buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 17 de agosto de 2009

SAN MARTÍN



Hace 231 años, nacía un correntino que no cortaba rutas ni tomaba bancos ni plantaba soja ni era aliado de los ganaderos y los latifundistas...

Hace 159 años, un 17 de agosto, moría exiliado en francia, un gran argentino.

No quería apropiarse de la renta nacional ni aspiraba a prebendas ni rebajas impositivas. Peleó contra el invasor colonial y hubiera fusilado a su segundo si se le hubiese dado vuelta...

Su rostro está en los billetes de 5$ (en realidad, junto con Belgrano, son los únicos que deberían estar allí). Su nombre está en todas las ciudades y localidades del país: en la avenida principal, la calle más importante, y la escuela o el teatro del pueblo. Pero muy pocos siguen su ejemplo: Bajo perfil, trabajo duro, nada de lujos, lucha denodada, ponía el cuerpo y el corazón por la liberación de la patria y no queria peleas entre compatriotas.

No importa de quién era hijo, si era meztizo o mulato, si era Alvear o Matorras. Su enorme dimensión histórica, su accionar y su pensamiento, taladran el paso del tiempo y lo dejan allá arriba, como un sol que alumbra el camino que tenemos que transitar los suramericanos...

José Francisco de San Martín
fue un militar argentino cuyas campañas fueron decisivas para las independencias de Argentina, Chile y el Perú. Era un exitoso oficial del ejército español y un día cruzó el Atlántico, volvió a su patria y empezó a luchar, organizar y pensar, por y para la independencia de la joven nación americana del yugo de la corona Española. Nació en 1778, un 25 de febrero, en Yapeyú, a orillas del Río Uruguay, actual provincia de Corrientes.

Es nuestro Padre de la Patria indiscutido, nuestro héroe y prócer nacional. Junto con Simón Bolívar son, sin dudas, los libertadores de Sudamérica de la colonización española. En el Perú, se lo recuerda como libertador nacional, con los títulos de «Fundador de la Libertad del Perú», «Fundador de la República» y «Generalísimo de las Armas». En Chile su ejército le reconoce el grado de Capitán General.

Querido General, te recordamos y seguiremos tu ejemplo y el de Simón Bolivar, desde los proyectos nacionales de los gobiernos hermanos del continente, y desde el Mercosur, el Unasur, el Banco del Sur, Telesur y toda la America del Sur unida...


6 comentarios:

leak dijo...

Un buen recuerdo para un hombre que hizo mucho y procuró la paz. Ahora bien, qué lastimoso es ver la forma en que la controversia por una decisión gubernamental nos divide una vez más. ¿Hay algún derecho a agraviar de manera semejante la memoria?

Daniel Mancuso dijo...

yo creo que:
no sólo se agravia la memoria, se agravia el presente y el futuro de todos nosotros, cuando en plena crisis mundial, un puñado de empresarios agromediáticos ponen en vilo la convivencia democrática y el rumbo de la nación toda, poniendo palos en la rueda y apostando al desgaste y el boicot a un gobierno electo por la mayoría del pueblo...

nanolefou dijo...

"Seamos libres y lo demás no importa nada"

Lela/Marcela dijo...

Tus palabras... "Pero muy pocos siguen su ejemplo: Bajo perfil, trabajo duro, nada de lujos, lucha denodada, ponía el cuerpo y el corazón por la liberación de la patria y no queria peleas entre compatriotas."
Cuántos debieran aprender, ¿¿¿no???

Daniel Mancuso dijo...

coincido con vos, Lela, saludos

MONA dijo...

Muy bueno lo que has escrito sobre San Martín. Yo hablé de algo similar en mi blog (te invito a leerlo) Me enorgullece la actitud de rebeldía del Libertador, que demuestra que sabe lo que quiere y lo que planifica hacer. Y a la vez, identifico a mi sociedad actual en esa incomprensión de los porteños, que lo tildaban de “aventurero”, “ladrón”, “loco” y otras lindezas por el estilo. Lo acusaban de ocuparse del destino de países extraños, en lugar de los avatares del propio. Como si la caída de Chile y luego del Perú no fueran condiciones indispensables para nuestra Independencia. No se puede creer! Lo desautorizaron, y lo descalificaron, en términos inmorales!!! Justo a él, que instalaba principios éticos allí donde conducía soldados. Al que cedió su poder ante Bolívar en Guayaquil, y meses más tarde tuvo que tomar el camino del exilio del que nunca regresó, porque la Patria que él liberó, ni lo reconocía, ni sabía vivir de acuerdo a su legado.
Me gustó la comparación que hiciste!!!
Saludos

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen