buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 26 de noviembre de 2008

LOS DUEÑOS DE LA VERDAD




¿Cuánto camino nos falta por recorrer para alcanzar esa Nación con Justicia y Libertad que todos soñamos? ¿Todos? No. Las grandes corporaciones, los empresarios y especuladores que se beneficiaron haciendo grandes ganancias durante la dictadura, con el menemismo, con De la Rua y Cavallo, seguramente quieren que nada cambie. Los periodistas de los grandes medios cómplices de la infamia (Joaquín Morales Solá, Ernesto Tenembaum, Marcelo Bonelli, Gustavo Silvestre, Magdalena Ruiz Guiñazú, Marcelo Slotoviazda, Jorge Lanatta...) que responden a sus patrones desinformando a la gente seguramente quieren otra cosa.

Cuando se produjo el conflicto por la resolución 125, entre el gobierno y los patrones del agro, los "periodistas" no criticaron los 100 días de desabastecimiento, los cortes de ruta, la prepotencia chacarera. Le dieron aire y pantalla, a más no poder, a los "pobres campesinos" de 4 x 4. No escatimaron críticas y repudio a la medida gubernamental de cobrar impuestos a la renta extraordinaria por las exportaciones de granos. Unos verdaderos sotretas que contaron la historia al revés y sin ruborizarse.

Cuando los vecinos de la villa de Retiro (negros cabecitas de las provincias, peruanos, bolivianos, paraguayos, pobres, bah...) cortan la autopista unas horas porque defienden sus viviendas y su derecho a vivir dignamente, a que no los ninguneen, salen a repudiar el corte los funcionarios de Macri y los "periodistas". Dicen que son punteros pagados para molestar a los que "quieren circular y trabajar libremente". El macrista Rodriguez Larreta dijo por televisión: "nos tuvieron de rehenes a todos los porteños". Él, que tiene el poder de decidir qué hacer con el dinero de los porteños y decide dejar a los pibes pobres sin becas, sin salud, sin educación. ¿Y los periodistas qué opinan? Bien, gracias.


Cuando mataron al ingeniero en San Isidro, los "periodistas" pusieron el grito en el cielo, y le dieron manija a la clase media cacerolera asustada, "que no puede salir a la calle", y gastan miles y miles de palabras en sus diarios, sus radios, sus programas "periodísticos" azuzando a la población a comprar cascos y armas de guerra "porque no se puede vivir así". Piden "Seguridad", más policía y "mano dura". Pero cuando el "gatillo facil" policial mata a un pibe pobre, cuando en Ingeniero Budge muere un negrito, cuando la desidia social abandona a su suerte a miles de pibes desnutridos, no pasa nada, nadie dice nada. ¿Dónde están los "periodistas"?

Este gobierno, el de Cristina, y el anterior, el de Nestor, tienen muchos defectos. Tienen asignaturas pendientes y errores. Pero transitan una senda que es la que desemboca en la recuperación de nuestra patria para los argentinos: los imprescindibles, los jóvenes y viejos que laburan y estudian, los que todos los días padecen las tropelías de los asustados compradores de dólares por temor al descalabro; los pibes que no saben del FMI ni el Club de París, pero sufren el neoliberalismo y las recetas de los genios de la city.

El camino de una Argentina Libre y solidaria no es el que transita "Clarín" ni "La Nación", no es la vereda por donde caminan la Sociedad Rural o Alfredo De Angeli. No es la autopista con peaje que quiere Macri, Carrió, Lopez Murphy o Cleto Cobos.

Se lo critica al gobierno porque en 5 años de crecimiento sigue habiendo pobres, porque la distribución de la riqueza todavía no se palpa efectivamente en miles de hogares argentinos, porque cientos de temas están irresueltos.


Yo me pregunto señores "periodistas": El desmanejo de gobiernos corruptos y vendepatria durante décadas, los funcionarios que colaboraron con las dictaduras, las dictadura que mataron y secuestraron y enriquecieron a sus socios "emprendedores", los que habían sido empleados de coorporaciones trasnacionales y asumieron la función publica obedeciendo a sus antiguos jefes, los economistas sabelotodo que recomendaban privatizar y rematar nuestro patrimonio, los medios de comunicación que hicieron la vista gorda durante el último medio siglo (50 años), los señores comunicadores que se lo pasan confundiendo a doña Rosa y a mi mamá, ¿Tendrán algo que ver en todo esto que nos pasa, en lo que nos falta, en la grave crisis que padecemos? ¿Tendrán algo que ver en la confusión reinante en gran parte de la clase media veleta, que ayer aplaudía los gobiernos militares, luego encendían velas con el falso ingeniero Blumberg, votaban al comisario torturador Patti, y hoy critican a la Presidenta porque no se bancan a una mina con ovarios que no se deja patotear por los chacareros sojeros?

Los que coquetearon durante casi una década con Carlos Saúl Menem, lo invitaban a sus programas y festejaban sus patéticos chistes no se bancan a Cristina. Aquel era "el macho argentino, vivo, rápido, ganador" . Esta "es una conchuda". Machismo imperante en nuestra sociedad, que se expresa también, lamentablemente, en muchas mujeres argentinas.

Lo que más bronca me da, es que estos tipos se ponen la escarapela y se dicen argentinos, levantan la bandera en los cortes desabastecedores y tiran la leche que otros compatriotas no pueden comprar ni beber. La nacionalidad, el patriotismo, la identidad y el amor a la tierra no tienen que ver con la partida de nacimiento y el lugar donde te parieron. El Ser Nacional es un sentimiento profundo de indignación frente a la injusticia y la mentira que no claudica ni por dinero ni por presiones, que ama la soberanía y no tiene patrones. Estos tipos, estos "periodistas" no sienten lo mismo que yo.


Daniel Mancuso
(11/2008)




No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta