarrollar una bomba atómica. En 1941, fue llamado para trabajar en el Proyecto Manhattan, cuya finalidad era fabricar dicha bomba y se le pidió el cálculo de la masa crítica del Uranio 235, dato necesario para producir una reacción en cadena. Al año siguiente, Oppenheimer reunió un equipo con los mejores teóricos físicos del país, para discutir el diseño de una bomba real.

En 1942, se integró al Proyecto Manhattan, destinado a gestionar la investigación y el desarrollo por parte de científicos británicos y estadounidenses de la energía nuclear con fines militares. La sede central, el laboratorio secreto de Los Álamos, en Nuevo México, fue elegida por el propio Oppenheimer.

El proyecto agrupó a una gran cantidad de eminencias científicas (física, química, ciencias informáticas). Dado que tras los experimentos en Alemania previos a la guerra se sabía que la fusión del átomo era posible y de que los nazis estaban ya trabajando en su propio programa nuclear no costó reunir a todas aquellas mentes brillantes que eran también pacifistas e izquierdistas en su mayoría. Exiliados judíos muchos de ellos, hicieron causa común de la lucha contra el fascismo aportando su grano de arena a la causa: conseguir la bomba antes que los alemanes.

  • Quisieron derrotar al mounstruo nazi y alimentaron ¿ingenuamente? y dieron desarrollo al mounstruo yanqui.

El primer ensayo atómico exitoso ocurrió en el desierto de Alamogordo, en Nuevo México. El artefacto se llamó Trinity y se trataba de una bomba-A de plutonio del mismo tipo que Fat Man que sería lanzada sobre NAGASAKI días después. En la actualidad este lugar está marcado por un monolito cónico negro de silicio resultado de la fusión de la arena bajo el efecto del calor provocado por la explosión.

  • Una vez desarrollada el arma, los científicos no estaban de acuerdo en cuanto a usarla y cómo hacerlo. Inicialmente, Lawrence se opuso al uso de la bomba en contra de personas vivas, argumentando que una mera demostración bastaría para convencer al gobierno japonés que sería inútil continuar la guerra. Oppenheimer y muchos de los consejeros militares discrepaban fuertemente en cuanto a esta evaluación. Oppenheimer temía que si se anunciase donde podía ocurrir tal demostración, el enemigo pudiera trasladar a la región a los prisioneros de guerra o a otros escudos humanos. Según otros físicos, incluyendo a Teller y a Leó Szilárd, el usar el arma en un área civil sería una atrocidad. Se hizo circular una petición en los laboratorios de Los Álamos y Oak Ridge rogando que no se usara la bomba por inmoral e innecesaria. Oppenheimer se opuso a la petición y advirtió a Szilard y Teller que no debían entorpecer el proyecto. De todos modos, nada le importaron al gobierno y a las fuerzas armadas estadounidenses las opiniones de los científicos sobre el arma que habían creado.

El 6 de agosto de 1945, la bomba de uranio Little Boy (muchachito) fue lanzada sobre la ciudad de HIROSHIMA, Japón. No les importó a los militares norteamericanos la tragedia que produjeron, y 3 días después, la bomba de plutonio Fat Man (hombre gordo) se lanzó sobre NAGASAKI.

Genocidio deliberado y criminal. ¿Así querían detener al nazismo, imitándolo?

Las bombas mataron a centenares de miles de civiles instantáneamente y a muchos más en los días, meses y años siguientes.

Oppenheimer estaba orgulloso después de la exitosa prueba Trinity. ¿Habrá sentido culpabilidad y horror, luego de la Masacre de HIROSHIMA, el Genocidio NAGASAKI?

Nunca dijo que se arrepintió de hacer el arma. Durante su única visita a Japón después de la guerra, en 1960, un periodista le preguntó si sintió algún remordimiento por desarrollar la bomba. Oppenheimer bromeó: No es que no me sienta mal. Sólo es que no me siento peor hoy de lo que me sentía ayer...



Julius Robert Oppenheimer, al igual que muchos intelectuales de la década de 1930, apoyó las ideas comunistas y, gracias a su capital heredado (más de 300.000 dólares, cantidad enorme en la época), podía financiar muchos esfuerzos políticos de izquierda. La mayoría de estos aportes estuvieron dedicados a financiar recolecciones de fondos a favor de los republicanos en la Guerra Civil Española y otras actividades anti-Fascistas. Sin embargo, fue cómplice y responsable de cientos de miles de muertes inocentes...



Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta