buscador

Búsqueda personalizada

martes, 9 de junio de 2015

PIQUETES ROJOS














A veces, los chicos preguntan cosas difíciles: ¿Papi, qué es un piquete? ¿Papi, por qué no puedo ir a la escuela hoy? ¿adónde se metieron los colectivos, subtes, trenes y aviones?

¿Cómo explicar que se le hace paro a un gobierno democrático que redistribuye el dinero público en inversión social, pero no se le hace paro a la patronal capitalista, a los empresarios depredadores, a quienes se quedan con la plusvalía de la que hablaba el barbado Carlos? ¿tan confundidos están los dirigentes de la izquierda vernácula?

Los piquetes cuentan con algunas decenas de estudiantes y militantes de cuarta internacional. Son feas las comparaciones, pero frente a los miles y miles de argentinos y argentinas que fatigaron la semana de mayo festejando en celeste y blanco, la inopia rojo trotkista da asco y ofende las conciencias patriotas.

Son tan grandes las banderas, que con 2 personas, una de cada lado, se puede cortar una avenida. Eso se llama economía de recursos. Las vanguardias esclarecidas siempre son poco numerosas pero infinitamente grandes cualitativamente. Por eso, menos es más. Por eso, la misión heroica de las vanguardias esclarecidas es explicar a las masas por qué hay que hacer paro, y si no entienden se les exhorta a no ir a trabajar en forma compulsiva, y llegado el caso, la letra con sangre entra mejor. Un palazo en los vidrios del auto, o el colectivo, o la cabeza dura carnera y antirrevolucionaria, combatirá certeramente contra la traición a los proletarios confundidos que están obligados a pagar impuesto a las ganancias a un gobierno corrupto y burgués. Por eso emergen desde el seno del pueblo los Robin Hood a restablecer las libertades: los poyo sobrero o los altamira o los moyano.

Desde el bosque de las consignas grandilocuentes amplificadas por los medios socios de las dictaduras genocidas, los sindicalistas libertarios nos venden humo justo un 9 de junio, el día del aniversario de la pelea de verdaderos patriotas contra la revolución fusiladora.

Se olvidaron que LLOVIÓ MUERTE EN PLAZA DE MAYO.

Se olvidaron a LOS FUSILADOS DE 1956.

Yo de política no entiendo nada, pero dice el papa Francisco (ese que se tomó unos mates con Cristina en el Vaticano):

«56. Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas. Además, la deuda y sus intereses alejan a los países de las posibilidades viables de su economía y a los ciudadanos de su poder adquisitivo real. A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites. En este sistema, que tiende a fagocitarlo todo en orden a acrecentar beneficios, cualquier cosa que sea frágil, como el medio ambiente, queda indefensa ante los intereses del mercado divinizado, convertidos en regla absoluta»... (EXHORTACIÓN APOSTÓLICA EVANGELII GAUDIUM)








Daniel
Mancuso





1 comentario:

Marta dijo...

Aplausos Dany. Tal cual
Si viviera Trosky, a estos troskos de carton, los pone en el paredon y los fusila por atentar contra los trabajadores.
Donde mierda esta la justicia que no impidio que se atropellara el derecho de circular y trabajar??

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen